Martes 2 de marzo de 2021
SUPERVIVENCIA | 07-05-2020 07:30

Barbijos y tapabocas: el ejército de los EE.UU analizó cuáles son las telas más eficientes

La técnica desarrollada por el Army Research Lab requiere de una capa absorbente compuesta por algodón acolchado, felpa, franela densa o una camiseta gruesa, más una capa que sea hidrófoba, como una tela de poliéster impermeabilizada.

La escasez de máscaras faciales hace que muchas personas se hagan suyas. No solo los compradores de comestibles y personal de las fuerzas, sino incluso los profesionales médicos en hospitales con Coronavirus. Los científicos del Army Research Lab, trabajando con un hospital de Massachusetts, han descubierto los mejores materiales fáciles de encontrar para hacer máscaras caseras: una capa de tela absorbente combinada con una tela que repele el agua, preferiblemente una tratada con Scotchgard.

A fines de marzo, el Dr. Michael Rosenblatt, director médico del Hospital Lahey en Burlington, Massachusetts, contactó al Ejército con una necesidad urgente. La falta de barbijos fue tan grave que los cirujanos de su hospital tuvieron que usar las mismas máscaras quirúrgicas durante todo un día o más. Por esta causa quería ayuda para desarrollar una máscara que tuviera "algo de ciencia detrás de la selección de materiales que crearían una máscara que sería tan buena como una máscara N95 o mejor".

0405_army_research_lab

Army Research Lab

Steven Lustig, profesor asociado en la Northeastern University e ingeniero químico en el Army Research Lab, reunió a un pequeño equipo de estudiantes y se dispuso a ayudar. Diseñaron una nanopartícula que tenía el mismo tamaño y carácter que COVID-19, pero fluorescente, para que pueda verla con un microscopio especial. Luego tomaron dos mililitros de la solución de nanopartículas, el equivalente a aproximadamente dos docenas de estornudos en gotas de agua, y lo pusieron en el aerógrafo de un artista. El aire que sale del aerógrafo crea un aerosol que pasa a través del material de prueba. En el otro lado hay un portaobjetos de vidrio para recoger las partículas que lo atravesaron. Usando un microscopio fluorescente y un algoritmo, puede contar las nanopartículas en el vidrio y luego comparar eso con la cantidad de partículas que habrían atravesado sin ningún material o con N95 u otras máscaras médicas que ya hayan cumplido con los rigurosos estándares establecidos por los estadounidenses.

"Realmente calibramos nuestra técnica basada en máscaras que ya habían sido certificadas", dijo Lustig. Hasta ahora, informa que han encontrado nueve diseños que son estadísticamente equivalentes a las máscaras N95, y dos que son mejores. Las máscaras hechas en casa ideales necesitan una capa absorbente compuesta de algo como algodón acolchado, felpa, franela densa, una camiseta gruesa, etc. También necesita al menos una capa que sea hidrófoba, lo que significa que repele el agua, como una tela de poliéster tratada con impermeabilizante tipo Scotchgard. Cuantas más capas agregue, alternando de un lado a otro, mejor estará protegido.

0605_scotchgard

Impermeabilizar una tela intermedia entre las capas de algodón ayuda mejor a protegerse del contagio.

El Comando de Desarrollo de Capacidades de Combate del Ejército, o CCDC, también está desarrollando máscaras prototipo para soldados. Si bien los esfuerzos de Lustig podrían no convertirse en el prototipo que el CDCC finalmente decide, un funcionario de CCDC confirmó a Defense One que la investigación fue parte de un esfuerzo más amplio para obtener una nueva máscara para los soldados de primera línea rápidamente. Los investigadores publicarán sus hallazgos a finales de este mes, pero por lo visto, se necesita en medio de tantas capas, una que repela el agua. Y algunas sintéticas podrían tener esa doble función.

También te puede interesar
Weekend

Weekend

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend