Mediterranean 440: un tope de gama renovado

El gran privilegio del astillero Mediterranean es mantenerse siempre activo tras lo que busca el nauta. Por eso relanzó la Mediterranean 440 con más potencia, confort y velocidad.

Por

Nuestro estuario ha vivido en las últimas décadas un importante éxodo de nautas que, por diversas razones, cambian sus embarcaciones para adaptarse a los nuevos esquemas que la vida misma les impone: hijos que crecen y dejan de navegar con los padres, lo que es igual a buscar un barco más chico. O tal vez el caso inverso: los chicos crecen y la lancha ya es incómoda o peligrosa, tema que redunda en la compra de un daycruiser o un cabinado mediano. Pero quien aspira a una embarcación que tenga modestas comodidades con estilo deportivo y buena velocidad es probable que opte por una Mediterranean, y deje que la vida siga su curso sin ningún cuestionamiento. Esta marca logró posicionarse bien en el mercado pero, fundamentalmente, consiguió anclarse en el corazón de muchos de sus propietarios, quienes entienden que es una embarcación que brinda mayores beneficios y satisfacciones a la hora de soltar amarras… y aun sin soltarlas. ¿Cuál es el secreto?… Según el astillero homónimo, “sólo el trabajo diario…”.

Nuevo diseño

Hoy el relanzan su tope de gama, la Mediterranean 440. ¿Qué ofrece de nuevo? En primer lugar podemos observar un nuevo color destacado (gris oscuro para exterior y cockpit), de brillo singular, que la distingue del resto; nuevas ventanas exteriores, amplias, ubicadas para dar luminosidad en cada espacio interno; renovado sector de cocina, extendido, con mejor capacidad de guarda, heladera más amplia y microondas con grill. Además, sector de mando con rediseño del tablero exterior, facetado, monocromático, con instrumental completo; nuevos revestimientos interiores y, como postre, la doble motorización dentro-fuera naftera, que suma 700 HP totales (80 HP más que en la versión anterior).

Pero, más allá de los cambios, la Mediterranean 440 mantiene su estilo habitual, suma de puntos fuertes que el nauta local venera. Una de las grandes ventajas que tiene este modelo es que reparte media eslora para cockpit y media bajo cubierta, en forma casi exacta. Por eso, la gente disfruta del sol y de la noche de igual manera, sabiendo que el cockpit puede cerrarse íntegramente para épocas como éstas, en las que el frío obliga a otro tipo de actividad. Grupo generador de 220 volts a bordo, aire acondicionado o calefactor son sólo los artículos opcionales que hacen falta para tener un equipo full, ya que la embarcación sale con una infraestructura completa.

En este nuevo rediseño, la embarcación ofrece en su cockpit un excelente solárium de dos plazas en la zona de popa, amplia planchada de embarque, un sofá con mesa envolvente, espacio para heladera, pileta y pozo de frío (roll bar exterior), además de un puesto de mandos de muy buena visibilidad en los 360 grados y butaca separada para acompañante.

El pasaje a cubierta en proa se realiza mediante la puerta móvil en el centro del parabrisas (de diseño muy logrado), tras la que se accede a un buen sector proel (con antideslizante y madera combinados) donde se puede disfrutar de un segundo solárium o efectuar la maniobra de fondeo.

Bajo cubierta, la embarcación cuenta con camarote en proa compartimentado, baño, sector de cocina totalmente remodelado, una dinette en forma de U, espacios de guarda y camarote en popa con dos camas paralelas. Terminaciones combinadas en madera y entelados, detalles de categoría en una esmerada combinación de colores, textura y tecnología, junto a toda la iluminación artificial dotada de artefactos de LED.

En navegación

Este nuevo diseño de la Mediterranean 440 mantiene el concepto de la embarcación práctica, simple en la maniobra, de buen andar en cualquier condición, con terminaciones precisas y con el lujo suficiente para poder sentirse a gusto tanto en navegación, en amarra, fondeado o tal vez pasando algunas noches a bordo. Además de estas cualidades, posee excelentes virtudes de navegación, como ya es conocido en los productos de la marca. Con su nueva potencia máxima, la cual es entregada por dos motores Volvo Penta V8 de 350 HP cada uno, llega a los 41 nudos de velocidad máxima, y con una aceleración realmente sorprendente. Y en cuanto a su velocidad crucero, logra mantener 34 nudos a 3.400 RPM, con un consumo realmente contenido de unos 36 l/h por cada motor. Es una lancha dócil, fácil de maniobrar, divertida y muy segura. Navegarla es un mundo aparte.

Nota completa en Revista Weekend del mes agosto 2018 (edicion 551)

Temas en este artículo: , ,

Deja un comentario