Martes 2 de junio de 2020
TURISMO | 15-03-2019 16:21

El Delta y sus tesoros escondidos

De Entre Ríos a Tigre, pasando por San Fernando, 10 hospedajes para vivir a pleno la naturaleza de la Segunda y Tercera Sección.
Ver galería de imágenes

Bajos del temor

“Esta zona es muy representativa de los Bajos del Temor, que Haroldo Conti toca en su novela Sudeste y describe sensaciones que uno vive estando acá o remando, cuenta Ignacio López Crook, de Yporá, (Tel.: +54 9 11 6324-1351 / www.ypora.org) que, junto a su hermana Inés guía el desarrollo de un espacio que desde 2012 se planteó una relación simple con la naturaleza. Ubicado en la Reserva de Biósfera Delta del Paraná, su riqueza puede apreciarse en el bosque cerrado, en el silencio diario y los sonidos nocturnos o en arroyos pequeños para flotar hasta los juncales donde el Delta crece en islas nuevas. “Construimos todo con nuestras manos, pensando un emprendimiento agropecuario sustentable, que perdure”. A ese desarrollo sumaron el ecoturismo, intentando siempre difundir nuevas maneras de habitar, convivir, producir y consumir. “El Delta está muy modificado por la forestación, por eso reintrodujimos monte nativo, que a la vez conlleva un resguardo del ciervo de los pantanos”. Otras tareas de impacto social como la construcción de canoas solidarias o las excursiones a la cercana boca del Plata, coexisten allí. Pero lo singular es la idea de dormir con cómodas camas con mesa de luz pero en tiendas con paredes de lona para sentir de veras la selva. Huerta y cocina en horno de barro, avistajes y paseos por arroyos calmos construyen la propuesta. 3 días-2 noches en base doble, $ 7.000, y una noche para dos, $ 4.800. Incluye toallas, ropa de cama, uso de canoas, guía y cuatro comidas diarias con plato principal y postre, copa de vino, cerveza o jugo natural. En Interisleña se tarda dos horas y media. En embarcación propia, una hora desde Tigre.

Reino de las aves

Cerca, La Escondida (Tel.: +54 9 11 3621-2953 / Facebook: la.escondida.lodge / Instagram: @reservalaescondida), es otro buen ejemplo de naturaleza a mano y, en especial, un reino de aves. Espacio privado también ubicado dentro de la Reserva de Biósfera, nació de una antigua quinta de 18 hectáreas donde se restauraron zanjas y armaron circuitos que se internan hasta el centro de la isla, el hogar de coloridas especies. Esa observación es una las principales actividades del proyecto, que además hace hincapié en el control de la flora exótica como el lirio amarillo, la zarza mora, la ligustrina y el ligustro; y reinsertan autóctonas como el ceibo, la anacahuita o el sauce criollo. “Reconstruimos y ampliamos todo con técnicas de construcción natural y materiales de la zona, y armamos cinco cabañas cómodas para visitantes, siempre al pie de los senderos”, cuenta Guillermo Pellerano, anfitrión junto a Cecilia Cardús. Ideal para un fin de semana, se llega allí con lancha colectivo desde la Estación Fluvial de Tigre o desde Villa la Ñata en su propia lancha.

La Barquita

Nos enfocamos a parejas que buscan un ambiente de paz y descanso, comerse un asadito y disfrutar del atardecer sobre un río silencioso”, resumen en la hostería La Barquita (río La Barquita / Tel.: +54 9 11 6797-8273 / Facebook: La Barquita Delta Tigre), ubicada sobre el río Barca Grande, camino al Paraná Guazú. Su casona centenaria está en un predio de 17 hectáreas y cuenta con 10 ambientes que ofician de pequeños apartamentos con modalidad bed and breakfast. Cada cuarto cuenta con baño y comedor privados con mesa y sillas, agua fría/caliente, calefacción, ventiladores y ropa blanca. Posee también uso común de comedor y living con amplios ventanales con vista al parque y al agua. Flanqueados por sauces americanos, palmeras, álamos, pecanes, robles, ciruelos y naranjos, sus dos muelles son el punto de partida para iniciar caminatas y navegaciones junto a los anfitriones.

Orillero y entrerriano

Ya en Entre Ríos, a dos horas apenas de la Capital Federal y con desvío previo a Villa Paranacito, Sebastián Garabato y María Belén Solanet Moreno reciben en Orillas del Curupí (Tel.: +54 9 11 3068-8284 o 4170-5564 / www.orillasdelcurupi.com.ar). Desde las habitaciones, a un par de metros, se ven los saltos de bogas y sábalos, rojos churrinches y pechitos amarillos que han hecho de este rincón su lugar. El curupí, árbol que supo ser emblema de la vieja estancia que agrupaba las tierras de la zona, surge desde el estacionamiento y atraviesa un deck construido sobre barrancas para dar sombra a las hamacas, el lugar de vista perfecta y descanso asegurado. De onda rústica, con muchos libros y un whisky siempre a mano, su living es imperdible. Ideal para parejas o grupos de amigos pescadores, la maestría de Sebastián en la parrilla y de Belén en el desayuno aportan un plus, como las salidas en lancha hasta la boca del Uruguay. Domingos a jueves $ 2.350 por noche y por persona. Viernes y sábado, $ 2.700.

Paraná de las Palmas

 El  Hotel Río Laura (De las Palmas 1648 / Tel.: +54 9 11 4728-2600 / www.riohotellaura.com), construido en 1907 y declarado Patrimonio Histórico, Cultural y Turístico de Tigre. Buenas habitaciones, restaurante, confitería, pileta y cancha de paddle, sobre una reserva natural de ocho hectáreas. Casi enfrente y un tanto más lujoso, Puerto La Pista (De las Palmas Km 60 / Tel.: +54 9 11 3206-8843 / www.puertolapista.com) se hace fuerte gracias a sus playitas de arena y muchas palmeras. Ofrece una veintena de cabañas, restaurantes, spa, piscina y un club náutico.

Apenas unos kilómetros arriba, otros dos lugares dicen presente sobre el río Carabelas. La Juana Ecolodge (Carabelas 850 / Tel.: +54 9 11 5568-6332 / www.reservalajuana.com.ar) recibe visitas en sus 60 hectáreas tanto para hospedarse o pasar un día de campo en cabañas equipadas para dos o familias de hasta seis. Suma animales de granja, circuitos en bici, paseos náuticos, playas de arena, muelles y una gran pileta con deck y solárium. Restaurante y hostería (en ese orden), las nueve hectáreas de Isla Margarita (Carabelas 300 / Tel.: 4728-2495 / www.islamargaritabue.com.ar) no escatiman en senderos para caminar, playas de arena y bajadas para navegación, pero es su cocina de autor la que tienta sobre manera: platos mediterráneos, pastas caseras, carnes al disco y repostería europea. 2 días–1 noche con pensión completa para dos $ 5.300, y 3 días-2 noches $ 9.300. Visita diaria con almuerzo (sin bebida) $ 480 por persona.

Por Durazno

“Realizamos avistajes y visitamos islas en formación junto a arroyos escondidos, para concluir dejándonos llevar por la corriente cuando cae el sol”, dicen en Los Pecanes (arroyo Felicarias y Durazno /Tel.: 4728-1932/ www.hosterialospecanes.com), una hostería que cuenta con un confortable living con hogar a leña, dos comedores y cuatro habitaciones, a las que suma tres cabañas completas, además de canoas canadienses y un mini circuito por el monte. Se llega en 90 minutos desde la fluvial de Tigre en lancha colectiva o 45 en forma particular.

A dos islas de distancia hacia el norte, La Becasina Delta Lodge (Arroyo Las Cañas, Tel.:+ 54 11 4728-1395 / www.labecasina.com) despliega todo su esplendor. Con 15 bungalows de lujo, rodeados de agua y conectados por decks flotantes escondidos entre la vegetación, podría decirse que sólo caminar por allí bien vale la llegada. Exquisita gastronomía, pileta, un living extraordinario y excursiones a pie, en canoa o botes a pedal, completan los servicios. 2 días -1 noche con pensión completa en base doble $ 8.400 por persona.

La nota completa se encuentra en revista Weekend de marzo, edición Nº 588.

Galería de imágenes

Pablo Donadío

Pablo Donadío

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario