Wednesday 28 de February de 2024
TURISMO | 11-05-2023 07:00

Madrid está cada vez más ecológica y espera al visitante con atractivos renovados

Tanto para caminarla como para recorrerla en bicicleta o bus eléctrico, la sustentabilidad se hizo carne en la capital de España. Esta idea turística incluye hacer los propios souvenires o disfrutar de restaurantes que usan productos de última milla. ¡Un redescubrimiento bien verde!
Ver galería de imágenes

Por ser una de las ciudades con mayor patrimonio verde, por sus singulares espacios naturales, por sus extensos entornos peatonales, por su gastronomía y su comercio de proximidad y, sobre todo, por su compromiso con el medioambiente, Madrid se sitúa en primera línea del turismo sostenible. Hoy se puede visitar la capital de España dejando una huella positiva y también divertida.Para empezar esta ruta ecologista hay que tener en cuenta que los mayores tesoros de esta urbe se encuentran caminando: pasear a la luz de Madrid es una experiencia única para la que se dispone de numerosas zonas peatonales y de amplias aceras como las de la Gran Vía o la Calle de Alcalá. Fue pensada para las personas, y una manera de comprobarlo es en la icónica Plaza de España desde la que, y tras su remodelación, es posible llegar caminando a lugares emblemáticos como el Palacio Real o el Tempo de Debod. También la Puerta del Sol, que ha sido totalmente reformada para su completa peatonalización. Junto a la luz, otro de los grandes lujos de pasear es hacerlo bajo la sombra y respirando el oxígeno de sus árboles. Más del 55 % de las calles están arboladas con casi 300.000 ejemplares que contribuyen a mejorar la calidad del aire y la convierten en la segunda ciudad del mundo con más árboles en línea, solo superada por Tokio. Fruto de este esfuerzo por la conservación del arbolado y las zonas verdes, ha sido la distinción como “Ciudad arbórea del mundo” (Tree Cities of the World), otorgada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Fundación Arbor Day (Día del Árbol). 

En bici o colectivo eléctrico

Otra opción ideal y sostenible es recorrerla en bicicleta utilizando el carril bici y el anillo ciclista que rodea al casco urbano. La capital cuenta con el servicio BiciMAD, con cerca de 258 estaciones y más de 3.000 bicicletas 100 % eléctricas. Además, se pueden encontrar diferentes centros especializados en dos ruedas de alquiler, sobre todo junto a los grandes parques y zonas céntricas. El transporte público es también una excelente opción con las denominadas Líneas Cero con una flota de vehículos 100 % eléctricos, que son una gran novedad dentro de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360. 

0402_madrid

Son más de 200 parques, jardines y zonas naturales, que representan un total de 6.400 ha de patrimonio verde, las posibilidades de disfrutarloson infinitas. Para hacer un alto está un tesoro histórico como el Parque de El Retiro, en pleno centro (declarado Patrimonio Mundial de la Unesco) o en la región oeste la Casa de Campo, declarada Bien de Interés Cultural, con más de 1.500 ha el ocio, el deporte y el recreo.
Los atractivos pequeños jardines escondidos como los del Palacio de Anglona o los de San Francisco el Grande, rivalizan con parques más allá del centro como el de la Quinta de Los Molinos y grandes proyectos como Madrid Río: 10 km en torno al Manzanares para pasear, practicar deportes y observar su renaturalización, gracias a la que se ha recuperado una fauna sorprendente. Por si fuera poco, se están sumando nuevos espacios verdes como el Bosque Metropolitano, un cinturón forestal que se extenderá a lo largo de 75 km que contará como especies autóctonas, y espacios para pasear y practicar deporte.

Todo verde

Productos kilómetro cero y con denominación de origen, mercados con una oferta de calidad y diferenciada, y restaurantes que han hecho una apuesta firme por introducir en sus menús alimentos ecológicos son los ingredientes con los que se cocina la nueva gastronomía madrileña para adaptarse a al comensal cada vez más implicado en conocer el origen y proceso de cada plato. La sustentabilidad ha llegado a la mesa y se la puede encontrar en todo tipo de establecimientos salpicados por la ciudad y también en la alta cocina con chefs como el madrileño Rodrigo de la Calle y su restaurante El Invernadero, distinguido con la Estrella Verde Michelin. Un galardón que premia el compromiso sostenible y del que presume también el biestrellado Mario Sandoval y su restaurante Coque.
Te cautivarán los productos de proximidad. Es fácil encontrarlos en su extensa red de mercados en los que, como en el caso de San Miguel, San Antón o Vallehermoso, están muy presentes el concepto FLOSS (Fresco, Local, Estacional y Sostenible). 

0510_madrid

Uno de los mejores recuerdos que se pueden llevar son los productos artesanales que se venden en barrios como el de Salesas, Lavapiés, Las Letras, Chueca, Malasaña, Conde Duque, La Latina o Los Austrias. Incluso se puede participar de algún taller y elaborar desde cero las propias creaciones. Capas, guantes, sombreros, vajillas, abanicos, mantones de Manila, joyas, bolsos, muebles, tapices, guitarras, objetos de mimbre… Son muchos los oficios que pasan de generación en generación y muchos también los productos en los que merece la pena invertir. Algunos comercios como Capas Seseña, Sombrerería Medrano o Guitarras Ramírez con más de 100 años, forman parte de la historia de la ciudad. Otros como los “trofeos ecológicos” de Javier Medina, elaborados con materiales como el bambú (foto arriba), o los collares y pulseras que Andrés Gallardo crea en su tienda-taller del Barrio de Las Letras, forman parte de una nueva generación de artesanos que han apostado por el made in Madrid.
Otra buena opción es adquirir alguna pieza en algún comercio especializado en productos elaborados con materiales reciclados. Tiendas como Ecoalf, que emplea en la confección de sus prendas de diseño materiales recuperados del mar, o The Circular Project cuya prioridad es el ecodiseño, son algunos ejemplos de comercios sostenibles.
Pasear, respirar, descubrir, saborear lo próximo, adquirir lo auténtico, disfrutar minimizando tu huella de carbono… Madrid, una ciudad en la que merece la pena detenerse y alargar la estancia para descubrirla lentamente, en cualquier momento del año. ¡Madrid lo tiene todo para que disfrutes de tu viaje mientras cuidas del planeta!

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend