Sábado 12 de junio de 2021
SITIOS EXTERNOS | 11-04-2016 17:43

Una carrera demoledora

Villa La Angostura fue el escenario de La Misión Race, la carrera de trail running más dura y extrema de la Argentina. Nota con video.
Ver galería de imágenes

La Misión Race es, sin dudas, una carrera extrema que pone a prueba los límites de

las personas que se animan a enfrentar semejante desafío. Es que los 160 km y sus 9.000 metros de desnivel acumulado asustan hasta al más valiente de los corredores que se dispone en la línea de largada.

La Misión Race tiene mucho que ver con la extraordinaria y mágica experiencia que se vive durante cuatro días y tres noches caminando por los más espectaculares paisajes de la Cordillera de los Andes, en pleno corazón de la Patagonia argentina.

Allí es donde los participantes se enfrentan a la naturaleza, un rival extremadamente poderoso y que está dispuesto a ofrecer la más dura de las batallas.

¿Qué es la Misión Race? 

El objetivo de la carrera es completar la distancia establecida en un plazo máximo de 76

horas siguiendo un recorrido marcado, en un régimen de semiautosuficiencia, donde cada

persona tiene la libertad de elegir su ritmo de marcha y dónde para a descansar o dormir. Es así porque si bien la carrera está enmarcada en la modalidad non stop, no tiene horarios de corte. La Misión se puede definir como un peregrinaje de 160 km donde las personas realizan un esfuerzo sublime para arribar a la meta.

https://www.youtube.com/watch?v=qoZHUvgg6eM

Para llegar al final es necesario seguir el recorrido por senderos dentro del bosque, por caminos o por los filos de las cumbres. Existe un equipamiento obligatorio que se debe llevar para enfrentar los caprichos del clima.

Se suben varias montañas, se recorren siete valles, se cruzan muchos arroyos, se bordean lagos y la carrera no se suspende por mal tiempo.

En su 11º edición la prueba partió desde Villa La Angostura para llegar a Villa Traful y pegar la vuelta nuevamente hacia la localidad de comienzo. La organización, que realizó un impecable trabajo y logística para cuidar a todos los corredores, montó dos campamentos o cantinas de reaprovisionamiento, uno en Villa Traful y otro en Bahía Manzano. Estos sitios tuvieron la finalidad de que los corredores pudieran descansar, alimentarse y, en caso de ser necesario, recibir la atención médica adecuada.

Los valientes que desafiaron a la naturaleza fueron 250 atletas provenientes de más de 15 países. Y además, otros 60 corrieron la Half Misión, una distancia intermedia para aquellos que quieren comenzar a sentir la sensación de lo que significa ser parte de un

ultramaratón de montaña. Esta modalidad tiene una extensión de 80 km y 4.500 m de desnivel.

Nota publicada en la edición 523 de Weekend, abril de 2016. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

11 de abril de 2016

Galería de imágenes

Germán Avalos Bilinghurst

Germán Avalos Bilinghurst

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend