Galería de imágenes.">

Carpas y pejerreyes en San Miguel del Monte

La laguna tiene actualmente buen caudal de agua y una ribera con muchos sectores óptimos para intentar la pesca de costa. Galería de imágenes.

Por

La laguna de San Miguel del Monte es una excelente opción para programar una salida de pesca para el fin de semana. No sólo porque en este momento se halla muy bien poblada de carpas y pejerreyes, sino también porque el espejo está rodeado de un muy bonito entorno, con variados servicios de hotelería y gastronomía.

La laguna tiene actualmente buen caudal de agua y una ribera con muchos sectores óptimos para intentar la pesca de costa.

Con Jorge Lisi, gran conocedor de la zona, acordamos realizar primero lances con el pejerrey y luego, cuando la temperatura aumentara, iríamos en busca de las carpas.

Arribamos a Monte un sábado bien temprano. Nos esperaban Andrés Britez, encargado del pesquero El Cristo, y Federico, hijo de Jorge, que sería nuestro muy eficaz guía.

Iniciamos la navegación hacia el centro de la laguna. El viento suave nos aconsejaba la pesca al garete. Ocurre que hay muchos dientudos y si probamos fondeados se vuelven muy molestos.

La pesca al garete se realiza dejando el ancla colgando, apoyando en el fondo. De esa manera, por acción del viento el bote se desplaza lentamente. Si tomara más velocidad de la deseada, se la puede regular alargando la soga del ancla (o viceversa si fuera demasiado lenta).

Como teníamos el sol de espalda, utilizamos boyas chupete flúo que nos permitían apreciarlas con nitidez. Las líneas las armamos con tres boyas y sin puntero, con una separación de 1,10 m entre cada una de ellas. Y los anzuelos ubicados a una profundidad de 30 a 40 cm, dándose la mayoría de los piques entre los 35 y 40 cm. Las cañas empleadas fueron telescópicas de 4 m de grafito, muy livianas y con buena acción de punta. El reel: pequeño y cargado con multifilamento de 0,16 mm de diámetro que al flotar facilita mucho la clavada.

Al pescar al garete se debe mantener siempre el pick-up del reel abierto para que la línea se movilice sin tironeos. Y cerrar sólo cuando el pejerrey comienza a desplazar la boya, momento oportuno para efectuar la clavada.

Nota publicada en la edición 494 de Weekend, noviembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario