Thursday 25 de April de 2024
SITIOS EXTERNOS | 07-04-2016 12:35

Futuro Parque Rural: pedalear bajo las estrellas

Una salida nocturna desde la Granja Don Facundo. Encanto, adrenalina y un toque de barro. Nota con video.
Ver galería de imágenes

Pedalear me encanta. Y ruralear por el campo, más todavía. Y ni hablar de las salidas con luna llena. Pero si a eso le sumamos pizza de campo, pollo al horno de barro y observación de estrellas con telescopios, no había manera de negarse a la propuesta de Stratos Mtb.

Tampoco faltaron voluntarios para acompañarme a esta salida de características diferentes en el futuro Parque Rural de Ministro Rivadavia, y con siete amigos nos dirigimos hacia la Granja Don Facundo, a solo 40 km de CABA. La temperatura de ese día había rondado los 32°, pero a las 18 y en pleno campo ya no se notaba (¡y porque también teníamos pileta!).

Luego de recorrer la huerta orgánica armamos las bicis y con el guía nos dirigimos a senderear en unos montes cercanos con pequeñas lagunas, vestigios de antiguas excavaciones de los hornos de ladrillo de la zona. Y a la hora de “la oración”, como se dice allá, buscamos campo abierto y pudimos disfrutar de la caída del sol en un extremo y la salida de la luna en el otro.

Retornamos a la Granja ya con las luces encendidas para recorrer sus 40 hectáreas, no sin relojear el humito que salía del horno de barro. Y cuando escuchamos por el handy del guía que ya marchaban las pizzas, el giro y pique en simultáneo que efectuamos los ocho no tuvo nada que envidiarle en coordinación a una bandada de pájaros migratorios.

https://www.youtube.com/watch?v=tQKNcLL0QO4

Hacia el túnel de la moreras 

La impresionante Luna llena ya había salido y la disfrutamos arrasando con la cena, acompañados por cerveza helada. “Las gaseosas las dejamos para la vuelta”, se llegó a escuchar.

Mientras tanto, Alejandro –el propietario del emprendimiento– y su hijo Facundo ya habían preparado los telescopios. Con su conocimiento pudimos apreciar Júpiter y sus satélites, la Nebulosa de Orión y también la Luna a medida que ascendía en el cielo.

Y cuando la fiaca post cena comenzaba a atacarnos, los guías nos empezaron a apurar para salir a rodar. “¿Rodar o arrastrarnos?”, fue nuestra pregunta. Pero una noche así era para pedalearla. Llenamos los Camelbaks con helada agua de pozo, algo dulce para comer, y a pedalear.

Nota publicada en la edición 523 de Weekend, abril de 2016. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

07 de abril de 2016

También te puede interesar

Galería de imágenes

Aldo Rivero

Aldo Rivero

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend