sábado 23 de febrero de 2019
03-05-2018 14:30 | MOTOR

Pros y contras de los convertibles 2018

Los conductores de descapotables disfrutarán más del manejo al aire libre con los lanzamientos en ese segmento. Ver galería de imágenes

El viento agita el cabello, el sol ilumina a pleno. Los conductores

de descapotables disfrutan del manejo al aire libre. Y son cada vez

más. En Alemania, por ejemplo, aumentaron los  descapotables en circulación entre 2010 y 2017 de 1,71 a 2,12 millones. Nuevos modelos se agregan ahora a este nicho de mercado.

”Los descapotables le agregan una dosis de emoción a las marcas

automotrices. Son una especie de herederos de los primeros autos de

carrera, que se manejaban abiertos y expuestos al clima”, dice Paolo

Tumminelli, profesor de diseño en la Universidad Tecnológica de

Colonia. Los conductores de convertibles tienen un contacto más

intenso con su entorno natural que los de autos cerrados. “Manejarlos

se convierte en una experiencia originaria de la historia del

automóvil. Hay pocas marcas que se resisten a la tentación de

producir un descapotable”, señala.

Lo que cambió a lo largo de la historia es el valor relativo de los

convertibles. “Al comienzo de la historia automotriz eran más

baratos, hoy son más caros; los cabriolet tienen un carácter más

exclusivo”. También se ha modificado la relación con el confort

habitual de manejo. Los coches abiertos, con fuerte incidencia de la

luz solar, no permiten distinguir mucho en las pantallas que

suministran gran parte de la información de manejo en la actualidad. Tampoco

es fácil comunicarse por voz con el viento y el ruido ambiental

surcando entre las butacas.

Stefan Bratzel, director del Center of Automotive Management de la

Universidad de Economía de Bergisch Gladbach, en Alemania, considera

que el boom de los convertibles ya ha comenzado a declinar. “Un

descapotable permite experimentar una sensación vital de apertura y

diversión, que se traslada positivamente al prestigio de la marca

respectiva, pero la tendencia actual lleva a la búsqueda de mayor

seguridad”, dice Bratzel. En tiempos de incertidumbre, las

preferencias se dirigen en mayor medida a los SUV, autos cerrados en

los que el conductor y sus acompañantes se sienten más protegidos

frente a un entorno inseguro.

A ello se agrega el precio. La mayoría de los cabriolet son derivados

de modelos monovolumen pero su costo de desarrollo es elevado. “La escala de producción reducida hace poco rentable este desarrollo”, dice Bratzel. Por eso se trata en general de automóviles caros producidos por marcas premium, que buscan

posicionarse con mayor prestigio en el mercado.

”Los convertibles son atractivos a primera vista pero, en muchos

casos, no terminan siendo útiles para las necesidades cotidianas”,

dice Marcel Muehlich, del Auto Club Europa. En general, tienen un

maletero pequeño y un espacio interior que no se puede adaptar a

disposiciones diversas. El mantenimiento también puede ser más caro.

”Los cabriolet requieren más combustible que un auto cerrado

comparable, porque son más pesados que los que tienen techo”. La

estructura de la carrocería tiene que ser mucho más estable para

compensar la carencia de techo. Y la resistencia al viento es mayor

en los descapotables.

Además necesitan mayores cuidados: “La estructura del techo

desplazable tiene que ser engrasada periódicamente, la ventana

trasera de material plástico se vuelve opaca con el tiempo y tiene

que ser pulida o cambiada”, dice Muehlich. Las juntas de goma del

techo y su cobertura también requieren de mantenimiento.

Algunas compañías de seguro cobran primas menores por los

descapotables, porque no se utilizan en invierno, al menos no en los

países de bajas temperaturas. De todos modos, suelen ser los

convertibles víctima de actos de vandalismo como un corte de navaja

que arruine el techo. Algunas marcas ofrecen un techo rígido que se

puede colocar en invierno. Claro que hay que montarlo para el frío y

desmontarlo y guardarlo en verano. También existen los convertibles

con techo metálico plegable pero se pierde algo del aspecto clásico del descapotable.

Estos son cinco nuevos modelos de convertible que estarán disponibles

en el mercado en 2018:

ASTON  MARTIN  DB11  VOLANTE: los ingleses denominan la versión abierta

tradicionalmente Volante. El DB11 dispone de un techo rápidamente

replegable, con un motor V8 de 375 kW/510 CV que lo lleva a poder

acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos. Alcanza una velocidad

máxima de 300 km/h. Cuesta alrededor de 200.000 euros.

BMW Z4: la automotriz alemana lanzará en el verano europeo una nueva

versión del Roadster Z4. El biplaza deportivo pesará 1,4 toneladas.

Sus motores ofrecen una potencia de entre 135 kW/184 CV y 264 kW/360

CV, con tracción trasera. No se conoce aún el precio de venta.

FORD MUSTANG CABRIO: la leyenda estadounidense llegará también a

Europa en su nueva versión 2018, con un motor turbo de cuatro

cilindros a gasolina con 231 kW/290 CV o un potente V8 de 331 kW/450

CV. Una caja de diez cambios se encuentra entre los opcionales

disponibles para  el nuevo Mustang. Su precio:  a partir de 43.500

euros.

MINI CABRIO: modifica apenas su modelo de cuatro plazas. El

convertible dispone de luces traseras LED con el diseño del Union

Jack y en forma opcional con caja de doble embrague. Su maletero

tiene una capacidad de entre 160 y 215 litros. El biplaza se ofrece

con motores de entre 75 kW/102 CV y 141 kW/192 CV. El precio: a

partir de 23.300 euros.

MERCEDES CLASE S CABRIO: El Clase S abierto apuesta a ofrecer un

espacio amplio y mucho lujo. Se podrá adquirir con motores V8 o V12

de entre 345 kW/469 CV y 463 kW/630 CV, a un precio que parte de los

143.472 euros.

Fotos: dpa

Galería de imágenes

Etiquetas: Autos Motor Convertibles Descapotables
DPA .

DPA .

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario