Cómo funciona un arma de paintball

Se llaman marcadoras y disparan proyectiles de gelatina que no son letales. Se recargan con cartuchos de aire comprimido.

Por

Marcadoras: así se denominan genéricamente los fusiles y pistolas que disparan proyectiles de paintball. Su nombre proviene de los campesinos que los utilizaban para marcar árboles y ganado, y los aficionados a este deporte (por cierto, bastante extendido en la Argentina) decidieron mantenerlo para descontextualizarlo de los términos militares.

Estas armas funcionan con un cartucho de gas comprimido (oxígeno, nitrógeno o, simplemente, dióxido de carbono o aire) que, mediante cámaras de presión internas controladas por válvulas, expulsan balas no letales que solo contienen pintura. Las balas de pintura son, en realidad, bolas de gelatina llenas de un compuesto plástico no tóxico que se mantiene líquido a temperatura ambiente. Cuando estos proyectiles impactan, la capa de silicona que los recubre estalla y su contenido se extiende por toda la superficie, dejando su color esparcido para fácil reconocimiento.

Dependiendo de los modelos de armas, el proceso de carga y disparo es rápido. Y la velocidad máxima permitida de los proyectiles en el ámbito civil no puede exceder los 300 fps (90 m/s). Cuando un proyectil de pintura impacta sobre el cuerpo humano a altas velocidades puede causar daño, sobre todo si pega sobre la cara. Todo dependerá de la la velocidad, el ángulo de disparo, la calidad del proyectil y la parte del cuerpo sobre la que impacte. En situaciones de juego, los participantes están obligados a llevar puesta una máscara que les proteja los ojos, boca y orejas. También ropa especial, pero es difícil que alguien salga lastimado.

Al igual que las armas de fuego reales, hay modelos que se recargan mediante un trombón (el tirador debe recargar tiro a tiro cada vez que dispara), otros semiautomáticos (la recarga es automática, pero hay que presionar la cola del disparador (gatillo) cada vez que se quiera disparar). Y también hay modelos automáticos, del tipo ametralladora, de uso menos extendido.

Temas en este artículo:

Deja un comentario