Miércoles 21 de abril de 2021
PESCA | 22-03-2021 13:51

Patíes gigantes en La Depresión del Río de la Plata

El Río de la Plata volvió a darnos patíes que promediaron los 10 a 12 kg. Cuál es la mejor zona. Técnica para no fallar.
Ver galería de imágenes

Sin dudas, una de las especies que tomó un gran auge entre de los pescadores deportivos es el patí, una variedad a la que muchas veces no se le da el valor deportivo que merece, aunque se trata de un pez que solo vive en aguas dulces, puede llegar a superar los 20 kg de peso, y muchas veces nos pone ante un gran desafío: la clavada. En el mismo sentido podemos aportar que habita casi todos los ríos de la república, se alimenta de especies menores y muchas veces practica el canibalismo en la propia. 
Nuestro desafío en este relevamiento era tratar de pescar los patíes gigantes del Río de la Plata, una actividad que si bien no es nueva para nosotros, siempre depara sorpresas, ya sea por los lugares o por los portes de las capturas que obtenemos. Durante los días anteriores a la pesca en sí, hablamos con diferentes guías de la zona norte del Riopla y todos coincidieron en que la actividad estaba realmente muy buena, pero que muchas veces costaba encontrar el lugar donde el patí estaba comiendo acardumado. Canales, veriles, canaletas, pozones y depresiones son los lugares más destacados para encontrarlos, pero nunca hay que dejar pasar alguna corredera muerta o de aguas poco rápidas para intentarlo. 

0322_pati5

La trampa del patí

La carnada más efectiva a nuestro criterio es la anguila viva, aunque también podemos sumar morenas, postas de sábalo naturales o en descomposición, bagres amarillos, mojarrones y hasta pejerreyes. Al principio del relato hablábamos del desafío de la clavada, y esto viene aparejado a que muchas veces el patí llega hasta la embarcación apretando la anguila, y una vez que está en superficie abre la boca y nos deja ese sabor amargo de no haber hecho las cosas como corresponde o como suponíamos debían hacerse. Una de esas cosas es dejarlo comer bien y no cañar apenas sentimos el pique. De todas maneras, somos nosotros los pescadores los que definimos el momento de la clavada, pero así y todo… muchas veces se van. 
Los equipos ideales para este tipo de pesca son cañas de 2,10 a 2,40 m de largo con acción de punta y buen libraje de resistencia. Complementamos el equipo con reeles medianos redondos o de bajo perfil, cargados con hilo multifilamento de 30 lb (1 lb = 453,59 g) o nylon de 0,40 mm. El aparejo es muy sencillo: enhebramos un plomito pasante de 10 a 40 g por la madre del reel y atamos un anzuelo 5/0 al 8/0 con nylon de 0,60 mm. Ojo, también podemos utilizar un leader de acero, ya que muchas veces pescando patíes podemos prender algún dorado. 
La forma correcta de encarnar una anguila viva es darle una pasadita a unos 4 cm de la cabeza y que la muerte del anzuelo quede en dirección contraria. Esta sería otra de las razones por las cuales la clavada no puede resultar efectiva, ya que gran parte de la anguila queda descubierta. Con todo armado y habiendo hablado varias veces respecto de la salida, buscamos el mejor día para encontrarnos en el Club Motonáutico, donde el guía Adrián De Brito guarda su lancha, lugar que sería nuestro punto de partida. 
Muy temprano por la mañana cargamos todos los bártulos a bordo y salimos con destino a la isla Martín García para pescar sobre los canales Del Infierno y Buenos Aires. Llegamos con los equipos armados y, viendo que el agua estaba bastante sucia, hicimos algunas pasadas y nada, algún pique esporádico de especies menores. Bajamos un poco hacia la canaleta de la Viga 60 para pescarla de veril a veril, tras lo que mejoramos un poco el rinde, pero nada de lo que buscábamos, solo algún patí de 3 o 4 kg. Sin remontar, en unas de las gareteadas nos subimos a los Pozos del Barca para comenzar la pesca un poco más abajo del Palo 14. Aquí nos encontramos con varios guías que hacían lo mismo.

0322:pati

Buscando “ese” ejemplar

Contradictoriamente a lo que venía sucediendo, no tuvimos un solo pique de patíes gigantes, solo un moncholo grande y un paticito que no calificaba. Se nos estaban quemando los papeles, pero nos quedaba la carta ganadora, la Depre (Depresión del palo 4). En unos pocos minutos estábamos en zona y todos a bordo decidimos pescar diferente: dos pusieron la línea característica del plomo pasante, otro optó por no usar plomo, y el último eligió una línea de flote de una boya y 1,80 m de largo, aproximadamente. 
El río estaba inmejorable: corría muy suave y nos permitía garetear de banco a banco, un lujo. El primer pique se dio en la boya, una leve llevadita, fue cuestión de moverle la carnada y salió disparada hacia los edificios que se levantaban tras la bruma. No era un patí sino un lindo dorado de unos 4 kg que llegó hasta la lancha y se fue… No estaba clavado, solo vino prendido de la anguila. Corregimos la carnada y nuevamente al agua. Tras movernos unos 40 m, ahí sí, pique característico de patí. Esperamos que comiera y arrimamos un hermoso ejemplar de unos 9 o 10 kg. A partir de ese momento se fueron dando varios ejemplares más, todos de entre 9 y 12 kg, realmente una fiesta. Pero nosotros sabíamos que faltaba el de la foto: el baboso que fuimos a buscar, esos de los que no hace falta mentir para ponerle peso, y se dio, no solo una vez sino que tuvimos dos o tres piques de los buenos. 
Primero subimos uno de unos 14 kg, después vino otro y otro más, hasta que el final del día nos tenía preparada una sorpresita: uno de los gordos. Ante un pique medio insignificante, el pescado iba y venía, el aficionado le daba la tregua necesaria, pero al momento de llegar a la lancha todo se tornó distinto: el ejemplar fue el de la foto, el que buscábamos. 
Sacó bastante hilo en la corrida, pero se lo pudo dominar. Era un chancho muy bien clavado y listo para ser subido a bordo. No fue el único, en las últimas horas se dieron varios más que superaron los 15 kg. Sin dudas, se trata de una especie muy noble. Démosle la chance que se merece. El Río de la Plata puede hacerlo posible.

0322:pati
 

Para agendar guías: Adrián De Brito, Celular: 11-68070349; Elias Mica, Celular:  11-56695294; Mauro Bittolo, Celular: 11-41772524; Julio Alquezar, Celular:  11-57515776; Javier Vila, Celular: : 11-66782717; Maxi Hervello, Celular: 11-57009903; Juan Turano, Celular: 11-68631326; Claudio Cairo, Celular:  11-31375467; Damián Pesca, Celular: 11-28431929.

Galería de imágenes

En esta Nota

Julio Pollero

Julio Pollero

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend