Viernes 9 de diciembre de 2022
INFORMATIVO | 28-12-2021 10:37

Desenvuelven por primera vez en 3.000 años el rostro de la momia de Amenhotep I

Fue abierta por un equipo de científicos egipcios que utilizó la técnica de obtención de imágenes de la tomografía computarizada tridimensional. ¿Cómo era y qué edad tenía al momento de fallecer?
Ver galería de imágenes

La momia de Amenhotep I, el segundo faraón de la célebre Dinastía XVIII que gobernó el Antiguo Egipto aproximadamente entre los años 1.525 y 1.504 a.C, fue abierta por primera vez en  3.000 años, con un modelo en 3D,  utilizando la técnica de obtención de imágenes de la tomografía computarizada tridimensional (TCT).

De esta manera, el equipo de científicos egipcios a cargo del trabajo que acaba de ser publicado en la revista “Frontiers in Medicine”, logró radiografiar con suma precisión tanto lo que se esconde debajo de las vendas y  de las guirnaldas de flores como, también, una máscara con incrustaciones de cientos de piedras de colores y sus coloridos ataúdes.  

“El hecho de que la momia de Amenhotep I no haya sido abierta en época moderna nos da una gran oportunidad no solo para estudiar cómo el faraón había sido momificado y sepultado originalmente, sino también para ver cómo fue tratado y enterrado de nuevo, siglos después de su muerte, por el sumo sacerdote de Amón", explicó Sahar Saleem, profesor de Radiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Cairo.

2812_momia

"Al desenvolver digitalmente la momia y 'despegar' sus capas virtuales —la máscara, los vendajes y la momia en sí misma— hemos podido estudiar a este faraón, en gran estado de conservación, con un detalle sin precedentes", agregó el también investigador del Egyptian Mummy Project, que es dirigido por el mundialmente reconocido egiptólogo Zahi Hawass

En cuanto a sus características físicas, los investigadores lograron determinar que el faraón medía aproximadamente 1,69 metros de altura y que, al igual que su padre, Ahmose I, presentaba un mentón estrecho, una nariz pequeña, el cabello rizado y una buena dentadura, con desgaste mínimo y con los dientes superiores ligeramente protuberantes.

Si bien también lograron constatar que en algún momento de su vida fue circuncidado, no lograron revelar el motivo de su muerte que, según estiman, se produjo aproximadamente a los 35 años.

2812_momia

"No hemos podido identificar ninguna herida o deformación provocada por una enfermedad para justificar la causa de la muerte, excepto numerosas mutilaciones post mortem, presumiblemente realizadas por los ladrones de tumbas después de su primer entierro. Las vísceras habían sido extirpadas por los primeros momificadores, pero no su cerebro o su corazón", agregó el radiólogo egipcio.

Según los historiadores, Amenhotep I, cuya momia se encontró en 1881 en una necrópolis real en la montaña de Deir el-Bahari, en Luxor, fue momificado a mediados del siglo XVI a.C y en algún momento del cual no se tiene precisión, un grupo de ladrones ingresó en su tumba y la saqueó.

En el siglo XI a.C., durante la Dinastía XXI, los sacerdotes egipcios se dedicaron a restaurar los cadáveres de los faraones que habían sido víctimas de esta extendida práctica, por lo que la última vez que Amenhotep I se quitó la máscara fue hace unos 3.000 años.

Aunque en un primer momento tanto Hawass como Saleem pensaban que las supuestas intenciones de los restauradores consistían en reutilizar los objetos funerarios de los faraones en nuevos enterramientos reales y tumbas,  esta investigación los hizo cambiar abruptamente de opinión.

2812_momia

"Al menos para el caso de Amenhotep I, demostramos que los sacerdotes de la Dinastía XXI repararon con amor las heridas provocadas por los ladrones de tumbas, devolvieron a la momia su antigua gloria y conservaron las magníficas joyas y amuletos en su lugar", explicó Saleem.

“De hecho, debajo del vendaje, escondía treinta amuletos y un cinturón dorado único. También hemos podido comprobar que es la primera momia del Imperio Nuevo que presenta el brazo cruzado sobre el pecho y que tiene una banda de lino tratada con resina para fijar la cabeza al cuerpo”, concluyó

La de Amenhotep I fue una de las 22 momias reales que fueron trasladadas, el pasado abril en medio de un majestuoso desfile por las calles céntricas de El Cairo, a su nuevo destino en el fastuoso Museo Nacional de la Civilización Egipcia. 

En tanto que la investigación sobre sus restos tiene lugar en el marco de un proyecto que el Ministerio de Turismo y Antigüedades lanzó en 2005 para estudiar a todos los gobernantes del Imperio Nuevo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend