Carrera en tierras lejanas

En en norte de la India se llevó a cabo la primera edición del Himalayan Challenge 2016, una carrera multidisciplina de la que participaron cuatro argentinos. Nota con video.

Por

Con poca información de la carrera, con más dudas que certezas respecto al viaje y a lo que íbamos a experimentar, formamos el equipo “Sancor Salud Patagonia Argentina” y fuimos el cuarto equipo internacional invitado a esta aventura.
El Himalayan Challenge 2016 comenzó desde que subimos al avión: casi 45 horas de vuelos, conexiones, excesos de equipajes, calor, frío, comida rápida, falta de descanso y un largo etcétera, hasta que llegamos a la línea de largada en Leh, un pueblo del norte de la India, pintoresco y alto, donde nos agitábamos con solo hablar de corrido. Estábamos a 3.500 msnm

_ale3856
La primera etapa fue un durísimo trekking de 45 km, que físicamente nos hizo sentir la altura y nuestros cuerpos no entendían mucho lo que pasaba. Con el correr de las horas las piernas respondían cada vez mejor y las cabezas acompañaban. El trabajo en equipo fue nuestra arma fundamental para poder seguir adelante y hacerlo a buen ritmo.
Cuando nos subimos a las bicicletas (nuestro fuerte), nos acomodamos y pudimos remontar muchas posiciones, ubicándonos en segundo puesto detrás de Sudáfrica. Al llegar a las 6 horas que nos llevó el rafting, compartimos la punta de carrera. Y salimos nuevamente a las bicis y a la noche del Himalaya con mucha energía.
La orientación con el mapa fue excelente y pudimos hacer una buena etapa, disfrutando cada paso y sabiendo que éramos sólo 16 personas de todo el mundo invitados a esa aventura. Las vistas, los paisajes y la gente del lugar eran el complemento perfecto.
El stop obligatorio en el templo nos ayudó a comer bien y a descansar. Allí nos daban té y algo de comida y pudimos dormir 3 horas, lo que nos aportó mucho para recuperar cuerpo y mente.

_ale4007
La última etapa fue pura alegría. Disfrutamos cada paso de esos 40 km sabiendo que se terminaba, sintiendo la fortuna por haber estado allí y satisfechos por el esfuerzo que hicimos. Con emoción, alegría y un dulce cansancio por lo logrado, cruzamos la línea de meta en segundo lugar de la general y nos fundimos los cuatro compañeros en un gran abrazo. Ha sido una experiencia inolvidable para nosotros, y esperamos haber dejado a nuestra bandera bien representada.

_ale2371

Región de Ladakh

Por primera vez se realizó una competencia con formato de expedición íntegramente por encima de los 3.000 msnm: fue en la región de Ladakh, al norte de la India y en la cordillera del Karakoram, en los Himalayas. La llevó adelante la Adventure Racing Federation of India (ARFI), entidad que nuclea las actividades de aventura en esas latitudes, lugar de tibetanos y templos budistas.
El sitio de largada y llegada de la competencia, y el centro de logística se situaron en Leh, un pintoresco pueblito de montaña a 3.550 msnm, donde las principales actividades deportivas son el trekking de altura y el rafting. Entre las calles del pueblo se pueden probar las comidas típicas, visitar templos y comprar productos artesanales y el equipamiento para montaña que sea necesario. ¿Los precios?, muy económicos.
El Himalayan Challenge cubrió 350 kilómetros de extensión e incluyó las disciplinas de trekking, mountain bike, rafting y orientación con mapa y brújula, en formato non-stop de 3 días de duración. Fueron de la partida 14 equipos de 4 integrantes: había 10 locales, Australia, Francia, Sudáfrica y el conjunto representante de la Argentina: Sancor Salud Patagonia. Al ser la primera edición, la organización y los sponsors de la prueba se ocuparon de la mayoría de los gastos de los equipos internacionales, a fin de promover la carrera.

_ale2183

La competencia

La prueba se inició con una etapa de trekking de 45 km con un importante desnivel, lo que generó inconvenientes físicos en muchos atletas: debido en parte a la falta de aclimatación, ya que llegamos a los 4.800 msnm aproximadamente, y a que la mayoría de los equipos arribamos a la zona de carrera sólo uno o dos días antes de comenzar la exigente prueba.
Transcurriendo la segunda etapa de 80 kilómetros de MTB, ya en el segundo día de competencia, los equipos alcanzamos el “Khardlunga pass” a 5.400 msnm, para luego descender hacia el valle del río Indus, pasando por zonas de bases militares y templos budistas.

_ale1952-2
Nos esperaba el río Indus, donde se desarrollaría la etapa de rafting de 60 km. Fue a bordo de las balsas y tras pasar por monasterios del siglo XIII (como el Diskit Monastery, en Nubra), nuestro equipo alcanzó al entonces puntero Sudáfrica y ambos tomamos nuevamente las MTB para comenzar una etapa nocturna de 65 km.
Arribamos a Likir, donde nuevamente subiríamos a las MTB para emprender la última etapa en dirección a Nimu, que sería clave para el resultado de la competencia ya que los pronunciados descensos hacia los valles y los caminos angostos se sumaban a la falta de visibilidad por la noche y al cansancio físico. En defintiva, 45 km de una gran odisea.
Durante la madrugada los equipos abandonamos las MTBs y emprendimos el último trekking de la prueba: 40 km con un ascenso hacia los 4.100 msnm y navegación compleja por la dificultad del terreno.
El equipo argentino logró un importantísimo segundo puesto, lo que generó que obtuviera su invitación al mundial de carreras de aventura a disputarse en mayo, en Sudáfica.

Mira el video de PCCAMP.tv de esta nota:

Nota completa publicada en revista Weekend 531, diciembre 2016.

himalaya-v2

Deja un comentario