Sábado 31 de julio de 2021
INFORMATIVO | 28-09-2020 13:54

Qué es la rabia, cómo se transmite y combate

Como cada 28 de septiembre, hoy se celebra su Día Mundial en homenaje al científico francés Louis Pasteur, creador de la vacuna para combatir esta enfermedad letal que mata 60.000 personas por año en el mundo. En qué países está presente, qué animales la provocan y cómo actuar ante una mordedura de una mascota.
Ver galería de imágenes

Cada 28 de septiembre se celebra el Día Mundial contra la Rabia, para promover la lucha contra esta enfermedad, aumentar la concientización sobre su prevención y conmemorar los logros alcanzados. 

La fecha fue elegida debido a que el 28 de septiembre de 1895 falleció el matemático y químico bacteorológico francés Louis Pasteur, responsable principal de la creación de la vacuna antirrábica, una de las principales vacunas que ayudan a prevenir el contagio y propagación de tan horrible enfermedad.

Este año, el lema elegido es “Acabemos con la rabia: colaboremos y vacunemos”; que destaca la importancia de la vacunación canina y la necesidad de un esfuerzo conjunto para lograr la eliminación de esta enfermedad transfronteriza. La ausencia de rabia en el perro conlleva a una eliminación casi total de los casos de rabia humana.

0928_diamundialrabia

La rabia es una enfermedad altamente infecciosa que es transmitida al ser humano por mordedura de animales mamíferos. De hecho, se estima que en el 99% de los casos humanos, el perro es el principal transmisor. También se la considera emergente porque ha reaparecido con nuevos genotipos virales e inmunoprevenible, tanto en animales como en humanos, por lo que la vacunación resulta fundamental para su control.

Cifras preocupantes

Actualmente, la rabia está presente en todos los continentes y afecta a más de 150 países. Dicho en otras palabras, dos tercios de los países del mundo registran casos de esta enfermedad que es responsable de cerca de 60 mil muertes humanas anuales, lo que significa, en promedio, una muerte cada 10 minutos.     

El 99% de los fallecimientos por rabia ocurren en Asia, África y América del Sur. En Asia, donde la rabia se registra habitualmente en perros, tienen lugar el 90% de todos los casos de esta enfermedad. Solamente en India mueren anualmente más de 30.000 personas, lo cual supone una incidencia anual de 3 casos de muerte por cada 100.000 habitantes. Mientras que en África es de 0,001-13 muertes por cada 100.000 habitantes.

En tanto, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América latina la incidencia es de 0,01-0,2 muertes cada 100.000 personas, Si bien la mayoría de los países la región ha logrado la eliminación de la rabia humana transmitida por el perro, todavía se registran casos esporádicos en Haití y en República Dominicana.

0928_diamundialrabia

Las Américas han logrado reducir drásticamente la incidencia de la rabia humana transmitida por perros en cerca del 98%, pasando de 300 casos en 1983 a tan solo 3 casos en 2019. Esto fue posible gracias a la solidaridad entre los países, al intercambio de lecciones aprendidas, a la identificación y priorización de riesgos, como así también a las numerosas y permanentes acciones de monitoreo y de vigilancia epidemiológica en personas y reservorios. 

Actualmente, sólo en la región de las Américas, 1.000.000 de personas expuestas al riesgo de rabia recibe, cada año y de manera gratuita profilaxis post-exposición, por parte de los servicios de salud de los diferentes países. Además, cerca de 100 millones de perros son vacunados al año en campañas de vacunación, gratuitas, contra la rabia. 

0928_diamundialrabia

En cuanto a la Argentina, suceden muy pocos casos al año, la única zona libre de rabia de animales es la región Sur. De allí que para poder ingresar a la región con mascotas, sus dueños deben presentar el correspondiente carnet de vacunación

Virus y síntomas

El virus está presente en la saliva de los animales infectados desde 15 días antes de la aparición de la enfermedad hasta la muerte del animal. En el caso de los murciélagos parece ser que el estar infectados por este virus no es mortal para ellos, por lo que la posibilidad de contagio se prolonga en el tiempo.

Mientras en el caso de los gatos con rabia el animal presenta pupilas dilatadas, movimientos anormales en las extremidades posteriores, tendencia a aislarse, lagrimeo, emaciación, temblores musculares, incoordinación, dificultad en la deglución, decúbito y muerte, en el caso de los murciélagos que vuelan durante el día (comportamiento no habitual de la especie), aquellos caídos (vivos o muertos) y/o imposibilitados de volar deben considerarse como sospechosos de sufrir infección rábica.

0928_diamundialrabia

Por su parte, los hurones domésticos en general manifiestan rabia paralítica con ataxia, caquexia, inactividad, paresia, paraparesia, atonía de la vejiga, temblores, hipotermia, letargo, estreñimiento, parálisis, anorexia, vocalización anormal o frecuente, estornudos, parestesia y ptialismo (húmedo o pelaje enmarañado alrededor de la boca). Solo alrededor del 10% de hurones rabiosos en infección experimental mostró un comportamiento agresivo.

Transmisión y contagio

Si bien la transmisión se realiza, principalmente, por mordeduras que atraviesan la dermis, también es posible que se produzca por contacto de la saliva infectada con mucosas o lesiones cutáneas recientes. Y aunque también se han registrado muchos casos de contagio por el aire en el laboratorio o en cuevas habitadas por murciélagos y por trasplantes de córnea, procedentes de pacientes que habían muerto de rabia, no se ha constatado la transmisión de persona a persona por mordedura.

El promedio del periodo de incubación es de 4 a 6 semanas, pero varía entre 5 días a 1 año. De hecho, se han descrito periodos de incubación que han alcanzado una duración de hasta 6 años. Los primeros síntomas de rabia están caracterizados por fiebre, malestar general y estado de ansiedad. A los pocos días, entre 2 a 10 días, aparecen signos neurológicos que van desde la hiperactividad a la parálisis, con agitación, hidrofobia, hiperventilación, hipersalivación y convulsiones.

 

0928_diamundialrabia

Qué hacer ante una mordedura

Después de un contacto sospechoso con perros, especialmente si hubo mordeduras o arañazos, se debe recurrir inmediatamente al centro sanitario más cercano para evacuar todas las dudas y, de ser necesario, llevar inmediatamente a cabo las medidas de primeros auxilios pertinentes.

Ante una mordedura estos son los pasos a seguir:

  • 1: Limpieza enérgica de la zona de la herida con agua y solución jabonosa al 20 %. Esto reduce el riesgo de contraer la rabia en un 90 %.
  • 2. Acudir a un centro sanitario para la valoración de la herida, disponer el tratamiento antibiótico correspondiente y aplicar la vacuna contra tétanos, en caso de que la persona mordida no cuenta con ella.
  • 3. Derivación a un centro de vacunación antirrábica.
  • 4. Informar a las autoridades el lugar exacto donde sucedió el incidente para la localización y observación del animal que provocó la mordedura

Galería de imágenes

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend