Sábado 2 de julio de 2022
INFORMATIVO | 29-12-2021 10:31

Revelan el origen de las tres momias de San Juan gracias al ADN humano en los piojos

Así lo afirma un estudio llevado a cabo por un equipo internacional de científicos liderado por la bióloga argentina Alejandra Perotti, quien actualmente se desempeña en la Universidad de Reading, Inglaterra. ¿A quiénes pertenecieron y de qué antigüedad datan? 
Ver galería de imágenes

Un equipo internacional de científicos liderado por la argentina Alejandra Perotti , quien actualmente se desempeña en la Universidad de Reading, Inglaterradescubrió los orígenes de las tres momias antiguas que se conservan en la provincia de San Juan a partir del ADN humano.

"Al igual que la historia ficticia de los mosquitos encerrados en ámbar en la película “Jurassic Park”, que llevan el ADN del dinosaurio anfitrión, hemos demostrado que nuestra información genética puede ser preservada por la sustancia pegajosa que producen los piojos en nuestro cabello", explicó, a través de un comunicado de prensa, Perotti.

"Los piojos han acompañado a los humanos a lo largo de toda su existencia, por lo que este nuevo método podría abrir la puerta a una mina de oro de información sobre nuestros antepasados", agregó quien, además, integra la comisión directiva de la Asociación Europea de Acarólogos-

2912_momias san juan

Para llevar a cabo la investigación, los científicos extrajeron el ADN del "cemento" de liendres de especímenes que fueron recogidos de tres momias que, según afirmaron, corresponden  a personas que vivieron hace aproximadamente entre unos 1.500 a 2.000 años atrás en las montañas de los Andes de la provincia de San Juan.

Además, el equipo también estudió las liendres antiguas del cabello humano utilizado en un textil procedente de Chile y las liendres de una cabeza reducida originaria del antiguo pueblo jíbaro del Ecuador amazónico.

 “Dentro del ciclo de reproducción de los piojos, la hembra pone huevos que se adhieren al cabello del ser humano. Esas liendres quedan pegadas en el extremo de la raíz del cabello. Sí, bien pegadas, porque los piojos producen una sustancia muy fuerte, parecida al cemento, que no son otra cosa que parásitos exclusivos de los seres humanos”, agregaron.

2912_momias san juan

El estudio, del cual también participaron científicos de la Universidad Nacional de San Juan, del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford y de las universidades de Bango, Gales, y de Copenhague, Dinamarca, les permitió a los científicos tener una idea mucho más certera acerca de cómo fueron las migraciones en América del Sur en el pasado lejano, a la vez que les abre la posibilidad de poder estudiar tanto a los esqueletos como a las momias del pasado sin la necesidad de realizar ningún tipo de intervención en ellos.   

Según relataron los investigadores, las momias pertenecen a poblaciones humanas que llegaron la Cordillera de los Andes hace aproximadamente entre unos 1.500 a 2.000 años. En tanto que las células de la piel de esas personas quedaron atrapadas en el cemento producidos por los piojos. 

El estudio también les permitió determinar quiénes eran esos sujetos y sus orígenes. “El análisis del ADN antiguo nos dio información sobre nuevas rutas de migración antiguas dentro de América del Sur”, comentó Perotti, a través de un comunicado de prensa.

2912_momias san juan

“Una de las momias vivió en el actual territorio de San Juan hace 2.000 años. Al estudiar su ADN con el cemento producido por los piojos como fuente, pudimos encontrar que era descendiente de personas que habían habitado en el Norte de la cuenca del Amazonas, en los actuales territorios de Venezuela y Norte de Brasil. Se sabía que hubo una migración muy grande, pero se desconocía que llegaron por el este y luego fueron hacia el centro y oeste en Argentina”, señaló Perotti.

En cuanto a las otras dos momias estudiadas, Perotti y sus colaboradores están convencidos de que ambas tienen parentesco con personas que habitaron la Patagonia hace más de 1.500 años. “Hicimos también un estudio comparativo con datos de bases genómicas y se identificó que otra ruta desde la Patagonia hacia el oeste-centro del actual territorio 1.500 años atrás”, concluyó la bióloga argentina ganadora del Premio César Milstein que otorga el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Argentina.

Por su parte, según Mikkel Winther Pedersen, de la Universidad de Copenhague, la gran cantidad de ADN obtenida de estos 'cementos' de liendres los tomó por sorpresa. "Me llamó mucho la atención que cantidades tan pequeñas pudieran darnos información sobre quiénes eran estas personas y cómo se relacionaban los piojos con otras especies de los mismos, pero también pistas sobre posibles enfermedades víricas", afirmó.

La primera evidencia directa del `polimavirus de células Merkel’ se encontró en el ADN atrapado en esa sustancia pegajosa de las liendres de una de las momias. Este virus, descubierto en 2008, en raras ocasiones puede introducirse en el organismo y causar cáncer de piel , por lo que este descubrimiento abre la posibilidad de que los piojos puedan transmitir el virus”, concluyó Pedersen.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend