Lunes 30 de enero de 2023
PESCA | 17-12-2022 15:00

Querandí: un point infalible para la variada

Ante la llegada del verano, relevamos la playa del Mar Argentino a la altura de Pinamar en busca de entretenidas y sabrosas especies. Claves para no fallar en los intentos.
Ver galería de imágenes

Llega el verano y las especies marinas toman auge y se posicionan de mejor manera en el pensamiento del pescador deportivo, que busca incansablemente por todas las playas del corredor marítimo poder dar con la mayor cantidad de piezas posibles: corvinas rubias, corvinas negras, pescadillas, chuchos, cazones, rayas, tiburones, brótolas, gatuzos, y así podríamos seguir enumerando muchas más. Sin duda, son muchas las variables posibles para intentar este tipo de pesca que puede ser tanto de costa como embarcado. Acerca de los points, podemos nombrar diferentes sectores propicios para esta actividad: canaletas profundas, pedregales, escolleras, muelles, albuferas, desembocaduras de ríos en el mar, etc. Cada uno con particularidades y dificultades diferentes. 

Elección de equipos 

Para pescar desde la playa usamos cañas con un largo de 3,50 a 4,50 m, tanto para reel frontal como rotativo. La diferencia entre ambas es que las de frontal van a estar armadas con pasahílos y punteras más grandes y de mayor diámetro por la manera que tiene la tanza al salir del reel, pieza, esta última, que puede estar cargada con nylon de 0,23 a 0,35 mm. Siempre con el más fino vamos a lograr mayor distancia, pero quedaremos más expuestos a los cortes, tanto en la pesca como en el roce con la conchilla del fondo o la misma arena. A esta carga del reel la complementamos con una salida trafilada que vaya de 0,30 al 0,80 mm, según el peso del plomo que vamos a utilizar y la intensidad o fuerza del tirador.

1206_quedandi

Las salidas también pueden ser pegadas con pegatanza de forma casera, para lo que se utiliza una colita de 1 m de nylon 0,30 mm y unos 9 m de nylon 0,60, 0,70 o 0,80 mm. En cuanto a las líneas, podemos armarlas sobre estas salidas o atarlas individualmente al final de ellas. Con respecto a las cañas, vamos a encontrar opciones muy variadas, con varas enteras y algunas de dos o tres tramos, que tienen las mismas características en eficacia y comportamiento. Las diferencias las marca el lanzamiento del pescador. Hoy se utiliza mucho el tiro de péndulo para lograr distancia, para el que debemos emplear cañas más fuertes con acción de punta y que aguanten el chicotazo.

El papel de la plomada

El otro modo o estilo que emplea el pescador es tirar de piso: solo va a tener que encontrar comodidad y contundencia en la vara según el peso del plomo que vaya a utilizar. La plomada cumple un papel fundamental en la pesca de costa y el pescador tiene que darse cuenta cuál es el momento de usar cada uno de los modelos y el peso apropiado. Para no fallar debemos tener en la valija plomos con destrabe (alambres), satélites, peras y algunos del tipo cajón, por si en un momento hay que arrastrar sin correntada; también algunos con formato redondo o pera. Los pesos varían desde 100 hasta 240 g (aproximadamente) en todos los modelos. Otro tema muy importante es la carnada. Y aquí vamos a tener que llevar una gran variedad, que siempre deberemos mantener en lugares frescos, como dentro de una conservadora con hielo. Para destacar, las que nunca deben faltar son: magrú, anchoas, calamar, langostinos, calamaretes, camarones, filet de carpa, pechuga de pollo y, si se consigue, lombriz de mar. Todas se pueden combinar y siempre algunas resultan mejores que otras para cada una de las especies, aunque jamás es una ciencia exacta.

1206_quedandi

En esta oportunidad elegimos el Faro Querandí para hacer nuestro relevamiento, sin dudas, un ícono de la pesca costera adonde vamos a poder llegar con vehículos simples, pero el acceso a los mejores lugares de pesca solo podremos hacerlo con vehículos doble tracción. Los días se venían dando muy ventosos, casi sin chances de entrada: las algas y pastos habían tomado por sorpresa una gran porción del mar, lo que impedía pescar tranquilos, aunque siempre vamos a encontrar la oportunidad de al menos hacer unos tiros. 
En esta ocasión, particularmente me subí a una jornada doble que estaba realizando nuestro amigo Javier Koller, de Zona Pesca, quien junto a un grupo de amigos se largó para cumplir con una pesca aceptable y bien variada. Nos contaba Javier que armaron cañas de variada y otras más para intentar con los tiburones (esta vez no tuvieron suerte). En la zona del faro y en condiciones normales, las canaletas profundas corren muy cerquita, por lo cual no necesitamos hacer lances muy largos para la variada general, aunque algunos pescadores revolean bien lejos para lograr llegar hasta la segunda canaleta, quizás con la intención de algún cazón grande o algún tiburón. Ojo, en esa primera canaleta también podemos lograrlos. 

Un error frecuente

Una vez finalizado el lanzamiento, son pocos los pescadores que quedan caña en mano, la mayoría la ponen o apoyan en los haraganes o posacañas. Pero atención: los piques se manifiestan tanto cuando el nylon se afloja todo, como cuando tira a favor de la correntada o de la profundidad. Bajo esta consigna fueron sacando corvinas rubias, pez palo, gatuzos y pescadillas en cantidad y algunos de calidad.

1206_quedandi

La charla con el propietario de Zona Pesca continuó, y fue allí cuando me contó acerca de las formas y variedades de encarnes que probaron, y que consistieron en langostino forrado con calamaretes, camarón con filet de anchoa, o bien mitad de anchoas solas o camarones pelados. Así se pasaron un par de días barbaros en compañía de amigos y una tranquilidad total. Pero no fueron los únicos que encontré o que me contaron del faro. También, y junto a otro grupo de amigos, estuvo pescando Pablo Sánchez, de Geisa Travel, quien iba con la firme intención de lograr cazones, y en parte cumplió su propósito. Si bien no tuvo suerte con la calidad, pudo pescar un par de cazoncitos que, sin duda, le dieron una buena batalla. 
Capaz no lo mostramos en este relevamiento, pero es un denominador común que cada uno de los grupos envíe fotos y videos de lo bien que lo pasan gastronómicamente, haciendo todo tipo de comidas y disfrutando el momento con el cuidado de, una vez finalizada el almuerzo, guardar y tirar donde corresponda todos los sobrantes de lo utilizado. Empieza una nueva temporada veraniega y veremos un gran movimiento de pescadores en busca de sus deseos, que pueden ser tanto un gran pescado como una gran oportunidad de pasar buenos momentos en familia disfrutando de lo que más amamos, la pesca deportiva. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Julio Pollero

Julio Pollero

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend