sábado 19 de enero de 2019
17-11-2018 05:59 | NAUTICA

Navegación con rumbo a Puerto Madero

Una salida ideal para los tiempos que corren por su bajo costo y clima óptimo. Ruta de acceso al yacht club y las dársenas.

La navegación a Puerto Madero es una buena alternativa para realizar un paseo del día sin un costo muy importante de combustible, fundamental en estos tiempos. Lo ideal es realizarla con buen clima para poder disfrutarla, por ello debemos estar al tanto de la situación meteorológica y de la altura del agua. En cuanto a los elementos de seguridad, de acuerdo con la nueva ordenanza, son los que corresponden a aguas protegidas (ver Weekend Nº 550). Durante esta navegación uno ve la ciudad de forma distinta, ya que normalmente la observamos desde el tráfico de las avenidas y, en este caso, lo haremos desde el río, toda una perspectiva diferente.

Nuestro derrotero se inicia saliendo del río Luján, donde dejamos por estribor los clubes náuticos y por babor una baliza roja ciega (palo con marca de tope triangular, lo que indica que es una roja). Al llegar al acceso de San Isidro, una baliza verde indica que la debemos dejar por estribor y no acercarnos a la farola del acceso, porque las piedras y los bajos fondos ofrecen peligros para el navegante. Es a partir de aquí que iniciamos la navegación por las boyas del canal costanero.

En la farola de acceso al puerto de San Isidro observamos tres escalones libres. El barco más grande de esta caravana era un 46 pies y pasó con algo más de 15 cm de agua por debajo de sus hélices, por lo que la profundidad no fue un obstáculo para la navegación, detalle importante a tener en cuenta para cálculos con otras embarcaciones. Esta misma información hay que considerarla también a la hora de regresar, estando atentos a la altura de las mareas. En caso de requerir estos datos, se pueden solicitar a la Prefectura de San Isidro –Lima 5 Juliet (L5J)– por el canal 16 de VHF.

1117_navegandopuertomadero

Cómo guiarnos
Cuando iniciamos el Canal Costanero, si el GPS tiene cargada la ruta (se puede descargar de http://guianauticaargentina.com), basta con hacer caso a sus indicaciones, de lo contrario hay que seguir las señales verdes y rojas que marcan el canal. No debemos preocuparnos si no vemos todas las indicaciones del Canal Costanero, esperemos estar llegando a una para ver la siguiente, si no nos tensionaremos, lo cual no tiene sentido: estamos disfrutando, así que a hacer todo tranquilo.

Una vez que se termina el Canal Costanero, ponemos proa a las grúas que veremos adelante: son las del Puerto de Buenos Aires. Para ingresar a la zona de Dársena Norte –nuestro destino– se puede hacer por el canal principal de acceso al Puerto de Buenos Aires o bien por las dársenas adyacentes, tal como elegimos en este caso porque es más pintoresco ya que se ven los barcos de carga y pasajeros que están en el puerto, y su carga y descarga. En caso de optar por el canal principal, hay que dejar la escollera que protege el puerto por la banda de estribor hasta llegar a las boyas del acceso al puerto para ingresar.

El acceso por las dársenas se hace por lo el extremo sur de la escollera. En ese lugar hay una baliza roja por la banda de babor. Y si estamos entrando, ¿por qué dejamos la roja por babor si debería estar por estribor? Es porque esa señal está colocada para los que ingresan al Río de la Plata, es decir, para los que van hacia San Fernando. En este punto, no pegarse a estribor porque están construyendo la nueva escollera de ampliación del puerto.

1117_navegandopuertomadero

Ingresar con cuidado
Antes de ingresar a las dársenas hay que pedir permiso a la Prefectura Naval Argentina –L2G (Lima 2 Golf) por canal 09–, ellos nos van a decir si podemos hacerlo y si el camino está libre, ya que si hubiera algún buque de ultramar maniobrando nos harán esperar. En caso de que no haya obstáculos, nos autorizarán y nos dirán qué buques están maniobrando en la zona para que lo tengamos en cuenta.

La velocidad de navegación entre las dársenas es la de desplazamiento. Al llegar a Dársena Norte ya debemos tener realizadas las correspondientes reservas de amarras para ingresar al Yacht Club Puerto Madero. Finalmente, para el ingreso esperamos la apertura del puente. Es importante saber que la Prefectura no permite el fondeo de embarcaciones ni en el antepuerto ni dentro de la Dársena Norte, y ello tiene asidero porque en caso de fondear se estaría molestando la maniobra de los barcos que entran y salen del puerto.

1117_navegandopuertomadero
Una vez en el Yacht Club podremos pasear por Puerto Madero y degustar buena gastronomía en las decenas de establecimientos ubicados a ambas márgenes de la dársena. Sin duda, habrá sido un día diferente a un costo razonable.

Nota completa en Revista Weekend del mes Noviembre de 2018 (edicion 554)

Galería de imágenes

Etiquetas:
Francisco Savino

Francisco Savino

Comentarios