miércoles 19 de diciembre de 2018
05-12-2018 14:36 | 4X4

Claves para no destalonar

La arena es una de las superficies más divertidas y difíciles de transitar. Qué hacer si se corre el neumático de nuestra 4x4. Por qué hay que bajar la presión.

Se viene el verano y, seguramente, muchos usuarios de vehículos 4x4 estarán pensando sus vacaciones en la costa argentina. Esto supone que si están en zonas de playas van a querer ingresar a ellas o a los médanos que las circundan. Para hacerlo con seguridad hay ciertos factores clave que debemos tener en cuenta, sobre todo si pensamos incursionar con nuestras familias a bordo.

Seguridad. Es lo primero que debemos tener en cuenta. Nunca debemos olvidar que el 4x4 es una actividad muy divertida, que nos permite acceder a lugares donde sería imposible hacerlo sin un vehículo así pero, al mismo tiempo, es una actividad que presume un riesgo. La arena y los médanos tal vez sean una de las superficies más divertidas pero también las más riesgosas, por eso nunca hay que faltarle el respeto. La mayoría de los accidentes ocurren por exceso de confianza y por falta de conocimiento, es muy importante capacitarse previamente sobre técnicas de seguridad y de conducción todo terreno (en las ediciones 482, 535 y 536 de Weekend escribimos sobre estas técnicas). Si el conductor es de esas personas centradas, tranquilas y pensantes, aunque no tenga gran experiencia con cualquier vehículo con tracción en las cuatro ruedas podrá circular por esta superficie. No es necesario una súper camioneta ni equipamiento ni ser experto en conducción, sólo tener en cuenta los consejos que aportamos a continuación.

Claves para no destalonar

Lo primero. Antes de entrar en la arena debemos bajar la presión de los neumáticos, porque es una superficie resbaladiza y blanda y, al desinflarlos, los ensanchamos y ablandamos, ofreciendo menos resistencia al tipo de suelo y una mejor pisada. De esta manera circularemos sobre la arena y no por debajo de ella. Si ingresamos con la misma presión que utilizamos en la ruta, escarbaremos demasiado y nos enterraremos con facilidad. Este es el primer mandamiento, y al cumplirlo nos estaremos previniendo de posibles encajadas, además de cuidar piezas vitales de la 4x4 como, por ejemplo, el embrague.

El tema del talón. La presión de inflado también depende de lo que vayamos a hacer y la experiencia que tengamos en conducción en este tipo de superficies. Cuanto más bajemos la presión, mejor vamos a andar en este suelo pero, al mismo tiempo, vamos a aumentar el riesgo de destalonar el neumático. Bajar la presión es un sano equilibrio: podemos bajar, pero no tanto como para no destalonar. Si ello pasara, el talón de caucho se sale del borde de la llanta y se desinfla abruptamente. Esto pasa cuando está muy desinflado y entra arena por la unión del caucho con la llanta, permitiendo la salida del aire o en una curva, por ejemplo, cuando el peso del vehículo desplaza tanto al talón hacia un costado que lo hace ceder y perder el aire. Generalmente, cuando destalonamos, si limpiamos un poco los bordes y le damos aire nuevamente, podemos entalonar. Pero, si rodamos con el neumático desinflado, probablemente lo destruyamos teniendo que reemplazarlo por uno nuevo.

Claves para no destalonar


Auxilio. Si destalonamos y no podemos entalonar, hay que cambiar y colocar el auxilio, algo muy engorroso en la arena y que nos lleva a otro interrogante: ¿qué pasa si destalonamos otra vez? No tendríamos más repuesto para poner, salvo que llevemos un segundo auxilio, cosa que no es muy usual, sobre todo en gente que no practica esta actividad con frecuencia y sólo está ahí porque son sus vacaciones. Pero el tema más importante por el cual no podemos destalonar es porque si destalonamos en movimiento, podemos sufrir un accidente. Al salirse el neumático, la llanta se clava en la arena y no desliza más. Si eso pasa en una curva y la llanta se clava abruptamente, es probable que nos accidentemos y eso  en 4x4 no lo podemos permitir.


Nota completa en Revista Weekend del mes Diciembre de 2018 (edicion 555)

Por: José Mujica

Etiquetas:

Comentarios