Viernes 27 de mayo de 2022
PESCA | 09-02-2022 12:44

Llegaron los grandes piques al Paraná Bravo

Una nueva salida de embarcado por aguas más que conocidas, pero que nos sorprendieron con excelentes portes de patíes, bagres y bogas.
Ver galería de imágenes

Desde hace algún tiempo que tenía pendiente una jornada de pesca con uno de nuestros seguidores, Santiago Azorín, de nuestra localidad de Campana. Sin muchas vueltas coordinamos finalmente nuestra salida para el pasado lunes 7 de febrero.

Promediando las 6:30 de la mañana pasé a buscar a Santiago por su domicilio, después de los saludos y de cargar todos sus elementos de pesca y comestibles, salimos por ruta 9 para empalmar la ruta provincial número 6 y al llegar a Calixto Dellepiane, realizamos nuestra primera parada en Carnadas El Toro, donde nos proveímos de una buena variedad de carnadas y excelentes porciones.  

Como de costumbre, nuestro viaje continuo hasta la guardería del Camping Recreo Keidel, Donde está en guarda mi embarcación “Gino”. Quitamos las lonas cobertoras y nos dispusimos a cargar todo lo necesario para esta jornada de pesca. Ya en marcha aguas abajo y con un Paraná Guazú bastante calmo por la baja intensidad del viento, navegamos por unos treinta minutos hasta nuestro sector de fondeo y pesca en aguas del Paraná Bravo.

Como de costumbre fondeamos en una profundidad media de unos 8 metros y nos dedicamos al armado de nuestros equipos y a realizar generosos encarnes con una gran variedad de carnadas, entre las que se encontraban maíz fermentado, masa, tripa de pollo, daditos de hígado vacuno, filet de sábalo y anguilas, entre otros.

0902_pesca

Después de una prudencial espera y prácticamente sin respuestas de piques, modificamos nuestro fondeo a una profundidad de unos 11 metros, igualmente las respuestas que recibimos en esta profundidad fueron de ejemplares de piel menores, como patíes y bagres del tipo picuditos.  

Promediando el medio día y sin mejora del pique, decidí navegar aguas abajo hasta las inmediaciones del kilómetro 162 del Paraná Bravo, antes de la boca del río Gutiérrez, donde en varias oportunidades realizamos buenas jornadas de pesca.

Reacondicionamos los equipos y carnadas y comenzamos a realizar nuestros intentos en este lugar. Realmente los piques aquí no se hicieron esperar, aunque eran muy imperceptibles y costaba demasiado clavar firmemente la pieza. Aun así, tuvimos la suerte con Santiago de dar con las hermosas bogas del bravo, y así fue que una a una comenzamos a dar con capturas que iban de los 2,700 kilos a los 4, e incluso algo más de peso.

Pero claro, cuando digo que los piques eran imperceptibles quiero decir que las bogas no estaban comiendo como de costumbre, tomando firmemente las carnadas, sino que iban comiendo de a poco como, robándolas de los anzuelos, lo que nos llevó a tener que estar muy pero muy atentos. Por otra parte, para poder concretar las capturas, tuvimos que modificar las medidas de nuestros anzuelos por otros más pequeños, dado que con los corvineros numero 3 era imposible prenderlas.

0902_pesca

Además, realizamos muchas devoluciones de ejemplares que no superaban los dos kilos de peso, así como también a punto de ser boneteadas se nos fueron varios ejemplares que holgadamente superaban los 4 kilos de peso, esto se daba al cortar con sus dientes las brazoladas de nuestras líneas. En general, un 70 % de las capturas se dieron con maíz fermentado recubierto con maza y un 30 % con hígado vacuno.

En los equipos encarnados con tripa de pollo y filet de sábalo se recibieron respuestas y capturas de bagres amarillos, bagres blancos y patíes de mediano porte, en cuanto a las demás carnadas que teníamos abordo en este día no resultaron efectivas en este sector del Bravo. Uno de los datos curiosos de esta semana fue la de no registrar capturas de carpas, las que se venían dando y de portes que llegaban a rondar hasta los 10 kilos de peso.

Por otra parte, en varias oportunidades sacamos prendido de nuestros anzuelos pequeños pedazos de ramas cargadas por completo de mejillones asiáticos, que como todos sabemos es una de las comidas preferenciales de las bogas, estos mejillones son los mismos que se encuentran en los malecones de Berisso, de ahí que las bogas habiten en ese lugar y se den de portes realmente sorprendentes también.   

Datos útiles

Carnadas El Toro: ruta provincial 6 y Calixto Dellepiane (ex ruta 12 y Lavalle), Campana. Abierto de 6 de la mañana a 20 horas. Reservas: 03489-15-293296.

Camping Recreo Keidel, importante por la guardería y la bajada de lancha. Contacto: 03487-15-470576.

Galería de imágenes

En esta Nota

Luis María Bruno

Luis María Bruno

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend