Sábado 24 de julio de 2021
INFORMATIVO | 25-06-2021 11:15

Así  rescataron tres pescadores a un zorro ártico perdido arriba de un iceberg

Mientras se encontraban pescando cangrejos en la costa de Labrador, Canadá, avistaron un extraña figura que, de lejos, les pareció una foca. Pero, cuando el bote se acercó al bloque de hielo se llevaron la sorpresa de sus vidas. Video.
Ver galería de imágenes

Mientras se encontraban en busca de cangrejos, a cuatro millas de la costa de Labrador, Canadá, tres pescadores detuvieron la marcha de su barco The Northen Swan ante la presencia de una figura extraña encima de un pequeño iceberg que estaba flotando a la deriva.

Si bien en un primer momento tanto Mallory Harrigan, como los hermanos Cliff y Allan Russell creyeron que se trataba de un bebé foca que se había perdido de su madre, cuando el bote se acercó al lugar se dieron cuenta de que, lejos de ser una criatura de mar, no era sino un zorro ártico que estaba muerto de hambre y aterrorizado ante la amenaza latente del ataque por parte de las gaviotas que sobrevolaban el lugar en busca de alimento.

0625_pescadores

Inmediatamente,  todos comenzaron a organizarse para rescatar al pobre zorro, pero éste tenía mucho miedo y desconfiaba de ellos, por lo que la tarea les resultó mucho más difícil de lo que esperaban.  “Probablemente se quedó ahí atrapado cuando buscaba comida. Cliff cree que fue a ver un trozo de carne que había en el hielo y éste se partió, enviándole mar adentro”, explicó Harrigan.  

 “Al principio intentaba huir de nosotros, y fue muy difícil que subiera. Tuvimos que romper el hielo sobre el que estaba y atraparlo con el salabre. Luchó por escapar hasta que literalmente no pudo moverse más”, agregó.

Finalmente, cuando lograron subirlo al barco, improvisaron una cama en la que lo recostaron y lo taparon con un manto para evitar que el zorro tuviera hipotermia debido a las muy frías temperaturas reinantes en el lugar.

0625_pescadores

“El zorro estaba tan débil, que se quedó hecho bolita en una esquina y ahí durmió todo el trayecto de vuelta. Cuando nos acercamos estaba muy nervioso, pero tras darle de comer se calmó. Durante las primeras 5 o 6 horas no quería comer, le dábamos galleta y patatas fritas, pero no quería. Luego cuando se despertó le dimos una lata de salchichas vienesas”,  relató Harrigan.

0625_pescadores

Una vez de regreso a tierra, los tres pescadores lo liberaron en su hábitat natural, ya descansado, con la panza llena y muy feliz. “De vez en cuando lo veo explorando casetas viejas de perros en William’s Harbour. Esperemos que jamás se vuelva a perder en el mar”, concluyó uno de los tres felices pescadores que jamás se olvidará del gran gesto solidario que, por suerte para ellos y para el zorro ártico perdido en altamar, tuvo un final feliz.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend