“No le temo a la selva, le temo a la gente”

A través de una videoconferencia entrevistamos a Wild Frank, el español especialista en supervivencia que este mes fue protagonista de lo nuevo de Discovery Channel.
Mirá los 4 episodios en nuestra web.

Por

Vivo a dos horas de Bangkok desde hace 18 años, no disfruto de la cama más de uno o dos días, el resto de mi vida es en la selva. Visito la de Sumatra, Indonesia y Borneo con animales que están bastante amontonados por la reducción de sus espacios y por eso tengo muchas chances de verlos. Es con ellos con quienes prefiero estar y no con la gente”, dice Frank Cuesta, famoso herpetólogo español reconocido por sus programas Frank de la Jungla y La Selva en Casa. El mismo que por estos días podemos ver en su nueva apuesta televisiva para Discovery Channel “Wild Frank” (los jueves a las 20), quien conversó con Weekend sobre esta aventura que lo llevó al Amazonas para conocer la más fascinante vida salvaje, convivir con dos tribus antagónicas hasta adoptar sus costumbres y terminar organizando entre ambas un partido de fútbol tras el desafío que le planteó Dani Alves, estrella del Barcelona Fútbol Club.
En su aventura televisiva Frank atravesará pantanos plagados de reptiles, recorrerá caminos imposibles y navegará en canoa río abajo hasta encontrar los asentamientos indígenas de los Sateré Mawé y los Dessanas, tribus rivales. Para ganarse su confianza, será testigo y partícipe del peligroso rito de iniciación de los guerreros (la tucandeira), que consiste en introducir la mano en unos guantes infestados de hormigas que producen picaduras dolorosísimas. Luego, en ambas tribus, comerá lo que ellos comen, dormirá en lugares peligrosos entre boas negras, anacondas y monos capuchinos, cazará y pescará como ellos y se someterá a dolorosos rituales chamánicos. Como cierre de la aventura, tendrá que reunir a los Desanas y Sateré Mawá y enfrentarlos en un partido de fútbol.MERINO REPORWeekend: ¿Qué postura filosófica asumís como investigador frente a una cultura tan distinta y un universo geográfico y natural tan diferente al tuyo?
Yo llevo metido en la selva 25 años, y en Tailandia vivo ahora mismo desde hace 18 años. Vivir en la selva es muy fácil para mí, y no tengo miedo a estar en la selva, tengo miedo a encontrarme gente mala. En la selva es difícil que te ataque un animal, salvo que sea un tigre que ya haya probado carne humana. Pero sí tengo miedo a encontrarme gente mala, cazadores furtivos… somos monos que creamos nuestras propias selvas, venimos de las cavernas y ahora construimos otra sociedad, en donde la gente encuentra una cucaracha y sale corriendo. Lo mío es volver a los principios.

Weekend: ¿Estos pueblos han sido receptivos a la propuesta cultural distinta de hacerlos jugar al fútbol?
Soy amigo de Dani Alves y le conté de mi plan de venir al Amazonas y me dijo: “¿Por qué no te montás un partido de fútbol entre las tribus?”. Y la verdad es que vine pensando que los indígenas del Amazonas no iban a tener la menor idea pero me llevé una gran sorpresa: ¡juegan maravillosamente! Me quedé alucinado. Lo que fue difícil es hacer competir a dos tribus que están en ‘pique’ (rivalidad) porque compiten por el turismo que va allí. Había dos jefes que estaban picados (enemistados), uno de ellos estaba todo pelado, parecía enfermo. Pero el día del partido le faltaba solo dar vueltas en el aire. Ahí el fútbol me demostró que es el deporte más universal del mundo.

Weekend:¿Cómo les llega el contacto con este deporte?
En una de las tribus, los Sateré Mawé, había televisión, pero más allá de Manaos ya no tenían, aunque sí vimos indígenas con camisetas que les habría llevado alguien. Las tribus alrededor de las ciudades son las que tienen contacto con el fútbol.
W: ¿Qué conclusión sacás de esta experiencia y de este partido entre tribus?
Que la civilización se mete dentro del mundo muy rápido, que aun una tribu aislada aprende y gusta muy rápido de algo que le permita mejorar su calidad de vida. El aislamiento va a terminar muy pronto: la gente viaja, se mete en todos los rincones, y ya se dará una evolución que hará que nada quede sin tocar. Así como una vez evolucionamos de las cavernas, también se dará una evolución entre las tribus más aisladas del mundo.

Weekend: ¿En qué te han nutrido a ti estas tribus en distinto grado de evolución?
De todas estas tribus lo que me llevo es que pueden vivir con nada. No hay I-Pad, teléfono, bicicleta… ¡Con cualquier cosa son felices!, con una rana, una piedra, una madera. Les das un caramelo y son felices. No tienen esa ansia de poseer cosas que tenemos nosotros. Tener una lanza como la de su padre hace feliz a un guerrero. Lo que me llevo y le enseño a mis hijos es que estas personas aprenden a ser felices con poco.

Weekend: ¿Qué animales viste en esta expedición?
Nos encontramos con serpientes, anfibios reptiles, que son los que abundan más. Pero me quedo con el serafín, un animal muy bonito, muy gracioso, parecido a un oso perezozo en miniatura. También en un centro de rehabilitación vimos un jaguar que me pareció impresionante. Cuando uno va solo no tiene ansias de tocar el animal, pero cuando vas a grabar a veces tienes que hacerlo. Incluso si se trata de una anaconda. Te da un feeling espectacular.

Weekend: La mirada que tienen las tribus sobre la naturaleza y los animales ¿es meramente utilitaria o construyen un vínculo también emocional o religioso?
Yo lo que más vi es que ellos le dan muchísimo valor a las plantas. En cualquier selva hay muchas plantas venenosas y ellos saben muy bien cuáles son venenosas y cuáles medicinales, sobre todo con las raíces. A nivel animales, las tribus que están más cerca de las ciudades son más negocieras, pero las que están más en la selva solo toman lo que necesitan comer y no tienen ninguna cuestión especial con los demás animales. Solo saben que están allí y conviven como buenos vecinos, pero no mercadean con ellos. Es que los tienen ahí, no tienen ansias de tenerlos cerca para verlos. Es tan natural como para nosotros ver palomas en las ciudades.

Weekend: ¿Por qué has sentido la necesidad de llevar esta vida?
Es muy fácil: todos, cuando somos pequeñitos, amamos los animales y a medida que crecemos nos vamos olvidando de esa curiosidad que nos despertaban. Yo tuve la oportunidad de vivir en muchos lugares en contacto con ellos, luego estudié veterinaria (aunque no ejercí) y me considero un tío que le gustan dos cosas en la vida: jugar al tenis y ver animales.

Weekend: ¿La pesca deportiva es una actividad que practicás en tus viajes?
No la practico, soy vegetariano y omnívoro oportunista, pero si tengo que buscar un animal determinado y no le hago daño sí la ejerzo. Lo he hecho en España, donde se introdujo el siluro en el río Ebro, y allí sí, hemos pescado uno de 1,80 m y unos 40 k. Pero solo porque no había otra manera de verlo si no era pescándolo. En el Amazonas he sido testigo de la pesca con arco, que es magnífica. Se han pescado de esa manera pirañas, pacúes y otros peces. Pero los indígenas mayormente pescan con redes y comen lo que pescan.
Frank se despide desde Tailandia con el deseo de que “los jóvenes y las nuevas generaciones tomen conciencia de la necesidad de cuidar estos ámbitos y la gente que los habitan, parando la necesidad de consumo constante. Encontré un Amazonas distinto al que conocí hace diez años, con una deforestación que arrasa la selva. No es nuestra intención meternos con los animales o con las tribus para molestarlos sino darlos a conocer, mostrarle a la gente que estamos acabando con la vida animal y vegetal”.

Sinópsis de los episodios:

Episodio 1:

Frank parte de Tailandia rumbo a España para reunirse con la Selección Nacional de fútbol, campeona del Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010. Algunos de los jugadores más importantes del equipo hablan sobre sus expectativas para la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014 y le piden a Frank que visite Brasil y descubra la selva amazónica. Frank parte de España rumbo a Manaos para introducirse en la selva. La Amazonia posee la mayor extensión de flora del mundo y cuenta con muchísimas especias desconocidas y exóticas, lo que incluye plantas medicinales y carnívoras.

Durante su travesía, Frank buscará animales, reptiles, arañas e insectos sorprendentes, desconocidos y peligrosos. Revelará todo sobre ellos: qué son, cómo viven, qué comen y si realmente pueden ser letales para el hombre. Navegando por el Río Negro, Frank conocerá a la primera tribu autóctona.

https://youtu.be/HrDQfN2rGaU

 Episodio 2:

En este episodio, Frank comienza a ser parte de la vida diaria de la tribu, analiza su vestimenta y comprende que debe vestir lo mismo. Ellos viven desnudos y se pintan el cuerpo. Frank participa de todas las tareas diarias, de los momentos espirituales y de los juegos con los niños.

Además, Frank saldrá de caza con los hombres y ellos le mostrarán los animales del lugar. El aventurero español entenderá hasta qué punto las tribus son respetuosas de la selva, dado que solo cazan para comer y comen todo lo que la naturaleza tiene para ofrecer: arañas, anacondas, huevos de tortugas, gusanos, pirañas. Estas comunidades también son recolectoras por lo que Frank se trepará a los árboles para alcanzar diferentes frutos.

Frank enseña a la tribu a jugar al fútbol y decide organizar la “Copa Mundial de Tribus del Amazonas”. Para ello, abandona el lugar y se propone encontrar otra tribu que desee jugar el partido. Dispuesto a encontrar otra tribu y otro ecosistema, se sube a una canoa y avanza por el río.

https://youtu.be/CQgvpEbT-zk

 Episodio 3:

Frank atraviesa la selva amazónica para encontrar una nueva tribu con la que pueda quedarse. La selva es tan espesa que hay muchas plantas y animales desconocidos y Frank irá tras ellos, sin saber hacia dónde va, ni con qué puede encontrarse.

Finalmente encuentra una nueva tribu y aprende sus tradiciones y costumbres. Vive como ellos, caza como ellos, se alimenta como ellos, se viste como ellos, y hasta duerme en el mismo lugar. Sus nuevos compañeros le mostrarán los animales más extraños que haya visto jamás.

Frank le cuenta a la tribu sus planes de realizar el partido de fútbol y selecciona entonces a los mejores jugadores para formar un equipo y entrenarlos. Cuando están preparados, abandonan la tribu para unirse al otro equipo y disputar el partido.

Frank y su “equipo de fútbol” cruzan la selva para volver al primer sitio en el que estuvo Frank.

https://youtu.be/2Sio3jjQXl4

Episodio 4:

El grupo avanza por la selva, duermen, cazan para comer y se encuentran en su camino con diferentes especies de animales y vegetación. Utilizando todo lo que aprendió, Frank cumple el rol de guía y líder de la expedición hasta que llegan al sitio donde vive la primera tribu. Es la primera vez que los dos grupos se ven de modo que todo es curiosidad y ansiedad.

Todos se preparan para el partido: los jugadores, los aficionados y Frank, quien oficia de árbitro y es totalmente imparcial.

El viaje llega a su fin y Frank se despide de sus amigos. Ha vivido una de las experiencias más relevantes y emotivas de su vida: aprendió acerca de la naturaleza, la vida silvestre y a vivir de una manera sustentable. Está triste, pero sabe que deja buenos amigos en la selva amazónica y promete regresar.

Finalmente, Frank llega a España y se reúne otra vez con el seleccionado nacional para contarles todo lo que aprendió sobre Brasil y habla de su “Copa Mundial de Tribus del Amazonas”.

https://youtu.be/dwXCOhj68Q4

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario