Wednesday 22 de May de 2024
4X4 | 07-02-2024 16:00

Comunicaciones en travesías 4x4: las microbases marcan tendencia

Ventajas de esta nueva generación de radios VHF / UHF que va ganando terreno en detrimento de los equipos tradicionales. Beneficios: menor costo, facilidad de instalación, tamaño reducido y operación sencilla.
Ver galería de imágenes

Hay un cambio notable en el mundo de radios VHF para travesías 4x4. Hasta poco tiempo atrás lo frecuente eran las bases Yaesu, Kenwood, Icom o similares, que requerían de colocar un soporte de sujeción (por lo general con 4 tornillos), cablear prolijamente con fusiblera 12 volts e instalar una antena (por lo general tipo gotero), también con cable oculto (RG58) y conector macho PL259.

Pero la cuestión no terminaba ahí: esa antena requería una calibración de la ROE (relación de ondas estacionarias) para que el equipo maximizara su ganancia y –fundamental– no se quemara, lo que llevaba a cortar el irradiante (alambre) a una medida recontraprecisa (próxima a 1,20 m) y a otra serie de ajustes que –en la mayoría de los casos– requerían la mano de obra de un instalador. Es cierto: estamos hablando de equipos con un piso de 25 watts (W) de potencia que, según el gusto, la necesidad y el bolsillo, podían escalar hasta los 50, 60 u 80 W.

0102_microbases_vhf_comunicacion_travesias_4x4_offroad_mainumby4x4

Y en este punto definamos potencia de radio de una manera muy simple: “Para que se entienda, un watt representa un kilómetro de distancia de transmisión en un terreno llano y sin obstáculos –explica Javier Laveglia, de Muley S.A.–. Es decir que si un equipo tiene 50 W va a poder llegar con sus ondas hasta la antena de otro ubicado a 50 km de distancia. En teoría es así, lo que no ocurre empíricamente, porque la geografía no siempre es perfecta como la necesitamos para que esa conexión radial ocurra”.

Ahora bien, continúa Laveglia: “Toda esta cuestión se simplificó con la aparición de las microbases, equipos bibanda (VHF / UHF), en general de 25 W, que ocupan y pesan casi la mitad (78 mm de ancho vs 140 mm; 550 g vs 1.100 g). Pero no sólo eso: su mayor ventaja es que son de quita y pon, fáciles de ocultar para que ningún amante de lo ajeno se tiente y, además, no requieren la mano de obra de un instalador, porque se enchufan en la toma del encendedor del vehículo (o ficha equivalente), lo cual simplifica la conexión de la alimentación eléctrica (ya vienen con fusible aéreo). En el mismo sentido, como son pequeñas, una vez sintonizada la frecuencia y ajustados el volumen y otros parámetros (como el silenciador o squelch), pueden guardarse en la guantera o en algún buche, porque para hablar cuentan con un micrófono externo cableado en espiral, como las bases de mayor potencia”. 

0102_microbases_vhf_comunicacion_travesias_4x4_offroad_mainumby4x4

La antena de las microbases autoinstalables tampoco es problema, porque se colocan unos soportes magnéticos (recubiertos en goma para que no rayen) sobre el techo o el capot del vehículo, que ya vienen con un cable que se introduce por la puerta que se abra con menor periodicidad y queda apretado con el burlete. En el extremo final de este cable, de fábrica ya viene soldada la ficha PL259 que se ajusta a la radio. 

0102_microbases_vhf_comunicacion_travesias_4x4_offroad_mainumby4x4

Sólo queda elegir el irradiante adecuado. Desde Muley S.A. aconsejan para travesías 4x4 los “cortos y flexibles de buena marca, que no miden más de 40 cm, tienen ROE 1:1, soportan bien el viento en ruta y no se rompen con las ramas de la vegetación achaparrada, frecuente en recorridos por selva y monte, a través de los cuales se transita tanto en caravanas off road como en salidas de caza”. El detalle a tener en cuenta es elegir antenas monobanda para equipos que sólo tienen estas prestaciones o bibanda si cubren ambos espectros radioeléctricos. 

0102_microbases_vhf_comunicacion_travesias_4x4_offroad_mainumby4x4

El handie, ese compañero infaltable

Un buen complemento de la base es el handie, fundamentalmente en caravanas trabadas por obstáculos. Imaginemos una fila de 10, 12 o 15 camionetas que transitan por la nieve o el barro y la tercera se encaja. Si bien el conductor o el guía pueden dar aviso por radio de la situación, los que quedaron atrás no saben a ciencia cierta qué está pasando allá adelante: cuán complicada es la maniobra, el tiempo que se demorará para volver a estar en marcha, si es necesaria la colaboración de más gente o si hace falta alguna herramienta.

0102_handie_vhf

Es en estas ocasiones que un VHF / UHF de mano se torna imprescindible, porque permite descender del vehículo, ir caminando hasta el lugar y estar atentos a la frecuencia, tanto para escuchar como para modular en respuesta a lo que se consulte. Lo nuevo: los handies más modernos cuentan con entrada USB para mantener la batería cargada mediante un adaptador a 12 V que se conecta a la toma del encendedor del vehículo.

Finalmente, algo de precios en un mercado tan complejo como el de este 2024: bases bibanda, a partir de U$S 420; microbases bibanda (QYT, Anisecu o Anitone entre las más reconocidas): U$S 220 promedio; antenas desde U$S 15; y soportes magnéticos (el valor varía según el tamaño del imán), U$S 21 a 68. 

0102_microbases_vhf_comunicacion_travesias_4x4_offroad_mainumby4x4

En resumen, al momento de elegir un radiotransmisor hay que evaluar qué tipo de travesía vamos a realizar y qué distancia debemos cubrir. Si nos movemos en caravana, con una microbase de 25 W o un handie de entre 10 y 18 W de potencia (desde U$S 77) estaremos cubiertos. Lo ideal es que el equipo pueda autoinstalarse, que las bases magnéticas toleren fuertes vientos y agresiones de ramas, y que conozcamos mínimamente el seteo del aparato para poder buscar ayuda en otras frecuencias en caso de necesidad. 

En este punto, vale recordar que escuchar radiotransmisiones no es delito, pero sí lo es modular en frecuencias no autorizadas. Sólo los radioaficionados con señal distintiva vigente pueden hacerlo en un rango preasignado (VHF: 144.000 – 148.000 MHz; UHF: 430.000 – 440.000 MHz); de hecho, en el último tiempo se incrementó la matrícula a los cursos de esta especialidad, porque quedó demostrado que fuera de las grandes ciudades la red celular no tiene cobertura, por lo que ante una emergencia sólo una radio correctamente operada puede ayudarnos. 

Tres frecuencias VHF de libre uso

La Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) dispuso a través de la Resolución 5/2015 establecer tres frecuencias de uso libre para la asistencia de actividades especiales temporarias no comerciales de apoyo en el resguardo de las vidas de las personas que desarrollen acciones deportivas, sociales, culturales o humanitarias en zonas rurales.

0102_frecuencias_libres_emergencia_vhf

Estas tres frecuencias de VHF son: 138.510, 139.970 y 140.970 Mhz.

¿Quiénes pueden utilizarlas? Aquellos que realicen travesías en extensas zonas geográficas normalmente desoladas; las expediciones en lugares de difícil acceso (campamento, senderismo, montañismo, escalada, cicloturismo); las exploraciones relacionadas al conocimiento o estudio del medio ambiente en territorios alejados de poblaciones estables; y quienes efectúen viajes cuyos objetivos sean la asistencia humanitaria a residentes rurales aislados de las ciudades que cuentan con auxilio sanitario complejo y permanente. Tanto radioaficionados, como los que no lo son, puede modular en ellas. La idea original tiene como fundamento la escucha de estas frecuencias para estar atentos a algún pedido de auxilio que pudiera surgir durante el desarrollo de las actividades mencionadas.

 

@mainumby4x4 agradece la colaboración de Muley S.A. para la realización de esta nota: www.muley.com.ar, Tel.: (011) 4357-2477 / Whatsapp: 011 15 57245207, Pte. Quintana 1455, Lanús Oeste.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Verónica Romaña

Verónica Romaña

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend