Tuesday 23 de April de 2024
PESCA | 14-01-2024 10:00

Verano en modo on: así está la pesca en la Costa Atlántica

Recorrida playera para conocer dónde se están dando los mejores piques en esta temporada. Corvinas rubias, rayas, brótolas y mucho más.
Ver galería de imágenes

Llegan las vacaciones de verano y el pescador deportivo comienza a pensar cómo amalgamar salidas, familia, playa, reuniones y pesca. Sin duda, todo lo nombrado es un combo perfecto para pasarlo de mil maravillas, pero al que le gusta la actividad cañófila, siempre va a estar con un sentido más preparado para ver cuál es el momento oportuno para sacarle un ratito a lo otro y poder estar caña en mano a la espera del tan ansiado pique. 
Para facilitarle la tarea a nuestros lectores, realizamos una recorrida por distintas playas del Partido de la Costa y, finalmente, por Mar del Plata y Miramar. Realmente vimos y vivimos diferentes momentos y tipos de pesca, con el común denominador de varias capturas de diferentes especies. Y acá el primer tip: para poder estar en modo on y realizar este tipo de pesca costera debemos tener cañas de 3,50 a 4,20 m de largo, y reeles frontales como rotativos con capacidad mínima de carga de unos 200 m de nylon de 0,25mm, aunque también podemos cargarlos con hilo multifilamento de entre 8 y 12 lb (1 lb = 0,453 kg). A estas cargas debemos agregarle una salida o chicote, que puede ser pegado o trafilado, de 0,35 a 0,80 mm, según el peso del plomo que utilicemos o la potencia del tirador o caster. Para completar el equipo, líneas convencionales de uno y dos anzuelos, y las del tipo bait clip. La diferencia entre ambos tipos de líneas es que en las convencionales, al momento del lanzamiento, las brazoladas van a hacer un efecto helicóptero que resta distancia. En cambio, las bait clip se enganchan de tal manera que al instante de arrojar no se desprenden de la madre principal, y sí lo hacen una vez tocado el agua. 

0105_costa

Las plomadas cumplen un papel fundamental, porque línea que no quede anclada en el fondo, simplemente no pesca. Entonces debemos llevar diferentes tipos de plomos de entre 150 y 240 g con agarre tipo satélite, sputnik, ancla, etc. Sin olvidar las que tienen destrabe, que son las famosas plomadas con alambres. Otra pata fundamental de la pesca de mar es la carnada y para ello debemos tener siempre una conservadora con hielo para mantenerlas frescas. 

Carnadas 

Los tipos de cebos son muy variados, pero se destacan las anchoas, calamaretes, langostinos, camarones, magrú, cangrejo, pejerrey y lombriz de mar, entre otros efectivos. También podemos agregar algo no muy común como es la pechuga de pollo y el filet de carpa. Todo este tipo de carnadas se puede utilizar de manera solitaria o bien armar sanguchitos con diferentes opciones: anchoa con filet de magrú o pejerrey, langostino enfundado con el cuerpo de un calamarete, camarón y filet de pejerrey... y así podríamos seguir enumerando. 
A todo lo relacionado con la pesca en sí debemos sumarle palos de playa o posacañas, hilo elástico para atar carnadas, tablita de madera, gorros para el sol, anteojos, protector solar, sillas, sombrillas o gacebos, cuchillos y las ganas de pasarla bien y no amargarse si no encontramos la pesca o el pique. 
Por comentarios o al hablar telefónicamente con amigos sabía que muchos estarían probando suerte en diferentes sectores de la costa, al margen de los que ya viven en la zona y no dudan en ayudarnos con los comentarios y las experiencias propias de atravesar jornada tras jornada recorriendo diferentes tipos de pesqueros. Así es el caso de Fernando Caletti e Iñaki García, dos enormes pescadores que siempre se hacen un tiempito para estar caña en mano y salir en búsqueda de las especies del momento. Hablamos con ellos, pusimos fecha y salimos a recorrer las playas en busca de buena pesca. 

0105_costa

La primera parada la hicimos en San Clemente del Tuyú donde buscamos la experiencia de Jorge Campos para llegar hasta algunos sectores de la playa en donde las canaletas están a tiro de caña. Nos fuimos hasta un sector en el que se veían varios pescadores y, cámara fotográfica en mano, bajamos para retratar algunos momentos. Pudimos ver capturas de rayas, chuchos, corvinas y brótolas, algunas de muy buen porte. Conversamos con los pescadores para intercambiar opiniones y seguimos de recorrida.
Esta vez nos fuimos hasta Mar de Ajó, para arribar al barco hundido Karnak, sector donde solo se puede acceder con 4x4 y es muy conocido por la afición pescadora. En un rango de unos 5 km de playa se agolpaban gran cantidad de fanáticos, entre los cuales se encontraba Javier Koller, propietario del comercio Zona Pesca quien, caña en mano, esperaba el pique de las corvinas rubias, especie que estaba picando fuerte en ese momento. Javi estaba con un grupo de amigos que nos invitaron a quedarnos. Lo hicimos por un par de horitas para charlar y ver la buena cantidad de piques que se lograban. Párrafo aparte, no aguanté las ganas, pedí una caña y tuve la suerte de pescar tres corvinas rubias de buen porte, siempre encarnando con camarón y filet de anchoa. 
Con el trabajo realizado salimos del Partido de la Costa para entrar en Santa Clara del Mar, donde nos esperaba Fernando Caletti para mostrarnos la zona y llevarnos hasta la albufera de Mar Chiquita. 

Siguiente parada

Bajamos un ratito a las playas de Santa Clara y recibimos un par de clases teóricas y prácticas de lo que se debía hacer para lograr buenos resultados. Se armaron cañas con reeles frontales cargados con hilo multifilamento y nanofil muy finito para lograr mayor distancia en el lanzamiento, además de otros equipos con reeles rotativos cargados con nylon de 0,28 mm. Los piques llegaron muy rápido: corvinas rubias, carboneras, pez gallo, brótolas e infinidad de rayas y chuchos de más de 10 kg que hacían prolongar el momento de la pelea. 

0105_costa

Desde ahí debíamos movernos hacia Mar Chiquita, pero había otros amigos pescando embarcado, por lo cual los llamamos por teléfono para que tomaran algunas fotos y al final del día nos contaran cómo les había ido. La conclusión es que les fue muy bien, pudieron pescar buena cantidad de lenguados y algunos pichones de corvinas negras, todo un éxito. Mientras saludábamos a nuestro anfitrión sonaba insistentemente el celular. Era Iñaki García desde Mar del Plata, quien nos relataba la pesca del momento: “Muuuuy buena”.
En la zona de La Feliz, la idea era recorrer playas y algunas escolleras, así que invitamos a Iñaki a que nos acompañara y guiara hacia los mejores pesqueros. Entramos a la Escollera Sur, eran muchos los aficionados que se divertían con pejerreyes y, más hacia el Oeste, los que lo hacían la variada. Y hacia allí fuimos. Nos encontramos con Iñaki, quien al vernos llegar nos mostró dos buenas corvinas rubias recién capturadas. Charlamos un buen rato mientras los piques se seguían sucediendo con variada en general. 
Aquí también tuvimos clase teórica y práctica, pero esta vez de diferentes tipos de encarnes. Créanme que son verdaderas obras de arte y ahí radica gran parte del éxito. Ya estábamos medio cansados y aún nos faltaba llegar hasta Miramar, a la zona de El Vivero. Con las últimas luces del día bajamos a la playa y vimos asombrados que nadie dejaba las cañas en los posacañas o haraganes, todas las varas en mano esperaban el pique. ¿Qué pasaba...? Estaban picando los gallos o elefantes en forma continua y nadie quería perdérselos. 

0105_costa

Graficamos el momento, tomamos algunas gaseosas con los pescadores y emprendimos el regreso de esta rápida y cansadora recorrida. Si el pique sigue así durante toda la temporada, podemos adelantar una pesca casi segura, pero como nunca existen dos días de pesca iguales, disfruten el momento, la familia y los amigos, que las capturas no van a tardar en llegar. 

Galería de imágenes

Julio Pollero

Julio Pollero

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend