Sábado 28 de mayo de 2022
PESCA | 20-02-2022 14:00

Variada en la costa: menú completo en vacaciones

De muelle y embarcado, exquisita y de muy buen porte. A la cita no faltaron bacotas ni dobletes de corvinas. Equipos y técnicas para dar con todas las especies.
Ver galería de imágenes

Con una salida de pesca postergada, decidí concretar otra ya que el día iba a estar impecable según el servicio meteorológico. Así que, vía telefónica, ultimé detalles con Gustavo Zicarelli, quien me adelantó que la variada en Pinamar estaba en su mejor momento. La idea, entonces, era combinar pesca de embarcado y desde el muelle, por lo que temprano me dirigí hasta la costa por Autovía 2 y luego la 63. Unos 356 km después me esperaban Gustavo, Alejandro Remeicos y su hijo Juan Cruz. Según lo acordado, comenzaríamos con la pesca desde el muelle: a partir del mediodía teníamos la marea a nuestro favor.

0214

Equipos y carnadas

Para la pesca variada de muelle utilizamos cañas de lanzamiento, de 4 a 4,50 m con reeles frontales y rotativos, nylon de 0,28 mm con una salida de chicote del 0,70; anzuelos 3/0 con bait clips y plomos de 150 a 180 g. También podemos pensar en equipos básicos de pesca, porque desde el muelle tenemos la ventaja de ganar unos cuantos metros al lanzar los plomos y nos aseguramos la respuesta de una rica variada.
En cuanto a las carnadas, optamos por anchoas, langostinos, chipirón y fumeta, en ambas modalidades siempre atadas con hilo elástico. Lo que sí cambia en la variada de embarcado son las cañas y los reeles: utilizamos cortas que permitieran desenvolvernos con total comodidad dentro de la embarcación, equipadas con rotativos y líneas de dos anzuelos con plomadas de 200 a 400 g.

0214

Plomos y líneas al agua

Teniendo todo organizado, comenzamos los encarnes bien prolijos combinando anchoa y chipirón. Juan Remeicos nos comentaba que la pesca variada se venía dando muy firme. Plomos al agua y a la espera de los piques. Mientras estábamos a en eso me puse a recorrer el morro y a observar la pesca que realizaban los otros aficionados, lo bueno es que tenemos diferentes opciones y modalidades para practicar desde allí. Por ejemplo, con equipos livianos de mano, los pejerreyes están muy entretenidos, tanto de flote o con línea lastrada; si, en cambio, nos ponemos a pescar pegados a los pilotes del muelle, existe la posibilidad de dar con buenas brótolas y peritas.
La acción comenzó en la línea de Juan, donde se marcó un buen pique con un gran melgacho y, en simultáneo, los aficionados comenzaron a tener respuestas de una rica variada, con pescadillas, chuchos y rayas. Juan me comentaba que teníamos que aprovechar la marea que nos acompañaba a nuestro favor, lo que marcaba el momento justo de la pasada de peces.

0214

Por mi parte, y sin descuidar la cámara ni dejar de fotografiar cada secuencia, observaba que la pesca por un momento se dio con piques uno tras otro. Ese fue el tiempo de Juan, quien concretó una entretenida  variada a la que sumó gatuzos, burriquetas, bagres y corvinas. Sin duda, el muelle es una muy buena opción de pesca, aún para disfrutar en familia y con los más chicos.
Alejandro Remeicos, que es el nuevo concesionario del lugar, me informó que el morro se encuentra abierto las 24 horas de lunes a lunes para practicar la pesca y que el lugar cuenta con un kiosco, baños y venta de carnadas. También tiene un restaurante con salón comedor vidriado con vista al mar, donde podemos degustar de desayuno, almuerzo, merienda y cena. Dimos por concluida la pesca desde el muelle con una rica variada en especies, por lo que así terminó nuestra primera jornada. Al día siguiente tocaría de embarcado.

0214

Día soñado       

Luego de haber descansado en el cómodo alojamiento, Gustavo Zicarelli y Ariel Chirola Álvarez me esperaban a las 7:30 en la playa pegada al muelle de Pinamar. Allí ambos me recibieron con todo su staff para realizar el rol de embarque ante Prefectura. “Pesca Embarcado Chirola” tiene una amplia trayectoria ya que practica la actividad todo el año, aunque más aún en temporada de verano. El lugar es muy fácil de identificar: cuenta con un gran gazebo azul en playa, donde luego de la pesca realizan la limpieza del pescado.

0214

Embarcados

La excursión con el semirrígido se hace desde la playa, donde se ubica la embarcación en posición y, una vez que la rompiente lo permite, se hace el ingreso. Finalizada la maniobra Chirola, tras 15 minutos de navegación, se dirige hasta el primer point de pesca. Allí fondeamos y el guía da la charla previa a la tripulación acerca de cómo deberían ser los lances. Una vez que todos esos tips se tuvieron en cuenta, se da paso al encarne de los anzuelos y... plomos al agua.
En los primeros intentos concretamos variada de menor porte, pero muy entretenida. El ecosonda por momentos nos marcaba mucha presencia de peces acardumados. La explicación era que esa situación es normal y que sucede por la presencia de tiburones bacotas cazando en la zona, lo que ocasiona que la variada de menor porte por momentos se corte. La presencia de diferentes especies como bagres, gatuzos y pescadillas fue continua y eso hacía de una jornada súper entretenida, hasta que comenzaron a picar las corvinas rubias de buen porte, con sus grandes cabezazos en nuestros equipos de pesca. Había tantas que por momentos los piques se dieron en simultáneo. Veníamos muy bien, pero mejoró aún más cuando el capitán decidió cambiar de lugar y navegar unos 3.000 m más mar adentro para sondear otro de los puntos rendidores que tenía marcado en el ecosonda.

0214

Cambio estratégico

En este nuevo point de pesca cambiamos las brazoladas de algunos de los aparejos y agregamos un líder de acero para evitar cortes de tiburones bacota. Encarnamos las líneas y nuevamente los aparejos al agua. La variada fue de inmediato pero con otro colorido en especies. Ahora asistieron testolín volador, pez palo, pez guitarra y las corvinas rubias mejoraron notoriamente los portes. La variada no se quedó atrás y nos siguió sorprendiendo con especies: lenguados, gatuzos, anchoas y palometas de muy buenos portes. Hasta pudimos apreciar dobletes de corvinas y gatuzos. Sin duda, la pesca en esta zona de la costa atlántica está en su mejor momento.

0214

Y como a la cita no podían faltar los tiburones bacotas, cuando a la llevada de las líneas se sumaba la chicharra de los reeles, el cantar en la embarcación era “bacotas al acecho”. Si bien varios de estos piques fueron fallidos, algunos porque largaban la carnada y otros por los cortes que ocasionaban en las líneas, dimos con buenos ejemplares que tomaron muy bien el tentador encarne realizado con calamar bien abundante. Las batallas en estos casos duraban unos cuantos minutos, pero siempre culminaban de la misma manera: izándolos, fotos y al agua con el menor daño posible. La jornada llegó a su fin, pero obvio que ninguno de nosotros queríamos dejar de pescar, fue un día soñado. ¡Qué mejor manera de disfrutar de las vacaciones en la costa!

Mapa de la zona

0214

  • Cómo llegar: desde CABA a Pinamar son 356 km por Autovía 2. En Dolores tomar la 63, luego la 56 y finalmente la 11.
  • Alojamiento: El Galpón cuenta con 10 departamentos con estacionamiento privado y techado, Wi-Fi y servicio de ropa blanca. Alquiler por día (David): Tel.: (02267) 447151 / (02254) 400990. Pedro de Mendoza 2569, Valeria del Mar.
  • Muelle de Pinamar: restaurante con almuerzo, cena, desayuno y merienda, servicio de Wi-Fi. Pesca en el muelle: entradas mayores y niños a partir de 10 años, $ 180. Kiosco, venta de carnadas y artículos de pesca. Ubicación: Av. del Mar y Odiseo. Abierto todos los días, las 24 hs. Contacto: Alejandro Remeicos, Tel.: (02254) 498111 / (02267) 402442.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Albanese

Marcelo Albanese

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend