Saturday 13 de April de 2024
INFORMATIVO | 26-07-2023 12:11

Sorprendente: científicos argentinos encuentran huellas de milenarios dinosaurios con marcas de piel y de garras en Río Negro

Encontraron varias pisadas, en perfecto estado de conservación, en la localidad fosilífera conocida como La Buitrera, ubicada al noroeste de esa provincia patagónica. ¿De qué antiguedad datan y qué tamaño tienen?
Ver galería de imágenes

Un equipo de científicos del CONICET encontró varias huellas de dinosaurios saurópodos con marcas de la piel del costado y de la planta de los pies y, en algunos casos, de sus garras.

Según explicaron los especialistas argentinos a la revista Cretaceous Research, las pisadas que miden entre 30 a 75 centímetros de largo y entre unos 20 a 30 centímetros de profundidad, fueron descubiertas en la localidad fosilífera conocida como La Buitrera, ubicada al noroeste de la provincia de Río Negro, donde afloran rocas que datan de, aproximadamente, unos 95.000.000 de años de antigüedad, correspondientes al inicio del período Cretácico Superior, cuando un gran desierto se levantaba entre las provincias de Neuquén y de Río Negro: el Kokorkom.

2607_dinosaurios

Para llevar a cabo el estudio, los científicos observaron que algunas de las huellas que se encontraban hundidas en el barro presentaban una serie de marcas vinculadas a estructuras del pie o de la mano que, según afirmaron, son escamas. También observaron los ángulos de ingreso y de salida del pie, así como también las marcas poligonales de las escamas de la planta del pie y, en un caso, las marcas de garras curvas y alargadas.

2607_dinosauriois

Si bien los expertos lograron determinar que las huellas corresponden a dinosaurios saurópodos, todavía no pudieron identificar con certeza si trata titanosaurios o de rebaquisaurios, dos de los grupos que habitaban en aquel momento el área de La Buitrera.

2607_dinosaurios

Entendemos que se trata de saurópodos por la forma cilíndrica de las pisadas, así como por las marcas que dejó la garra en una de las huellas, ya que se trata de garras que se encuentran unidas y no separadas en dedos”, explicó Sebastián Apesteguía, investigador del CONICET y director del Área de Paleontología de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara que que funciona en la Universidad Maimónides.

“Sin embargo, como no alcanzamos a precisar si el animal que dejó las huellas tenía tres o cuatro garras, no podemos saber si se trató de un titanosaurio o de un rebaquisaurio”, agregó quien fue el director del estudio.

Por último, los autores de este valioso hallazgo destacaron que, si bien es muy llamativo que las huellas se hayan preservado en perfecto estado en un sedimento del desierto, señalaron que el momento de demarcado coincidió con una etapa húmeda dentro de la historia del desierto Kokorkom, en el cual la presencia de arcillas permitió que se marcaran mejor las pisadas en el terreno.

2607_investigadores

Estas huellas nos permiten no solo estudiar a los organismos que las dejaron sino también el ambiente, los sedimentos, la humedad y la época del año en que ocurrieron los acontecimientos”, concluyó Apesteguía.

La investigación contó con el apoyo financiero del CONICET, de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, de la Fundación Azara, lde a Universidad Maimónides y de la National Geographic Society. Además, el equipo de investigación contó con la autorización de las familias Avelás y Mariluán, dueñas de los campos en los que se encontraron las huellas y con el aval de la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend