jueves 27 de febrero de 2020
05-05-2017 08:47 | BIKE

Zapatillas automáticas para mountain bike

Cuál es la ventaja de su uso en el pedaleo a campo traviesa. Peligros de la experiencia. Modelos disponibles en nuestro país. Ver galería de imágenes

Entre los que pedaleamos es común hablar de “los automáticos”, pero no nos referimos a ningún tipo de mecanismo extraño, es la forma usual de nombrar las zapatillas con traba automática. ¿Cuál es la diferencia fundamental con el calzado tradicional? Que se utiliza una zapatilla especial con enganche al pedal, que no es el clásico de plástico o metal, sino que posee un mecanismo de enganche en el cual calza la parte inferior de la zapatilla. Una vez trabados somos uno con la bici y con un movimiento lateral del tobillo nos podemos de-senganchar para bajar el pie.

Experiencia. Estos sistemas tienen su tiempo de aprendizaje: el anclaje es instantáneo con un clásico clack y ya estaremos pedaleando, pero nos tenemos que acostumbrar a desenganchar rápidamente ante determinados obstáculos. Es común que nos olvidemos o dudemos de desenganchar o no en los primeros tiempos y tengamos caídas en seco ante un semáforo que se pone en rojo –me hago cargo de esto último–.

[gallery ids="44351,44359,44355,44353,44357,44349"]

Ventajas. La principal de estos sistemas es el llamado pedaleo redondo: los músculos siempre están haciendo fuerza, ya sea empujando o arrastrando los pedales; no corremos el riesgo de que ante un salto o pozo se nos escape un pie del pedal, evita las posturas incorrectas de pedaleo y –sobre todo– nos otorga un control superior, ya que ante algunos obstáculos podemos acomodar la bici con pequeños tirones o saltitos de la rueda trasera.

Desventajas. Son varias: el tiempo que nos lleva ajustar el mecanismo de destrabe a nuestra experiencia, las inevitables caídas en el aprendizaje, el costo de la inversión pedal/zapatillas, el aumento de peso de la bici (ínfimo si comparamos con las ventajas que ofrece) y el inevitable mantenimiento para que funcionen correctamente.

Opciones. En casi todo el mundo, son dos: zapas de ruta y trabas de ruta, y zapatillas tipo trekking con traba con otro sistema de desenganche más veloz. Pero inexplicablemente en la Argentina la opción de ruta es casi la única. Sucede entonces que el biker termina comprando zapatillas con las cuales no puede caminar más de 2 km sin romperse los tobillos, o con un sistema de destrabe lento que puede devenir en accidente (fracturas complicadas en muchos casos). Como demuestran las notas multiaventura de Weekend, somos muchos los bikers que alternamos en una misma salida la MTB con el trekking. Es común también que debamos pasar puentes precarios con la bici a cuestas, o trepar algún árbol o molino para verificar nuestra posición. Cuando sendereamos, decenas de veces tenemos que ayudarnos con los pies, ya sea para derrapar, o patear lateralmente para enderezar nuestro rumbo. En exigencias montañosas se percibe aún más la ventaja de “empujar y arrastrar” el pedal aumentando el control y el rendimiento físico. La polivalencia de este calzado mixto trekking/bici es superior en todo aspecto. El tema pendiente es que nosotros, como bikers, presionemos a los comerciantes para que tengamos también esa opción al decidir la compra.

Nota completa publicada en revista Weekend 536, mayo 2017.

Guardar

Galería de imágenes

Etiquetas: Bike Mtb Zapatillas Automaticas Calzado Traba
Aldo Rivero

Aldo Rivero

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario