01-11-2018 14:55 | MOTOR

Pick up Nissan Frontier: ahora hecha en la Argentina

Reemplaza a la que venía de México. En esta primera etapa se lanzaron las versiones con mayor equipamiento. A principios del año próximo saldrán las destinadas al trabajo.

La llegada al mercado de la pick-up Nissan Frontier producida en la Argentina marca un nuevo escalón ascendente en la especialización que nuestro país está buscando dentro del mundo automotor en este tipo de vehículos. Para entender la situación basta con mencionar que, de los 10 autos más vendidos en el planeta durante el primer semestre de este año, dos son pick-ups: Ford F-Series (puesto 1) y Chevrolet Silverado (puesto 10). Si bien se trata de versiones más grandes que las que se comercializan localmente –aquí son medianas, de una tonelada de carga–, estas ubicaciones marcan la tendencia del público que, gracias a su versatilidad, los toma como herramienta de trabajo o vehículo familiar.

La llegada de la marca japonesa como productor local, de la mano de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi –tras una inversión de 600 millones de dólares–, trae consigo otras dos pick-ups que saldrán al mercado en los próximos meses de la planta que la firma francesa tiene en Santa Isabel, Córdoba: la Renault Alaskan y la Mercedes-Benz Clase X. Esto implica la participación de nuevos rivales que van a disputar el mercado doméstico con otras pick-ups de origen nacional, como la Toyota Hilux, la Ford Ranger y la Volkswagen Amarok. Y a la que se sumarán otros contendientes de diversos orígenes, en particular chino.

1101_NissanFrontier

Si bien Nissan recién llega al mercado local como productor integral, acredita cerca de 80 años en la fabricación de pick-ups. Hasta el momento del lanzamiento de la versión local, la Frontier llegaba desde México, aunque en versiones acotadas dado el limitado cupo de intercambio entre ambos países.

Básicamente, la pick-up Frontier monta el conocido motor 2.3 diésel biturbo de 4 cilindros, bajo normas Euro 5, que entrega 190 CV de potencia y un torque de 450 Nm entre las 1.500 y 2.500 RPM. La marca declara una aceleración para el 0-100 km/h en 12,5 segundos. Este impulsor está montado en las primeras versiones que ya salieron a la venta, XE y LE, las más equipadas. En una segunda etapa, en algún momento del primer trimestre del año próximo, aparecerán las versiones SE de entrada de gama, orientadas más a flotas para el trabajo, que estarán equipadas con el mismo motor diésel 2.3 pero monoturbo, y que entregará 160 CV y 405 Nm.

1101_NissanFrontier

Estructura

El chasis mantiene la estructura en doble C, reforzado con ocho vigas transversales que mejoran la rigidez estructural del conjunto y evitan que se produzcan daños por fuerzas externas. La carrocería está construida con aceros en una aleación de alta resistencia que reduce el peso. La suspensión trasera es por sistema multilink con eje rígido, que busca una mejor reacción ante irregularidades del camino, mayor estabilidad y reducir vibraciones. La capacidad off-road está dada por ángulos de entrada de 30°, ventral de 23° y salida de 27°, al tiempo que el despeje en el diferencial central es de 22 cm.

La nueva Frontier nacional dispone del sistema B-LSD o Diferencial de Deslizamiento Limitado, que trabaja en conjunto con el módulo del ABS, frenando al neumático con menor adherencia y transfiriendo la potencia a aquella rueda con más tracción para lograr la mayor adherencia y fuerza de empuje posibles. Otro de los comandos vinculados al sistema de 4x4 es la perilla de transferencia de fuerza “Shift on the Fly” cuyo beneficio es la posibilidad de transitar en 4x2 e ingresar la tracción 4x4 alta sin necesidad de detener el vehículo.

1101_NissanFrontier

Seguridad

Entre los sistemas de seguridad pasiva y activa, la Frontier dispone de hasta seis airbags, cinco apoyacabezas, cinturones inerciales de tres puntos y ganchos Isofix. Estos se complementan con el sistema de arranque en pendiente y de control de descenso, el asistente al frenado de emergencia, el sistema de distribución electrónica de frenado (EBD) y el control de estabilidad y tracción (VDC), que es el nombre que Nissan utiliza para denominar al ESP (Programa Electrónico de Estabilidad).

Uno de los chiches que ofrece la nueva pick-up es el “Intelligent Around View Monitor”, un sistema de cámaras exteriores que genera una visión periférica de 360°. Se trata de una tecnología que sirve de ayuda a los conductores tanto para estacionar fácilmente y de manera más segura como para manejar en reversa. Además, incorpora el modo Off-Road por el cual, al poner la tracción en modo 4x4 baja, se activan las cámaras en la pantalla tácil de 8”, ofreciéndole al conductor una visión periférica de los accidentes del terreno que no puede ver desde su ubicación.

Nota completa en Revista Weekend del mes Noviembre de 2018 (edicion 554)

 

Etiquetas:
Alejandro Fischer

Alejandro Fischer

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario