Domingo 25 de febrero de 2024
TURISMO | 28-01-2023 10:00

Faros de la costa argentina: centinelas de la noche

Siempre convocan por su encanto, historia y los misterios que encierran. Recorrimos 10, desde San Clemente hasta Tierra del Fuego, para poner en valor sus atractivos turísticos y disfrutarlos en vacaciones. Galería de fotos. Primera parte.
Ver galería de imágenes

Nos pueden parecer solitarias siluetas ensambladas a lo largo de nuestra costa argentina y, a la vez, permanentes vigías que orientan a los navegantes; pero sin duda sus construcciones y sus potentes equipos luminosos no pasan desapercibidos, sumado ello al valor histórico, cultural y arquitectónico que representan. Los faros del país (curiosamente casi todos fabricados en París por la empresa Eiffel, la misma que construyó la famosa torre francesa) resultan una interesante propuesta para tener en cuenta, especialmente durante la temporada de verano. Aquí, entonces, una recorrida por algunos de ellos y sus distintas alternativas a la hora de realizar alguna visita programada u ocasional. Eso sí, en cualquiera de los casos, subir a estas emblemáticas torres deparará obtener excelentes vistas panorámicas del lugar.

Balnearios bonaerenses

0123_faro

El periplo puede iniciarse en el Faro San Antonio, ubicado en las cercanías de San Clemente del Tuyú, dentro mismo del complejo Termas Marinas. Esta torre metálica piramidal a rayas horizontales negras y blancas se inauguró en 1892 y tiene una altura de 58 m. Posee un ascensor que permite llegar hasta el balcón panorámico vidriado desde donde se observa la unión del Río de la Plata con el Océano Atlántico, además de una espléndida vista de la Bahía de Samborombón. Allí se encuentra su enorme linterna provista de 900 candelas que alcanzan una luminosidad de nueve millas náuticas (1 MN = 1,852 km). El ingreso diario a las termas incluye el acceso a las piletas, caminatas, visita al cangrejal y el ascenso al faro. Mayores, $ 2.800 y menores 3 a 10 años, $ 2.100. Informes: Tel.: (02252() 423000 o web: www.termasmarinas.com.ar

0123_faro

Al llegar a la zona de Mar de Ajó, en un área totalmente agreste y de extensas playas se levanta el Faro Punta Médanos. Entró en actividad en julio de 1893 y su particular fisonomía consta de un tubo central rodeado de un trípode de patas cilíndricas con garita negra y casa al pie. Su altitud llega a los 59 m, es eléctrico y se puede visitar subiendo por su escalera caracol de 298 escalones. Lindero se encuentra un museo que alberga numerosas piezas y documentos locales. El faro está rodeado de médanos y resaltan las clásicas caminatas nocturnas por la playa iluminada por su potente luz. Se ubica exactamente en el Km 364 de la Ruta Provincial 11. Informes: Tel.: (02257) 420139 o web: www.venialacosta.com

0123_faro

Muy cerca de allí, al sur de Villa Gesell aparece el Faro Querandí en medio de dunas y rodeado por un bosque de pinos y acacias, dentro de la Reserva Natural Municipal. Es una torre cónica de mampostería negriblanca que cuenta con 54 m y 276 escalones internos que conducen a la cima. Su nombre proviene de los querandíes y significa “hombres que untan con grasa”. Fue inaugurado el 27 de octubre de 1922 y se constituye como una de las excursiones predilectas para los amantes de las caminatas, cabalgatas, pesca, travesías en cuatris y vehículos todo terreno que parten desde Gesell y Mar de las Pampas. El tiempo del recorrido es de cinco horas (ida y vuelta) y las tarifas rondan en los $ 3.000 por persona. Informes: Tel.: (02255) 458596 o web: www.gesell.tur.ar

0123_faro
Si de símbolos se trata, el Faro Punta Mogotes, en la ciudad de Mar del Plata, así lo demuestra. Al final de la zona homónima se destaca esta tradicional silueta rojiblanca en dependencias del Servicio de Hidrografía Naval. Se inauguró en 1891 y en sus comienzos estaba pintado con franjas horizontales blancas y negras, y equipado con un aparato luminoso que consistía en una lámpara a kerosene que luego se reemplazó por gas de acetileno. En esa zona se encuentra una saliente rocosa de 34 metros de elevación con poca vegetación (a esas grandes piedras costeras se las denomina “mogotes”, y ellas le dieron origen al nombre). Junto a este faro de estructura metálica cónica cuya altitud alcanza los 35 m se encuentra una garita roja, una casa habitación y una sala histórica con testimonios de su pasado. En su interior tiene una escalera caracol de 154 peldaños que llega hasta su potente linterna que irradia luz a 50 km de distancia. Es llamado el Faro de la Memoria porque en este predio funcionó un Centro Clandestino de Detención durante la última dictadura cívico militar (1976-1983). Está abierto de lunes a sábados, y hay visitas guiadas y autoguiadas. Informes: Tel.: (0223) 4670137 o web: www.turismomardelplata.gob.ar

0123_faro

Más al sur se encuentra el Faro Quequén situado en la zona portuaria de la localidad homónima. Con sus 101 años de antigüedad, constituye un aliado permanente para el puerto y para la seguridad de los navegantes. Esta enorme estructura de 34 m construida en cemento armado, significó un punto de referencia importante para marcar el ingreso al puerto, especialmente en noches muy cerradas y oscuras o con mar embravecido. En sus comienzos el faro era alimentado a gas y actualmente por corriente eléctrica 220 voltios de la red urbana, con un sistema lumínico que posee una lámpara de 500 W y un equipo óptico concentrador de luz. El faro se levanta sobre un predio plagado de 5.000 eucaliptus y 50.000 tamariscos que se plantaron primitivamente para fijar el terreno. Informes: Tel.: (02262) 431153 o web: www.necochea.tur.ar

0123_faro

Un poco más allá la ruta conduce hasta Claromecó, uno de los balnearios del partido de Tres Arroyos. Allí nomás, el Faro Claromecó se sitúa próximo a la desembocadura del arroyo de igual nombre. Esta torre de mampostería blanquinegra funciona desde octubre de 1922 y tiene 54 m de altura. A través de sus 278 escalones en caracol se llega a la cumbre, lo que lo convierte en el segundo de estructura cerrada más alto de Sudamérica. Su construcción se realizó para evitar que los buques se aproximaran a los bancos arenosos que son típicos en la zona y dificultan la navegación costera. Este faro puede visualizase a una distancia de 25,9 millas náuticas de la costa y está equipado con una potente lámpara de 1.000 W. En la base se encuentran los restos óseos de una ballena, único esqueleto de estos cetáceos expuestos en el país. Informes: Tel.: (02982) 480467 o web: www.tresarroyos.gov.ar

0123_faro

Aún más al Sur y también en la desembocadura de otro arroyo que culmina en el mar (el Sauce Grande), el circuito rutero nos traslada hasta las playas de Monte Hermoso para conocer el Faro Recalada, todo un emblema de la zona. Se inauguró en 1906 y es el más elevado de Sudamérica (67 m) con una estructura abierta tubular de franjas rojas y blancas. En su interior, la escalera caracol de hierro posee un total de 331 escalones hasta llegar al nivel máximo de la torre. Las visitas guiadas se integran con las del Museo Naval, donde se exhiben muestras de piezas históricas (fragmentos de textos, cartas náuticas, fotos, ópticos, sistemas lumínicos y válvulas solares). Informes: Tel.: (02921) 481088 o web: www.vivimonte.com

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Ruggieri

Marcelo Ruggieri

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend