miércoles 19 de diciembre de 2018
14-10-2016 12:20 | NAUTICA

¿Qué es y cómo funciona el ancla de capa?

Presentamos una nota técnica donde explicamos el funcionamiento de este accesorio vital para la pesca al garete. Con video explicativo. Ver galería de imágenes

Uno de los factores que afecta al pescador es el movimiento de la embarcación sobre el agua mientras pesca. Lo ideal es que la lancha se desplace pareja, para evitar que se enreden las líneas y así sacar el mayor provecho respecto a cantidad de pescadores que pueden pescar en forma simultánea. No cabe duda de que existe una traslación del bote, pero esta debe ser controlada.

En el mismo sentido, muchas veces escuchamos que tal o cual pescado se pesca fondeado o al garete. Si es fondeado es fácil: sabemos que es tirando el ancla y permanecemos quietos en el lugar. En cambio, si es al garete existe un desplazamiento controlado, tal como lo haremos a continuación.

apertura

Primero vamos a definir tres acciones: una es la deriva, otra el abatimiento y la tercera es el garete. Deriva es el movimiento de traslación de la embarcación sobre el agua producto de la corriente, sea esta de marea o por el movimiento natural de las aguas hacia la desembocadura del río. Por abatimiento se entiende el desvío de una nave respecto al rumbo inicial, motivado por la acción del viento sobre la estructura (obra muerta) de la embarcación. Finalmente, el garete es la combinación de ambos desplazamientos.

Para lograr un garete controlado usaremos el ancla de capa. Pero debemos aclarar que esta pieza es solo efectiva cuando hay viento; no actúa con la corriente. Es decir que durante el garete predomina el abatimiento sobre la deriva.

ancla-capa-arrojarla-pareja-sin-enredar

¿Cómo es?

El ancla de capa es un cono de tela resistente, cuya parte más grande (boca) va atada a la lancha con unas riendas tomadas a una cornamusa. Sumergida en el agua, el líquido se desplaza a través del cono, ingresando por la parte más ancha y saliendo por el otro extremo. Esto produce una restricción al pasaje del agua y la resultante es un aumento de la fuerza que realiza, lo que conlleva a una disminución de la velocidad de desplazamiento de la embarcación por acción del viento. Por cuestiones físicas, la restricción al pasaje de agua será mayor o menor en función de cuanto se agranden o se achiquen los extremos del cono, acción a voluntad que se lleva a cabo mediante unas cuerdas para obtener el efecto deseado.

Las riendas del ancla terminan en un cabo que va atado a la lancha y que se hace firme a una cornamusa. Lo ideal es que se ate por el través de forma tal que la lancha garetee de costado por la banda, lo que permitirá que los pescadores trabajen cómodos sin que se le enreden las líneas de unos con otros. Si se ata en la proa, la embarcación se presentará con la proa a la corriente y la posición de los pescadores resultará incomoda.

ac-boca-acceso-agua

Para entenderlo mejor, el funcionamiento es como un paracaídas, solo que en vez de estar en el aire está en el agua, y va produciendo un freno que se regula por la apertura o cierre del cono de salida. Es por ello que solo es efectiva en caso de viento. De existir mucha corriente tampoco resultará efectiva, ya que esta corriente desplazará la lancha y el ancla al mismo tiempo.

En la zona del Río de la Plata y en la pesca del pejerrey en lagunas es donde más se utiliza esta pieza, ya que por lo general el viento predomina sobre la corriente. A menos que la lancha esté sobre una canaleta, la velocidad de la corriente no va a ser tan significativa. Pero, ¿la velocidad del viento y de la corriente actúan igualmente en una lancha? No, y eso dependerá de la forma de la embarcación, de su francobordo y de su superestructura (parte de la embarcación que se ve fuera del agua y en donde el viento tendrá mucha incidencia). Si, en cambio, se tiene mucho calado (que es la parte sumergida), será la corriente la que tenga mayor preponderancia.

En definitiva, si la velocidad del viento es mayor que la de la corriente el ancla de capa resulta efectiva, pero siempre dependerá del calado y el francobordo. No se pueden dar resultados mágicos. Para una misma embarcación, lo que hoy funciona puede no funcionar otro día.

Para finalizar, resta decir que la velocidad del garete deberá estar entre 1,5 y 2,5 km/h. En el Río de la Plata, donde no existen muchos puntos de referencia, es difícil apreciarla a simple vista, por ello se usa el GPS y, en caso de no tenerlo, hoy con los celulares es fácil darse cuenta, ya que muchos celulares poseen esta tecnología incorporada. Si hay corriente y queremos pescar al garete no tenemos más alternativa que tirar un peso al agua. Si lo que tiramos el ancla clásica, se va a enganchar y terminaremos fondeando. La alternativa es tirar el ancla atada por las uñas o bien un bidón con un peso adentro, de esa forma se reducirá la velocidad de desplazamiento.

Galería de imágenes

Etiquetas: Pesca Ancla De Capa Capa Garete Pesca Al Garete Gareteando Pejerrey Garete

Comentarios