Miércoles 12 de agosto de 2020
NATURALEZA | 22-05-2020 13:28

El coronavirus nos ha demostrado lo importante que es proteger la biodiversidad

La destrucción de hábitats y la comercialización de especies exóticas aumentan considerablemente la posibilidad de que virus muy peligrosos contagien a seres humanos.
Ver galería de imágenes

Año a año, el hombre sigue provocando graves cambios en el medio ambiente, destruyendo hábitats, modificando el cauce de ríos y comercializando especies exóticas. Todo esto no hace más que incrementar las probabilidades de que virus peligrosos entren en contacto con los seres humanos. Este riesgo ha estado latente desde hace décadas, pero ahora lo vivimos en carne propia debido a la propagación del coronavirus.

Las pandemias se han triplicado cada década desde 1980, solo que no habían generado impactos tan graves como hasta ahora. La propagación del COVID-19 pone de manifiesto el dramático estado de la biodiversidad global, ya que el tráfico ilegal y el comercio de especies exóticas pudo haber sido el detonante de la situación que estamos viviendo.

2205_biodiversidad

En este sentido, la ministra de Medio Ambiente de Alemania, Svenja Schulze (SPD), se pronunció al respecto con cautela. "China reaccionó de inmediato y cerró los mercados peligrosos. Desde una perspectiva europea, es importante que detengamos el comercio de vida silvestre, en gran medida ilegal, con la ayuda de la Policía y aduanas. Es nuestro turno", dijo a DW.

En la misma línea de pensamiento, el experto en protección de especies de Greenpeace, Christoph Thies, afirmó que: "No podemos esperar que la gente de todo el mundo deje de comer carne de animales salvajes de la noche a la mañana. Hay regiones donde esta es una parte importante de la dieta". De hecho, millones de personas en Asia y África viven de esos mercados, de donde obtienen sus alimentos. Tan amenazante como esos mercados es el comercio ilegal de animales exóticos.

2205_biodiversidad

Para el experto de Greenpeace, Thies, es importante que la protección de especies reciba más atención. En 1992, en la Cumbre Mundial en Río, la protección del clima, la biodiversidad y la lucha contra la desertificación se abordaron con la misma importancia. En las décadas siguientes, sin embargo, la protección del clima se convirtió en un tema muy importante. Thies piensa que esos problemas ambientales no pueden separarse. "La protección y recuperación de los bosques y otros sistemas naturales pueden representar entre el 20 y el 30 por ciento de las medidas totales de protección climática necesarias (…) hemos estado exigiendo que estos temas se consideren como un paquete (completo) durante muchos años". Thies cree que esto no se ha dado debido a algunos políticos: "En muchos países, en muchos gobiernos, las personas involucradas en la biodiversidad y la conservación de la naturaleza a menudo tienen poca relación con las personas que protegen el clima".

Fuente: DW

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario