Laguna Adela: fiesta de piques para el recuerdo

El espejo cercano a Chascomús sigue mostrando sus mejores galas, con pejerreyes de muy buen porte. El aporte sustancial de la línea bigotera y sus dobletes.

Por

FOTO: Juan Ferrari. [ Ver fotogalería ]

La laguna de Adela forma parte del conjunto de espejos conocido como Las Encadenadas, integrado por Chascomús, El Burro, Vitel, Las Tablillas, Chis Chis,
La Salada de Monasterio y Las Barrancas. En este momento todos estos ámbitos se encuentran con muy buen nivel de agua y excelente pesca de pejerreyes.

A Adela se accede por la Autovía 2. Transitando desde la Ciudad de Buenos Aires hacia Mar del Plata, el pesquero está ubicado en el Km 134,500. Desde allí hasta la costa de la laguna hay unos 400 metros en buen estado, pero de todas maneras se aconseja consultar en caso de fuertes lluvias.

Un jueves, luego de haber averiguado el pronóstico del clima, arribamos temprano al pesquero. Allí nos estaban esperando nuestro anfitriones: Jorge López, amigo y gran conocedor de la zona, y el guía Jorge Damario. También ya se encontraba preparado el confortable trucker, listo para zarpar.

A pesar del fuerte frío 
Nos informaron que el frío intenso de los días anteriores había hecho disminuir la pesca, pero igual lo intentaríamos. La navegación la hicimos hacia donde nacía el viento, poniendo rumbo oeste ya que soplaba desde ese cuadrante. Este detalle era una ventaja pues dispondríamos de una buena visibilidad de las boyas al tener el sol de espaldas. La pesca la intentaríamos gareteando, es decir sin anclar la embarcación. La técnica consiste en llevar a la rastra un muerto (un peso) como si fuera un ancla, pero sin ganchos. Esto se hace para que la embarcación no desarrolle mucha velocidad por acción del viento y, por lo tanto, la línea trabaje en forma correcta mientras deriva al alejarse. Para que el trucker navegue de costado, la soga con el peso se pasa por tolete, de esa manera queda bien acomodado y permite que los cuatro aficionados pesquen con mayor comodidad y con buena visión de la boyas.

Para este tipo de pesca, en caso de utilizar nailon es fundamental colocarle flotalíneas. De no tenerlo, el tramo de monofilamento que va entre el aparejo y la caña se hundiría y dificultaría la clavada. Si se emplea multifilamento no hace falta, ya que flota por sí solo.

Nota publicada en la edición 504 de Weekend, septiembre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

19 de septiembre de 2014

Temas en este artículo: , , ,

Deja un comentario