Lunes 26 de julio de 2021
TIRO | 26-12-2020 14:00

El tiro en la pandemia: así son los protocolos de pedana

Las nuevas medidas del Gobierno permitieron el regreso de varias actividades deportivas. Cómo se manejó el Tiro Federal de Lomas de Zamora para que sus socios pudieran volver a las líneas de tiro. Un modelo a seguir.
Ver galería de imágenes

Del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) pasamos al Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO). Pero antes de todo eso, digamos hasta el 20 de marzo de 2020, teníamos una vida normal, si definimos que normal era no usar barbijos; saludar dándose la mano, un abrazo o un beso; compartir mate, un café; poder conversar frente al otro con la cercanía que uno considerara apropiada; y no usar alcohol en gel cada vez que tocábamos un picaporte, una tarjeta de crédito, una compra cualquiera... El mundo cambió: hoy los comercios nos atienden desde detrás un un plástico o vidrio e ingresando de a uno; las filas se hacen en la calle respetando 1,5 m de distancia. Y si alguien tose o estornuda es inmediatamente visto con odio. Todo eso también fue trasladado a todos los deportes y, para saber cuál era la situación en el tiro, recurrimos a Christian Ces, presidente del Tiro Federal de Lomas de Zamora.
Weekend: Christian, entiendo que el club que presidís hace dos meses que abrió. ¿Cómo están las instalaciones y la morosidad de los socios?
Christian Ces: Lo primero que quiero destacar es la tarea que desarrollaron los empleados del club porque, aún cuando estuvo cerrado, cumplieron con el mantenimiento de las instalaciones, lo que nos permitió abrir sin mayores problemas cuando nos autorizaron. Las pedanas de tiro se mantuvieron prestas para usar, al igual que se mantuvo corto el pasto y limpias las galerías de tiro. Es más, hasta aprovechamos para efectuar alguna que otra obra que, en tiempos normales, se nos dificultaba. Respecto de la morosidad, la mayoría de los socios abonó sus cuotas, con un 35 % aproximado de falta de pago, por lo que pudimos seguir abonando tanto sueldos como materiales. Si me preguntás qué pasa en este momento, hoy el club esta casi totalmente normalizado, a excepción de los espacios comunes –quinchos, plazas de juegos y parrillas–, que se mantienen cerrados. Y del buffet, que solo dispensa comida para llevar, no se puede utilizar el salón de la confitería.

2411_Gallo
W.: ¿Cómo se realizan las diferentes disciplinas de tiro?
C.C.: Todas las modalidades de tiro están abiertas, para para eso tuvimos que trabajar en forma maratónica y adaptarnos a distintas situaciones como, por ejemplo, crear plataformas para el pago de cuotas online y para la apertura de un sistema de turnos. Quiero destacar en este punto, el trabajo de Aníbal Ibarra, miembro de la comisión directiva, y de nuestra secretaria Claudia Fink, quienes lo pusieron a punto y, gracias a eso, pudimos cumplir con la trazabilidad que nos exige el gobierno de la Provincia de Buenos Aires. A través de este sistema podemos regular el ingreso y egreso de personas, y saber quiénes estuvieron en cada horario y con qué grupo de gente, para que, ante un caso de Covid positivo, se localicen rápidamente las personas en riesgo e informarles de la necesidad de que se aislen. Este  sistema de turnos nos permiten tener el cupo correcto de tiradores en cada disciplina, lo que garantiza que a pesar de tener todo el polígono en marcha, el entrecruce de personas sea escaso.
W.: ¿Cómo funcionan es el sistema de pedanas durante el DISPO?
C.C.: La asistencia a las pedanas tiene un límite máximo del 60 % de ocupación. Por ejemplo en arquería, donde el distanciamiento entre tiradores es de 4 m, puede haber seis personas a la vez; en silueta metálica, cuatro tiradores; galería de arma corta, cinco; arma larga fusil, tres; pólvora negra, dos; tiro práctico, ocho campos con dos personas cada uno (consideremos que tiro práctico tiene 18 campos y solo se utiliza el 35/40 %); recorrido de caza, seis tiradores; foso olímpico, seis; hélice, siete en dos canchas según turnos ocupados; y escuela de tiro, dos personas por turno asignado.
W.: ¿Cómo se replantearon la reapertura?
C.C.: El objetivo fue establecer distintas fases de apertura, más allá de que los organismos nos autorizaban más cantidad de asistentes. Preferimos seguir paso a paso el crecimiento de la asistencia y controlar con menor cantidad de personas un mejor desempeño del sistema para marchar sobre firme y no tener que retroceder.
W.: ¿Qué protocolos aplican?
C.C.: Usamos los protocolos que nos enviaron de la Nación y de la Provincia, más la sugerencia de las distintas federaciones de tiro, que armaron sus propios protocolos. En base a todos ellos tenemos en el Tiro Federal de Lomas algo así como un súper protocolo. Hay que llenar una declaración jurada en la puerta, se toma la temperatura y con el sistema de turnos se nos permite saber la trazabilidad de esa persona dentro del club. Además, uso de barbijo, distancia social de dos metros, pulverización con alcohol e indicaciones de por donde debe circular.

2411_Gallo
W.: ¿Hay alguna fecha estimada de inicio de torneos?
C.C.:  A partir de los primeros días de noviembre se iniciaron los torneos de tiro práctico con no más de 10 personas por escuadra en cada grupo. El resto de las disciplinas se irá incorporando con el devenir del tiempo. Respondiendo a tu pregunta, concreto aún no hay nada.
W.: Este tiro federal se caracteriza por contar con una delegación de ANMaC. ¿Está funcionando? ¿Las idoneidades de tiro que realizan los polígonos, las está haciendo el club?
C.C.: La respuesta a la segunda pregunta es sí. Comenzó a ponerse en marcha la toma de idoneidades de tiro que estaban necesitando todos los legítimos usuarios, socios o no. La respuesta a la primera parte de la pregunta es no, por eso venimos solicitando a las autoridades la apertura de la agencia del ANMaC dentro del predio, para poder desconcentrar a la gente que tiene que ir a Capital por el tramite de su CLU.
W.: ¿Cómo está el aspecto económico del club?
C.C.: Hemos podido salir bastante bien de  este proceso de la cuarentena extendida. Por supuesto que el pago de la cuota social fue fundamental y la ayuda del Estado para pagar un 35 % de los salarios, también. Creemos que, para fin de año, vamos a estar con las cuentas niveladas, lo que  pondría muy contentos a todos los socios y empleados por el esfuerzo que realizaron.
W.: Antes de la pandemia, al club podían ingresar tanto socios como no socios, ¿hay modificaciones en esto?
C.C.: Si bien al principio la reapertura solo fue para los asociados, ya estamos recibiendo no socios a través de nuestro sistema de turnos. Vemos qué disponibilidad hay para cada disciplina y, a partir de ahí, los no socios pueden reservar las pedanas disponibles. Concretamente, hoy hay gente que viene sin ser socia y cumpliendo con todos los protocolos.
W.: Algo más que quieras decir...
C.C.: Quiero resaltar que durante toda la jornada, personal del club recorre las instalaciones con pulverizadores sanitizantes para que la gente se desinfecte. Si algo nos dejó esta pandemia es el convencimiento de que hay que acatar los protocolos, ser respetuoso con la convivencia y la seguridad, y no pensar solo en uno mismo, sino también en la seguridad y el bienestar del otro. Si cumplimos con esto, ya llegará el tiempo donde la camaradería, las risas y el encuentro en una mesa volverán a ser como antes, pero mucho mejor, porque los valoraremos geométricamente.
 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Horacio Gallo

Horacio Gallo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend