¿Por qué las balas no letales pueden ser letales?

Los cartuchos antitumulto pueden ser letales si se disparan a distancias inapropiadas. Cuál es la carga que llevan.

Por

Se denominan “balas de goma” o “antitumulto (AT)” a los proyectiles utilizados habitualmente por las Fuerzas de Seguridad para controlar manifestaciones. Básicamente, funcionan en las mismas escopetas que los cartuchos con municiones de plomo, pero se diferencian de estos por el color de la vaina: los de goma tienen vaina de aluminio con tapa verde rebordeada o son blancos casi cristalinos, mientras que los de perdigones son rojos o de otros colores llamativos.

Si bien las balas de goma se utilizan principalmente como arma de disuasión con la intención de no provocar mayor daño que un hematoma, decir que las balas de goma son munición no letal es un error, lo correcto es decir que son “less letal” o menos letales, ya que un disparo a corta distancia con una sola posta de goma calibre 12/70 en zonas vulnerables del cuerpo puede producir heridas graves o la muerte.

Ante el disparo de un cartucho de goma monoposta (uno solo por cartucho) o de múltiples postas (de 8,8 mm cada una) a flor de piel los hematomas están casi garantizados. Y, dependiendo de la distancia, velocidad y ángulo de disparo, también puede haber fractura de cráneo, pérdida de ojos, corte de la arteria femoral, penetración o traumatismos en órganos vitales. Estos accidentes muchas veces no son provocados por la posta de goma disparada, sino por el taco plástico que en el interior del cartucho separa la pólvora de los perdigones, sobre todo cuando los disparos se producen a distancias inferiores a los 15 m.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario