Wednesday 17 de April de 2024
PESCA | 23-02-2024 15:15

Mar Chiquita, las siluetas chatas siguen activas

Los lenguados siguen siendo una excelente alternativa en la albufera, tanto pescando en la boca como aguas arriba, en pesqueros como San Gabriel. Tips para no fallar con estos peces de poco relieve que despiertan tanta atracción en los pescadores.
Ver galería de imágenes

Aunque no ha sido el mejor año para pescar lenguados en Mar Chiquita, la chance está y la especie nos permite desplegar distintas modalidades. Desde la tradicional pesca con carnada, pasando por los señuelos duros o blandos, cucharas, hasta llegar a la cautivante pesca con mosca que ha cosechado cientos de adeptos a lo largo de nuestro litoral marítimo. Es un pez migratorio, que, dependiendo las condiciones, se desplaza hacia el sur, el norte o la plataforma marina, mar adentro, buscando un mejor hábitat. El mejor momento para encontrarlos en nuestras cosas, es cuando la temperatura del agua supera los 15°C, generalmente, al acercarse la temporada estival.

2302_lenguados

Mar Chiquita es uno de los tantos pesqueros rendidores para la especie, donde se dice que el lenguado de la boca es un pescado que viene del mar, en tanto el de aguas arriba, es el residente. Opción es la boca, sector de bancos y declives pronunciados, fuerte correntada y fluctuación constante, donde el lenguado se concentra para alimentarse, y que suele dar los portes más importantes. Aquí es clave contar con un elemento imprescindible, el palo de vida, que nos permite ir reconociendo el terreno para no caernos en el veril, el cual advertiremos en la marea baja. Lo mejor es cruzar hacia el lado de Celpa, donde encontraremos mejores zonas de pesca. Aguas arriba, y donde nos concentramos con las imágenes de recientes salidas de un referente como Cristian Di Paolo, quien ingresa por el recreo San Gabriel, ubicado en el Km 477 de la Ruta 11, un punto estratégico que nos permite llegar, con una corta navegación, a los lugares claves para pescar la especie como lo son la zona de Punta Ondina, Punta Pejerrey y el Paso de Gómez. El popular Tuba nos hablaba de una pesca con altibajos, con días mejores que otros, pero con la chance, en este mes de febrero, de concretar muy buenas faenas. 

2302_lenguados

Para ir en búsqueda de ellos, en este caso tenemos que armarnos de cañas entre 2.40 a 3.00 metros y reels chicos frontales o rotativos cargados con nylon 0.35 mm o multifilamento 0,18 mm. La línea puede ser de una o dos brazoladas, sobre la que correrá una boyita elevadora alargada sujetada entre dos nudos corredizos, y rematando la misma con un tándem compuesto de un anzuelo simple corredizo, que cumple la función de tensor, y un triple. Los pejerreyes deben oscilar entre los 10 y 12 cm, se los descabeza longitudinalmente y se encarna de manera que el primer anzuelo ingrese por debajo de la columna y salga por el lomo, asegurando con un hilo mágico, y traspasamos el orificio anal por una de las lancetas del triple.

2302_lenguados

La línea se remata con un plomo, que varía su peso de las condiciones del ambiente, en momentos de poca correntada bastará usar un plomo de 35 a 50 gramos, en formato almeja o perita, pero cuando se mueve más vamos a aumentar los pesos para trabajar la línea con plomos de 60 a 70 gramos. En cuanto a los artificiales, no suelen morder cualquier señuelo. Los de tipo “minnow” resultan ideales y eficaces cuando imitan en forma, tamaño y color pequeños pejerreyes, y también, un modelo tradicional argentino, como el Coquet o el Tucán, son muy rendidores en zonas de piedra. Hoy, están muy de moda los señuelos blandos, rendidores y accesibles para el aficionado. 

2302_lenguados

Si la alternativa es pescar con mosca, aquí la albufera permite el privilegio de pescar a pez visto, una opción que no todos los lugares dan y hacen aún más interesante esta pesca. Para pescar con Fly, se emplean cañas de # 5 al # 8, siendo los números del centro los ideales, aunque muchas veces podemos encontrarnos con ejemplares que superan las dos cifras en la balanza, y se torna una empresa difícil la captura con equipos chicos, donde deberemos demostrar nuestra baquía. En el reel, no es necesario un freno importante, y todo el equipo debe ser apto para agua salada, por el deterioro que sufre en esta pesca. Líneas de flote, líderes de nylon común de buena calidad de aproximadamente 2 metros de largo, de 0,50 mm a 0,40 mm de diámetro. En cuanto a las moscas, se destacan las CaMo Red y la Clouser Minnow, en tonos verde chartrouse y rojo. Allí en Mar Chiquita, Nadir Dupuy, gran compañero de Di Paolo y guía en la laguna, ata unas que no fallan y recomendamos probar.  

2302_lenguados

El lenguado es excelente desde lo gastronómico, eso generaba que pocos lo devolvieran. Pinchaban un ejemplar y ya lo imaginaban en el plato familiar, con una buena salsa. Por eso, ver hoy un cuidado mayor del recurso, con pescadores que devuelven los ejemplares chicos, y otros que lo hacen con todos, es muy grato.  

2302_lenguados

El desafío está planteado, el lenguado promueve una diversión asegurada, ya sea con mosca, con carnada, en spinning, en trolling o al vadeo. Distintas formas de pesca que encierran una especie que cada vez tiene más adeptos.

Servicios:

  • Cristian Di Paolo “El Tuba” Cel: (0223) 156 232017. - Nadir Dupuy (0223) 155 975495. Cuentan con una lancha de fondo plano ideal para pescar en aguas bajas, y una plataforma de casteo. Provee carnadas y moscas. Facebook.
  • Pesquero San Gabriel: Ruta 11 Km 477 (a 5 km del peaje de Mar Chiquita).  Cel: (0223) 156 821885. Alquiler de botes, bajada de embarcaciones, fogones, pesca de costa, muelle y camping.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend