Galería de imágenes.">

Presentamos la Visión Cabin 665

Una lancha cabinada bien terminada, cómoda y atractiva, ideal para lanzarse a navegar. Galería de imágenes.

Por

Cuando realizamos las fotos de la Visión Cabin para el informe sobre las lanchas con camarote, publicada en la edición de julio (Weekend 490), nos encontramos con una embarcación tan bien terminada, cómoda y atractiva que decidimos hacer una presentación más amplia para compartirla con quienes anden buscando una de este tipo.

 

La Visión Cabin es una lancha que en medidas de 6,65 m de eslora y 2 m de manga ofrece al usuario la sensación de navegar en un day cruiser pequeño: amplia superficie en el cockpit y un generoso espacio de camarote, que además cuenta con anafe, mueble mesada con estantería y baño compartimentado con lavamanos.

 

Otra comodidad de la cabina es la guantera que rodea todo el perímetro de la cama doble (que podría albergar hasta tres personas, dependiendo de su tamaño) para la guarda de distintos objetos y hasta bolsos pequeños. Sea en proa o bien en el mamparo del baño, podría instalarse una pantalla plana para incrementar el entretenimiento a bordo.

 

“Pudimos haber colocado ventanas ciegas en la cabina, pero nos parecieron más interesantes las corredizas para favorecer la ventilación, al igual que en el baño”, comenta Fernando Candau, responsable del astillero, respecto de otra cualidad destacable del modelo, la iluminación natural también incrementada por el ventiluz sobre el techo de la cabina.

 

 

Cockpit como ambiente extra

 

 

El cockpit de la Visión Cabin también ofrece muy buena superficie: cinco o seis personas podrían ubicarse con comodidad en el asiento en L, que va de banda a banda y se extiende por babor. “Este es un espacio multifunción porque podemos instalar una mesa en popa con la tabla central de la cama para hacer un lindo comedor, tenemos mueble con bacha y grifería, y si cerramos con lona cristal, convertimos la popa en un dormitorio para dos a tres personas más”, detalla Candau.

 

Incorporar al bimini los cobertores laterales, entonces, no es una mala idea si se desea pernoctar a bordo con la familia o amigos, sino también para aprovechar la embarcación en días fríos, nublados o lluviosos. Además podemos sumar el confort que aportan los espacios de guarda bajo los asientos y en los buches laterales, gracias a los que nada queda suelto por ahí entorpeciendo el movimiento de las personas.

 

 

 

 

Nota publicada en la edición 492 de Weekend, septiembre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: ,

Deja un comentario