Saturday 18 de May de 2024
NAUTICA | 13-05-2024 16:00

El Shogun 43 es un crucero rápido optimizado para navegar de a dos

Producido en una empresa originaria de Suecia, está diseñado materiales de alta calidad y se logra una imagen futurista de barco veloz y, bajo cubierta, mantiene la calidez de un crucero. Para su rendimiento se ha optimizado hasta el último centímetro.
Ver galería de imágenes

Shogun Yachts es una marca joven de ideas actualizadas y, hasta podríamos decir, vanguardistas. El Shogun 43 es el segundo diseño de la gama, el primero fue un 50 pies, con mayor orientación a las regatas y tripulación completa. Sus ideas innovadoras se sumaron a la experiencia de un astillero que inició su producción en 1886 con el nombre de Rosätra Boatyard. Desde 1948, lo dirigen tres generaciones de Gustafsson, creadores de su velero más conocido Linjett, cuyo primer modelo, el Lindjett 30, fue botado en 1974. Más allá de la calidad de construcción, en la que se ha buscado la máxima rigidez en combinación con la ligereza, el astillero resume una forma de sentir y ser del pueblo sueco, basada en la precisión y el riguroso trabajo artesano, que pueden verse en las legendarias las instalaciones del astillero Linjett, en Estocolmo, Suecia.

Formas destacadas

Dicen que no hay segunda oportunidad para una primera buena impresión. Las líneas del Shogun 43 impactan a primera vista, son determinantes, estilizadas y agresivas. Decididamente, el espejo de popa es la parte que más llama la atención, con unas formas deportivas que podrían remitirnos al diseño automotriz, pero con una importante función estructural. Las líneas del casco exhiben una marcada arista de proa a poa, donde se acentúa hasta crear un deflector de agua en una proa cuya mitad superior es negativa. La manga máxima se mantiene hasta la popa, dando lugar a un cockpit de generosas dimensiones. Las formas del casco se equilibran entre las exigencias de la navegación en ceñida, pero con una mayor preponderancia a los portantes. 
Es un barco para navegar con pocas manos y mucho tiempo. Por lo tanto, la mayor parte de las singladuras serán con vientos que permitan un rumbo rápido y cómodo. Por otra parte, su ligereza permite aprovechar los vientos suaves. Las formas en las que se eleva el techo de la cabina y las ventanas laterales armonizan con el resto del diseño y, a medida que levantamos la vista, la atención pasa a la jarcia. El mástil y la botavara de carbono son sostenidos por una jarcia textil de última generación y envergan un velamen con preponderancia de las velas de proa, mástil retirado hacia popa con mayor de gran “alunamiento”, casi cuadrada. 

0510_shogun

El interior también expresa un equilibrio entre el minimalismo tecnológico y la calidez de un barco. La distribución de la cocina, el baño y las cabinas de proa son tradicionales, incluso en lo que se refiere a estilo de la decoración, con detalles clásicos, como el techo tapizado con acolchado y costuras rombo. Pero, nada es lo que parece, y los acabados en roble o caoba tienen alma de espuma de PVC con telas de carbono laminados con fibras naturales. El apartado tecnológico se manifiesta en su máximo esplendor a la hora de navegar donde los principales controles se accionan de forma eléctrica o hidráulica desde una botonera en la timonera Casi como un piano eléctrico ideado para la melodía del viento.

Entre clásico y moderno

El interior no dejará de sorprendernos. Las dos cabinas de popa están separadas por un área técnica y cuentan con camas dobles, amplias. La distribución del plano bajo cubierta es clásica, baño con ducha compartimentada a estribor y cocina, si bien el astillero contempla diversas opciones de personalización, tanto en diseño del espacio como de materiales de acabado. La posición del mástil, que atraviesa la cubierta para apoyarse sobre la estructura del casco, está situada a popa de la mesa del salón, por lo que inevitablemente se lleva el primer plano en la foto: es lo que encontramos al bajar a la cabina. Pese a ello, la funcionalidad de la mesa de alas abatibles no se ve alterada. En líneas generales el interior se adapta al tipo de navegación que practiquen los futuros armadores sin problemas y cumple muy bien con las principales funciones de un barco de este tipo.


0510_shogun

Más allá de observar el barco desde la marina y de recorrerlo para descubrir todos sus aspectos particulares, para nosotros el momento más esperado es siempre el de navegar. Según datos del fabricante con un viento de 11 o 12 nudos, permite navegar en todos los rumbos y con cada una de las velas de proa en todos sus ángulos. Lo más notable no sólo es la velocidad de este de 12 m, sino la reacción ante el aumento del viento o los diferentes ajustes, los cuales necesitan un capítulo aparte… aquí es donde este velero define su nicho de mercado. Es un barco apto para jugar al juego de la vela y dos personas son suficientes para realizar todas las maniobras.  
En el pedestal del timón, junto a las pantallas de navegación, hay una nutrida botonera para manejar, de forma eléctrica o hidráulica, los más delicados ajustes que modifican la forma de la vela según las condiciones. El carro de escota de mayor es eléctrico y permite bajarlo y filar de inmediato. Y la contra de mayor, tambien es hidráulica. Todos aquellos ajustes necesarios para mejorar las prestaciones del barco están a mano y la mayoría no exige ningún esfuerzo. Es fácil mantener velocidades por encima de los siete nudos en ceñida y ver dos dígitos en vientos portantes. A medida que el viento aumenta, el fabricante declara un comportamiento más reactivo, pero siempre controlado. La maniobra requiere de pocas manos gracias a una combinación de variados malacates; los claves, eléctricos, al igual que otros ajustes de las velas. 

0510_shogun

Pero también es posible controlar mediante un sistema hidráulico la tensión del stay desde proa, para modificar la flecha de la vela de proa y el tope de la mayor. Además, un sistema eléctrico permite modificar la alineación de las palas de timón y reducir turbulencias, para optimizar su rendimiento según la intensidad del viento. Esta serie de detalles no son menores para aquellos disfrutan del arte de la navegación a vela y que buscan en las velas la forma de la velocidad. Son pequeños ajustes que marcan grandes diferencias cuando las millas por recorrer son muchas. Por otra parte, el trabajo que antes equivaldría a un continuo esfuerzo físico con riesgo en los desplazamientos fuera del cockpit, ahora se ve reducido a presionar un botón u otro, sin moverse del puesto de gobierno, ni soltar la rueda del timón durante muchas millas.
El Shogun 43 es una embarcación muy especial en relación a su eslora, pero no cabe duda de que éste es un velero pensado para un navegante especial, con ganas de convertir cada salida al mar o Rio de la Plata en esa jornada de navegación con la que toda persona alguna vez ha soñado…..

0510_shogun

Características

  • Eslora total: 13,1 m
  • Eslora de casco: 12,3 m
  • Manga: 3,70 m
  • Manga en flotación:2,90 m
  • Calado: 2,40 m / 2,70 m
  • Desplazamiento: 6.100 t
  • Peso del bulbo: 2.660 kg (42%)
  • Sup vélica:
  • – Mayor: 65 m2
  • – Foque autovirante: 49 m2
  • – Gennaker: 180 m2
  • – Código 0: 150 m2
  • Capacidad de combustible: 140 l
  • Capacidad de agua: 2×130 l 
  • Motorización: Volvo Penta D1 30 (21 kW, 28 Hp) con SailDrive 

Galería de imágenes

En esta Nota

Martín D'Elía

Martín D'Elía

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend