Tuesday 23 de July de 2024
AVENTURA | 30-04-2024 16:00

Dos clavadistas eligieron los escasos espejos de agua de Arabia Saudita para sus piruetas

Aprovechando la escases de agua que tiene el país, largos trekkings los llevaron a dos atletas hasta altas montañas desde las que se lanzaron en picada hacia las pequeñas (y profundas) lagunas árabes. Galería de fotos y video.
Ver galería de imágenes

Buscando los escasos espejos de agua que tiene Arabia Saudita, el rumano Catalin Preda y el estadounidense David Colturi se convirtieron en las primeras personas en sumergirse en los wadis de este desértico país, en una experiencia de caminata y buceo a través del paisaje natural accidentado de la Provincia de Jazán. Con el telón de fondo único de Wadis Lajab y Al-Rough, el dúo exploró los cañones, valles, cascadas y estanques de agua dulce lo suficientemente profundos como para albergar peces y dar algunos increíbles saltos desde acantilados.

0429_clavadistas

Fue hermoso ver la majestuosidad y la naturaleza especial de estos lugares en particular. Llegar a los lugares fue absolutamente alucinante, ver cómo se ven realmente en la vida real, después de haber visto solo un par de fotos. Tener que probar realmente el espacio y verificar todas las condiciones y determinar si era factible, para lo cual viajamos hasta aquí”, dijo Preda.
Con una superficie de 2,15 millones de km2, el clima árido de Arabia Saudita indica que es el país más grande del mundo sin ríos, lagos o áreas de exuberante vegetación natural debido a las muy pocas precipitaciones. Los clavadistas tuvieron que embarcarse en una expedición para descubrir pozas escondidas para sus aventuras de buceo. En Jazan, el corazón agrícola de este territorio y una zona que se caracteriza por su producción de frutas de alta calidad, encontraron lo que buscaban en forma de dos wadis que suministran agua dulce, así como algunos miradores espectaculares. Para los clavadistas, esto también significó interesantes formaciones rocosas y puntos de despegue únicos.

0429_clavadistas

“En Wadi Al Rough, hay un acantilado inclinado, por lo que tienes que subir y pararte en un ángulo un poco, pero con una base decente. Luego, en Wadi Lajab, la situación es mucho más contenida. Tienes la roca, tienes la pared inclinada con despegues de 13 metros y luego tienes la posición alta de unos 20 m -dijo Colturi, de 34 años, describiendo las inmersiones en sí mismas como el desafío más difícil-. Desde los 15 años que llevo practicando buceo desde acantilados, fue una oportunidad única y genial hacer nuestra forma de arte en un lugar tan hermoso”.
Así pasaron cinco días en Arabia Saudita escalando, caminando, trepando y con saltos en hermosos wadisdel  desierto escarpado y crudo. Sin olvidar cruzarse con monos, burros, camellos y murciélagos que vuelan sobre el wadi por la noche. Preda resumió su aventura árabe: “Un viaje lleno de descubrimientos y pruebas desde el principio. Algunas cicatrices de batalla también, pero es una experiencia verdaderamente memorable”.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend