Galería de imágenes.">

Probando la cancha de Claromecó

A pocos días de las 24 horas de la Corvina Negra, nos lanzamos a testear la reconocida cancha, con muy buenos resultados. Galería de imágenes.

Por

En el momento de mayor acción la caña de Lucho Feinel marca con un aflojón, un característico pique de chucho. Mientras peleaba a brazo partido para que no cortara ni se escapara, intentó hacerle la famosa guitarrita (tocar el nailon como si fuese una cuerda, y soltarlo) para poder despegarlo del fondo, pero fui inútil.

El gran porte del ejemplar ganó la batalla. Y una frase lapidaria de Lucho dio por finalizado ese pique: “Ni aunque le hubiera tocado la guitarra Cacho Tirao, lo hubiese despegado. ¡Era muy grande!”. Así se fue dando el día tras una abundante pesca desde las playas de Claromecó.

Muchas son las opciones que nos ofrece nuestra costa atlántica en el momento de elegir un buen pesquero para intentar con la pesca y particularmente desde la playa. Y con tantos lugares en mente costaba decidirse dónde haríamos el relevamiento.

Pero después de algunas temporadas sin visitarlas, decidimos armar el viaje hacia las tranquilas y siempre rendidoras playas de Claromecó. Un destino que sin dudas es reconocido, entre otras cualidades, por el famoso concurso “Las 24 Horas de la Corvina Negra”, tradicional encuentro que lleva muchos años de vigencia y que en febrero realizará una nueva edición los días 9 y 10 .

 

 

Nota completa en la edición 484 de Weekend, enero de 2013. Si querés suscribirte a la revista y recibirla en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Un comentario en esta nota

Deja un comentario