Miércoles 3 de marzo de 2021
TURISMO | 12-04-2020 11:50

La federación hotelera asegura que la industria turística está en crisis terminal

En una carta pública, la titular de la entidad le pide al Presidente que tome medidas preventivas para evitar el cierre de miles de hoteles, restaurantes y bares que no podrán superar la inactividad actual.

En un escenario de extrema gravedad como el que está viviendo la industria gastronómica y hotelera nacional a raíz de la crisis sanitaria del COVID-19, los empresarios nucleados en FEHGRA, Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina, reiteraron su reclamo solicitando disposiciones urgentes para el sector cuya supervivencia se encuentra en serio riesgo.

 “La mayoría de los establecimientos hoteleros y gastronómicos que integran FEHGRA dependen en gran parte del turismo interno y de los 7.000.000 de turistas internacionales, usuarios que no se recuperarán en mucho tiempo -aseguró la doctora Graciela Fresno, presidente de la federación-, por lo que la mejora de la actividad de nuestro sector, a diferencia de otros, no se verá durante este año. El Gobierno debe apoyar ahora a los hoteleros, a todos los empresarios gastronómicos, y por supuesto a sus 500.000 trabajadores, para que podamos sobrellevar esta etapa, manteniendo vivas las empresas hasta que esta crisis sea finalmente superada”.

chungo gastronomía

Entre las medidas que exige el sector hotelero y gastronómico se destacan el acceso a créditos a tasa cero que permita hacer frente a compromisos de pago y contar con un sistema de asistencia especial para el afrontar los salarios. Asimismo, instan al Gobierno a que se los exima del pago del impuesto a los débitos y créditos bancarios, y contar con la prórroga de vencimientos de impuestos y servicios públicos, así como la ampliación de la moratoria impositiva que incluya las deudas generadas durante este periodo de crisis.

Aseguran que se trata de un sector “que nunca recibió subsidios y que se encuentra sin actividad desde los primeros días de marzo”. Un total de 50.000 empresas hoteleras y gastronómicas sin ingresos se enfrentan a la imposibilidad del pago de salarios y servicios. Muchos no podrán sobrevivir a esta crisis, lo que provocará el cierre de miles de PyMEs del sector, con la consecuente desaparición de fuentes de empleo. “Seguimos apelando al gobierno del Presidente Alberto Fernández -finalizó la directiva- y le pedimos que tenga en cuenta la delicada situación a la que se enfrentan nuestros establecimientos, con una pérdida de facturación anual proyectada de 28.500 millones de dólares, y una caída de la actividad de más del 45 %. Solicitamos que se instrumenten medidas profundas que realmente garanticen la supervivencia del tejido empresarial y aceleren la recuperación del sector”.

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar
Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend