Lunes 3 de agosto de 2020
TURISMO | 28-04-2020 14:18

Los 5 hoteles más antiguos del mundo

Desde un parador de Santiago hasta una posada en Roma pasando por un milenario alojamiento de Japón, renovados y vigentes, estos son algunos de los hoteles más longevos que tienen sus puertas abiertas esperando el resurgimiento del turismo.
Ver galería de imágenes

Ninguno puede compararse con el Nihishama Onsen, el establecimiento japonés que cuenta nada menos que con 1.300 años de historia, pero hay muchos hoteles en el mundo con siglos de vida a sus espaldas, lugares fascinantes no solo por su arquitectura o diseño, sino porque entre sus muros se ha tejido el destino de personas y países. Esos lugares son más que paredes, techos y escaleras. Hablan de gustos, costumbres, retratan épocas y son reflejo de la cultura de cada época. Algunos siempre fueron hoteles y otros tuvieron vidas pasadas como conventos, castillos u hospitales. Para adaptarse a los tiempos modernos fueron cambiando para ofrecer el confort que se demanda en la actualidad. Merecen la pena una visita, claro, cuando volvamos a viajar.

0428_hoteles2

El título de hotel más antiguo del mundo, certificado con su propio Récord Guiness, se encuentra en Japón, concretamente en la prefectura de Yamanashi, en el énclave montañés de Hayakawa, de apenas 1.200 habitantes. Empezó a recibir huéspedes en el año 705: entre montañas y aguas termales el Nishiyama Onsen Keiunkan, en origen una pequeña posada, ha sido regentado durante los últimos 1.300 años por 52 generaciones de una misma familia. Samuráis, oficiales imperiales, shogunes y hasta emperadores pasaron por sus instalaciones, cuyas aguas termales son muy apreciadas Hoy cuenta con 37 habitaciones, algunas incluso con bañera de hidromasaje al aire libre y vistas al Monte Fuji, al río y a los verdes paisajes circundantes

0428_hoteles3

Un edificio en color amarillo crema en el Viejo San Juan en Puerto Rico acoge en su interior el hotel más antiguo del Caribe (y también, técnicamente, de los Estados Unidos). Construido en 1646 como convento carmelita, en 1903 sus puertas se cerraron, pero no definitivamente y, de hecho, ni siquiera le cambiaron el nombre, ya que volvió a abrir en 1962 convertido en un glamoroso hotel boutique en el que estuvo alojado, entre muchos artistas, Rita Hayworth. Hoy el Hotel El Convento, primero de la isla con el sello Small Luxury Hotels of the World y cuenta también con el distintivo de Historic Hotels of America.

0428_hoteles4

En España algunos de los mejores hoteles históricos se integran en la red de Paradores, que cuenta entre sus propiedades con palacios, monasterios y castillos. De hecho, hasta 30 de sus edificios están catalogados Bienes de Interés Cultural. Entre sus imponentes alojamientos, como los de León, Zafra o Cuenca, destacamos el de Santiago de Compostela, ubicado en un antiguo Hospital Real y albergue de peregrinos desde finales de siglo XV. Fue construido en 1499 por orden de los Reyes Católicos para dar cobijo a quienes requerían auxilio médico tras finalizar el Camino de Santiago y diseñado por el arquitecto real Henrique Egas en estilo plateresco.

0428_hoteles5

Al estilo de los paradores españoles, una red de castillos históricos transformados en exquisitos alojamientos salpican la campiña francesa. Entre ellos se encuentra el Château La Moune, a las afueras de Burdeos, que data del siglo XIII. Antigua casa de los condes de Brach, conocidos como los señores de Montussan, la propiedad pasó por diferentes manos. En el siglo XVIII, cuando pertenecía a la familia de Bonnefon, alojó a personalidades como Montaigne y Ronsart. Hoy es un coqueto y exclusivo hotel de solo cinco habitaciones, todas ellas magníficas, rodeado de jardines y viñedos y con todas las atenciones y comodidades del siglo XXI.

0428_hoteles6

Uno de los más antiguos hoteles de Roma -y también del mundo- se ubica muy cerca del Panteón. Las puertas del Albergo del Sole al Pantheon se abrieron por primera vez en 1467 y desde entonces ha recibido huéspedes frente al magnífico monumento romano. Diferentes obras y restauraciones fueron dejando la huella de cada momento histórico hasta que una profunda renovación lo convirtió en un elegante hotel de cuatro estrellas que mantiene una privilegiada ubicación con todos los servicios de un alojamiento moderno. Sin embargo esta antigua posada no es la más vieja del país, un título que ostenta Orso Grigio, un alojamiento para comerciantes desde 1303 en la frontera que separa Italia y Austria. Desde el año 1700 ha sido regentado, además, por miembros de una misma familia.

Galería de imágenes

Weekend

Weekend

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario