Viernes 23 de abril de 2021
TECNOLOGíA | 13-03-2021 14:00

¿Cómo es el panel solar que enviará energía a la Tierra desde el espacio?

El Módulo de Antena de Radiofrecuencia Fotovoltaica (PRAM) podría ser clave en situaciones de desastres naturales, cuando apenas exista suministro eléctrico en nuestro planeta.
Ver galería de imágenes

Un prototipo de panel solar del tamaño de una caja de pizza (30 x30 cm) ya se encuentra en el espacio con el objetivo de estudiar cómo enviar la energía generada a cualquier parte del mundo en cuestión de segundos.

Bautizado Módulo de Antena de Radiofrecuencia Fotovoltaica (PRAM), según el estudio publicado en la revista IEE Journal of Microwaves, los científicos están convencidos de que esta herramienta podría ser clave  para proveer de energía en lugares remotos de la Tierra cuando no es posible obtenerla de otras formas.

 “Hasta donde sabemos, este experimento es la primera prueba en órbita de hardware diseñado específicamente para satélites de energía solar, que podría desempeñar un papel revolucionario en nuestro futuro energético”, comentó Chris De Puma, colider del proyecto PRAM, a CNN.

0309_panel solar

 “Durante el reciente temporal de nieve en Estados Unidos, muchas familias como la mía se quedaron sin suministro eléctrico. Entonces, si tuviéramos un sistema como éste, podríamos redirigir algo de energía hacia allí”, agregó De Puma.

Uno de los principales aspectos de este experimento es su ubicación en el espacio ya que, a medida que los aparatos se calientan, pierden eficiencia a la hora de generar energía, por lo que ubicar esta placa solar en un entorno frío como lo es el espacio aumentaría notablemente su capacidad para generar energía.

De hecho, para demostrar este aspecto, una de las pruebas consistió en someter al PRAM a una temperatura cálida constante para comparar después los resultados con otro escenario en el que estuviese situado a 36.000 kilómetros de la Tierra.  En ese sentido, en el futuro se espera que el aparato pueda ubicarse a una órbita geosincrónica alrededor de nuestro planeta.

0309_panel solar

Dado que el panel se encuentra en el espacio y no aquí en la Tierra, no se interpone nada entre él y los rayos del sol. O sea, no hay atmósfera que dificulte la entrada de luz ni limite los rayos que llegan. Es por ello que el dispositivo puede recibir más iluminación de la que recibiría aquí en la Tierra.

Hasta el momento, el dispositivo logró generar alrededor de 10 vatios, cifra que más que suficiente para demostrar las capacidades del panel. Además, al tratarse de un sistema escalable, se pueden crear paneles mucho más grandes que almacenen más energía. Ahora el próximo paso de los investigadores será lograr que el PRAM empiece a enviar a la Tierra esa energía capturada y almacenada.

Si bien según reconocieron se trata de un proceso complejo, es totalmente viable. Su idea es usar un haz de microondas y onda milimétrica para enviar a la Tierra la energía. A su vez, un receptor aquí en la superficie sería el encargado de capturar ese haz de luz y guardar la energía enviada.

“La ventaja del PRAM es que puede proveer de energía a cualquier parte del mundo donde haya una antena receptora y se necesite de manera urgente”, concluyó De Puma.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend