Monday 4 de March de 2024
TURISMO | 05-04-2023 07:00

Tenerife: emoción al extremo made in España

La isla Canaria de mayor extensión atrae por sus contrastes e infinitas posibilidades de turismo activo, paisajes, historia y tradición. Galería de fotos. Por Gisela Gallego.
Ver galería de imágenes

Con una admirable variedad de microclimas, Tenerife permite pasar un día veraniego en traje de baño, remando bajo los imponentes acantilados de Los Gigantes, y al siguiente subir al pico más alto, el Teide, muchas veces nevado y rozando las nubes. Así es la isla: ofrece una gran diversidad en muy cortas distancias, tanto en clima como en paisaje. Y a su vez brinda un auténtico abanico de actividades, muchas de ellas en las que ha sido precursora. También hace gala de carreteras ideales para los amantes del ciclismo con distintos grados de dificultad; y de paisajes lunares que alimentan el foco de los aficionados a la fotografía. En la cara Norte, vientos alisios que convierten a sus playas, como la de Las Américas, en ideales para la práctica del surf. Además de windsurf, kite y otras prácticas acuáticas como el buceo, paddle board y kayak, que permite llegar a costas vírgenes. 
Hay otras tantas aficiones en el aire, como parapente y tirolesa, además de los distinguidos campos de golf. Entre las propuestas más singulares que se pueden hacer se incluye la observación astronómica de cielos limpios, pues Tenerife tiene una certificación Starlight que acredita a la isla como lugar privilegiado a nivel internacional para la exploración de estrellas.
Respaldando esta cantidad de deportes y actividades a cielo abierto, en la isla siempre hubo una temprana conciencia ecológica. Actualmente, el 17 % de la energía que se produce es alternativa y en 2030 aspiran a llegar al 50 %. 
 
0304_tenerife
 
La isla ofrece un sinfín de sabores que van desde tascas auténticas de barrio hasta restaurantes con estrellas Michelin y de alta gastronomía. Entre ellos, La Foret, con increíbles vistas panorámicas; El Rebojo; Papa Negra en el Hotel Iberostar Gran Mencey y el Hotel Royal Hideaway Corales. Mención aparte merecen los “guachinches” o bares de temporada, pioneros en la economía circular y en el uso de productos de cercanía. Tienen la particularidad de que quien atiende al visitante es también quien cultivó lo que allí se sirve o, al menos, elaboró el vino de la casa. 
Los productos para destacar son el atún, el almogrote, el cochino negro, la palta, el plátano y una rica variedad de quesos con denominación de origen (DO). Otra joya –con 5 DO– es una actividad que por las características del territorio llaman “vitivinicultura heroica”, ya que sigue contando con gran parte del proceso de manera artesanal y manual, en un sitio donde el clima y la geología otorgan cualidades únicas para la producción de vinos en variedad y exquisitez. 


 0304_tenerife

Capítulo aparte merece la visita a Tenerife durante los Carnavales: no sólo el glamour de sus comparsas y carruajes, sino principalmente el ambiente festivo de una celebración que se extiende durante casi todo febrero y en la que su gente la vive con el cuerpo y el alma. Para esos días no hay nadie que no vaya disfrazado, desde los trajes más ostentosos hasta los más creativos que, con poco, se lucen mucho. Grupos enteros de amigos que van con determinada temática, niños, jóvenes y adultos, todos bailan en cada plaza, en cada esquina en la que suena la música. Es que el baile, y el carácter abierto y festivo, tienen que ver con las influencias de este énclave de ida y vuelta con Iberoamérica, reflejado también en el acento del tinerfeño. 
Todos los grandes de la música latina se han abierto paso en España y luego en Europa tras presentarse en este tradicional carnaval para el que el pueblo se prepara todo el año. Celia Cruz, Ricky Martin y Chayanne, por citar algunos de los que se han consagrado allí. 

Siete actividades imperdibles

  • Siam Park: para los amantes del vértigo y la adrenalina, este parque acuático está catalogado como el mejor de Europa. Los visitantes coinciden en las grandes atracciones, el entorno y la ambientación como un lugar ideal para disfrutar en familia. 

0304_tenerife

  • Avistaje de cetáceos en catamarán: en la Costa Adeje se pueden ver durante todo el año especies marinas y descubrir sus rituales. Las embarcaciones ecológicas están equipadas con todas las comodidades para disfrutar de un día relajante en contacto con la naturaleza. Los guías están familiarizados con las especies autóctonas y los relatos a bordo terminan de dar color a la navegación. ¡El calamar gigante que abunda en estas aguas no es un mito!
  • Visita a San Cristóbal de la Laguna: ubicada en el norte de la isla La Laguna, fue la primera ciudad de Canarias y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su arquitectura colonial y el trazado lineal de sus calles del siglo XV le dan un carácter único. Hacer la visita teatralizada es otro valor agregado para un paseo memorable. 
  • Ascenso al Teide: antes de subir al pico más alto de España, el ingreso al Parque Nacional ya es una experiencia única. Primero se pasa por un bosque con cientos de especies como almendros en flor, luego se ven paisajes áridos y volcánicos de estilo lunar, para terminar en la cumbre, con los 3.718 msnm que lo convierten en la cima más alta. Es inigualable. 
  • Visita a Bodegas El Lomo: además del clásico maridaje y el recorrido pedagógico sobre sus famosos vinos, es ideal para descubrir señas de identidad de la isla, de sus alimentos, de su tradición agrícola y de ese constante camino de ida y vuelta entre las Islas Canarias e Iberoamérica que le dan una identidad tan particular.
  • Jugar o visitar campos de golf: Buena Vista es un entorno de calma y belleza entre extensiones de verde intenso, especies autóctonas y acantilados zigzagueantes en los que rompen las olas. Para quienes practiquen este deporte es un ambiente ideal y para quienes sólo visitan el lugar a través del Sendero Las Salinas, una maravilla.
  • Pasear por Garachico: es uno de los pueblos costeros más antiguos de la isla y el principal puerto comercial en su momento, gracias al intercambio de vino y azúcar. Su prosperidad se vio apagada a principios del siglo XVIII, cuando quedó bajo las cenizas de un volcán activo. Supo renacer y hoy es uno de los pueblos más bonitos.

Antiguamente, según la mitología griega, se conocía a las Islas Canarias como Islas Afortunadas ¡Afortunado quien visite Tenerife y todo el archipiélago! Un lugar que emociona a cada paso y en cada brisa de una primavera que dura todo el año. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend