Un retorno con muy buenos pejerreyes

Tras algunas temporadas de rendimiento incierto, la laguna de Monte Hermoso volvió con portes sumamente atractivos y una gran población. Las distintas técnicas para pescarla.

Por

Tamaños de pejerreyes de más de 40 cm son normales en Sauce Grande. Pican entre 30 y 50 cm. FOTO: Carlos W. Albertoni. [ Ver fotogalería ]

La laguna Sauce Grande se encuentra ubicada a 630 km de la Ciudad de Buenos Aires, en el partido de Monte Hermoso. Su cubeta original es de alrededor de 4.500 hectáreas, el fondo es de barro con algunas zonas cercanas a la costa de tosca y conchilla, sus orillas están defendidas por largos juncales y además en el centro tiene varias islas de juncos. Recibe agua del río Sauce Grande, que baja de los macizos de la Ventania y luego sale de la laguna para desembocar en el mar. Este movimiento de agua mantiene muy oxigenado al espejo, siendo ideal para la procreación de los pejerreyes.

Somos asiduos visitantes de esta laguna sureña, que siempre se presenta diferente. El dato de su altura es importante debido a que si se halla muy baja (como fue en el año 2011) pierde oxígeno, generando mortandad de peces. Además, Sauce Grande es azotada por fuertes vientos, que con poca profundidad (en algún momento tuvo apenas 60 cm) enturbian el agua y tornan nula la pesca. Pero estamos frente a una laguna que siempre se recupera y en este momento tiene una hondura media de 2 m, que la hace óptima para la pesca deportiva.

Salimos desde la Ciudad de Buenos Aires en compañía del Chino Cacace, un verdadero entusiasta de la pesca de pejerreyes. Sauce Grande se encuentra ubicada a 7 km de Monte Hermoso, con los últimos 2.500 m de conchilla bien asentada que resiste lluvias copiosas. En la entrada del predio se encuentra la oficina de la Secretaría de Turismo local, donde se toma nota de todos los visitantes (documento, teléfono, etc.). A un costado hay un puesto que vende muy buenas mojarras (grandes, para un anzuelo 1/0 o 2/0). El espejo tiene un muelle de pesca de material, un sector de limpieza de pescados muy organizado y una amplia zona para hacer camping y pescar de costa. Cuenta con embarcaciones en alquiler, fogones al aire libre y baños públicos. En la laguna opera un buen número de guías, en su mayoría con embarcaciones muy confiables. Además hay una cuidada bajada de lanchas de hormigón armado que por su pendiente hace sencillo botar las embarcaciones.

Preparativos y primeros piques

Hernan Espósito, nuestro guía, tenía la embarcación en el agua. El día se presentaba soleado con vientos regulares del sudoeste, ideal para la pesca. Armamos los equipos en tierra colocando reeles chicos con capacidad de 120 m de nylon 0,25 mm o multifilamento de 0,16 mm en cañas telescópicas o de enchufe de entre 4 y 4,30 m, pasándole el nylon por los pasahílos y sin desplegarlas para evitar roturas. Subimos a la embarcación desde el muelle, listos para iniciar la pesca. En un principio garetearíamos la laguna. Navegamos hacia el centro y fondo del espejo contra viento, en baja velocidad para no ahuyentar a los peces. Pusimos la embarcación de tolete, bajamos un muerto que se deslizará por el fondo para retener a la lancha. La profundidad era de 2 m. Armamos las líneas con boyas de variados colores: con sol de costado se veían todas.

Nota publicada en la edición 514 de Weekend, julio de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

16 de julio de 2015

Deja un comentario