Viernes 25 de junio de 2021
MOTOR | 30-12-2020 14:24

Qué debemos revisar del auto antes de salir a la ruta

Antes de realizar un largo viaje, es recomendable realizar la correspondiente revisión de nuestro vehículo para asegurar su correcto funcionamiento. Qué aspectos se deben tener en cuenta.
Ver galería de imágenes

Si nuestro plan es salir a la ruta durante este verano, es necesario que le hagamos una verificación a nuestro auto para asegurarnos que su funcionamiento sea el esperado durante todo el viaje. Para ello, te vamos a contar en detalle qué se debe controlar y cómo.

Antes que nada, hay ciertos aspectos que debemos repasar con frecuencia:

  • Presión de neumáticos, incluyendo el de repuesto.
  • Nivel del líquido de enfriamiento del motor (si estuviese bajo, llenar con el líquido adecuado, nunca con agua pura y verificar si hay fugas en mangueras, conexiones o radiador).
  • Nivel de aceite de motor (si estuviese bajo, se sugiere cambiarlo completo y verificar si hay fugas).
  • Nivel de líquido de frenos y de fluido de la dirección asistida (si estuviesen bajos, verificar si hay fugas. Si las hay, llevar a un taller para corrección del problema).
  • Llenar el reservorio del parabrisas con agua y detergente específico para ese fin.
  • Verificar las gomas de los limpiaparabrisas.
  • Verificar todas las lámparas de faros y linternas, y reemplazar las quemadas.
  • Verificar el funcionamiento del aire acondicionado.

3012_revision_auto

Una vez revisado esto, si el viaje va a exceder el intervalo recomendado de mantenimiento en más de 1.000 km, es aconsejable hacer la revisión completa antes del viaje para salir a la ruta con tranquilidad. Los cuidados mínimos a tener en cuenta son los siguientes:

Frenos: poner atención a posibles fugas, ruidos o pérdida de eficiencia al frenar, ya que son síntomas relevantes.

Sistema de enfriamiento: además de mantener un nivel adecuado, el líquido debe ser eficiente y dentro de las especificaciones requeridas por el fabricante del auto, fundamental para los que viajan largas distancias.

Neumáticos: es clave que los neumáticos estén perfectos y con la presión indicada por el fabricante, sin olvidar de calibrar también el de repuesto. Las ranuras de la banda de rodamiento no pueden ser inferiores a 1,6 mm, ya que por debajo de ese nivel se pueden causar accidentes, además de pagar una multa.

Dirección y suspensión: es importante llevar el auto a un taller especializado para verificar el estado de amortiguadores, muelles, rótulas, brazos de control y reemplazar los componentes con problemas. También es clave hacer la alineación de la dirección, un proceso importante en la rutina de mantenimiento del vehículo.

Otro procedimiento es el balanceo, un procedimiento por medio del cual se ajustan los pesos del neumático y la llanta para mantener un equilibrio correcto entre ambos. Cuando no se realiza el balanceo, se corre el riesgo de reducir la vida útil de varios componentes del auto.

Sistema eléctrico: revisar todas las luces: flechas, frenos, luz de marcha atrás, faros altos y bajos, luces de advertencia, entre otros. Para un viaje tranquilo, estos elementos son fundamentales, ya que en la ruta solo se cuenta con la iluminación procedente de los vehículos.

Sistema de limpieza de parabrisas y cristales: durante la lluvia, las paletas deben fluir bien en el parabrisas y vidrio trasero del vehículo. Si no es así, el conductor no tendrá una buena visibilidad bajo lluvia.

3012_revision_auto

Lubricantes: si el aceite del motor está cercano a su periodo de cambio, vale la pena cambiarlo juntamente con el filtro para una mejor protección del motor y para una vida más larga del aceite. También es muy importante que se verifique el nivel de aceite en el cárter y certificarse que esté entre las marcas de máximo y mínimo a cada 500 km o semanalmente.

Filtros: además del filtro de aceite hay también otros filtros importantes en el auto: filtro de aire, de combustible y de habitáculo. Todos estos filtros deben ser cambiados de acuerdo con las recomendaciones del fabricante del vehículo y se sugiere especialmente que cuando se cambie el filtro de habitáculo, se haga la higienización del sistema de aire acondicionado para eliminar hongos y bacterias que crecen en ductos y cajas de distribución.

Bujías y cables: las bujías deben ser verificadas para ver la carbonización, desgaste y distancia entre los electrodos. Los cables deben ser inspeccionados para evaluar si hay problemas de aislamiento y fuga de energía.

Correa de distribución y de accionamiento de periféricos: es importante que se revisen las correas en el motor, tanto la dentada, que hace la sincronización entre el cigüeñal y los árboles de levas, además de accionar algunos periféricos como alternador y bomba de agua, como así también las de accionamiento del compresor del aire acondicionado y dirección hidráulica.

Combustible: siempre utilizar combustible de calidad y conforme con las recomendaciones del fabricante del auto. Evitar manejar el auto con poco combustible y siempre llenar el tanque en estaciones de servicio de marca de confianza y con buena reputación.

 

Fuente: Mobil.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend