Sábado 1 de octubre de 2022
INFORMATIVO | 17-10-2021 10:00

Luján, la Capital Nacional de la Fe, cumple 266 años

Fue fundada el 17 de octubre de 1755 por un decreto del entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, José de Andonaegui. El fenómeno del culto a la virgen de Luján. Video.
Ver galería de imágenes

Un día como hoy, 17 de octubre, pero del año 1755, el influyente comerciante y militante español Juan de Lezica y Torrezuri  logró que el por entonces gobernador de la  provincia de Buenos Aires, José de Andonaegui,  le otorgara al poblado de Luján el título de “Villa de Nuestra Señora de Luján”, convirtiéndose así en uno de los 135 partidos que actualmente conforman esa provincia.

En cuanto al origen de su nombre,  mientras hay historiadores que aseguran que fue dado por los indios Lojaes, los primeros habitantes de la región, en tanto otros dan cuenta de la existencia de antiguos documentos sobre esta región que ya le daban el nombre de Huyán o Sehuyán al río que serpentea por esas tierras, y que luego derivaría en su actual denominación: Luján.

1015_Luján

Sin embargo, la versión más aceptada es la que hace referencia al arribo a esas costas bonaerenses de 14 carabelas que, surcando las aguas, desembarcaron a 800 hombres, entre ellos un caballero que fue quien le dio el nombre a este pueblo y a la virgen que generaría un inmenso movimiento de fe: el capitán y conquistador español Pedro de Luján.

Cuenta la historia que el 15 de junio de 1536, el capitán español perdió la vida a orillas del río que finalmente tomaría su apellido. Los conquistadores españoles fueron derrotados por los indios querandíes en una dura batalla en la que sufrieron 38 bajas. Entre ellas, la de Pedro de Luján quien cayó de su caballo desbocado por el fragor de la lucha, en la margen del mencionado río. Curiosamente, 100 años más tarde, en las cercanías de ese lugar, tendría lugar la milagrosa detención de la carreta que transportaba la imagen de la virgen.

En 1580, luego de 44 años, los conquistadores españoles regresaron al río de la Plata, comandados por Juan de Garay quien fundó un nuevo fuerte en el mismo lugar en el que Pedro de Mendoza había levantado el primero. Así fue que Garay repartió las tierras entre sus acompañantes, tomando al río Luján y al “Árbol Solo” como referentes naturales para la división de esa inmensa región que fue llamada “Valle de la Muerte”, “Valle de la Matanza” o “Valle de Corpus Christi”, nombre este último, dado por la batalla que se celebró el 15 de junio de 1513.

1015_Lujàn
 

El milagro de la carreta de la virgen de Luján

Si bien en 1630, Lima era la capital del Virreinato del Río de la Plata, Potosí era el gran centro cultural y económico de América del Sur y hacia allí partían las carretas que salían desde Buenos Aires, las cuales tenían que cruzar por el vado del río que se encontraba en las cercanías del punto geográfico “El Árbol Solo”, lugar donde años más tarde se fundaría la ciudad de Luján.

La historia cuenta que, precisamente, por esos caminos venía una carreta transportando, desde Paraguay, dos imágenes de la virgen María rumbo a la ciudad norteña argentina de Sumampa.

Tras varias horas de marcha, la tropa de carretas decidió pernoctar en la margen del río Luján para reponer energías y es, precisamente, en ese lugar donde se produjo el “Milagro de la Carreta”: una de las imágenes, la de la Pura y Limpia Concepción de la Santísima Virgen María, decidió quedarse allí para siempre, dando, así, origen al culto a la virgen de Luján.

Poco tiempo más tarde, en ese mismo lugar se construyó  la primera ermita de paja y barro para albergar a la virgen, siendo el negro Manuel su fiel cuidador y devoto servidor durante 56 años.

1015_Luján

En 1671 la Santa Imagen de la Virgen fue comprada por Ana de Matos quien decidió trasladarla desde la Estancia de los Rosendo, lugar donde estuvo desde 1630, hasta su casa, ubicada en la actual calle Doctor Muñiz y el río Luján, en las cercanías de El Árbol Solo

Ese traslado pudo llevarse a cabo, el 8 de diciembre de 1671, gracias a las valiosas ayudas del obispo fray Cristóbal de Mancha y Velazco y del gobernador José Martínez de Salazar, quienes autorizaron y acompañaron a la comitiva que se reunió para emprender el largo camino a pie hacia la nueva morada de la virgen. El nuevo templo fue llamado “Capilla de Montalvo” en honor al gran impulsor de su construcción y también a su primer capellán: don Pedro de Montalvo.
 

En 1731 tuvo lugar el trazado oficial del pueblo: Magdalena Gómez, dueña de la estancia que había pertenecido a Matos, donó varias tierras cercanas al Santuario de la Virgen y, así, comenzó a poblarse y engrandecerse lo que en sus principios fue sólo un solitario puesto de frontera.

En tanto mientras en el año 1753, la Capilla de Montalvo se desmoronó, al año siguiente comenzó la construcción de un nuevo templo, esta vez promovido por Juan de Lezica y Torrezuri, quien en agradecimiento por los favores recibidos por parte de la virgen, decidió hacerse cargo de la majestuosa obra. Para ello, logró que el Cabildo de Buenos Aires autorizara la construcción de un puente sobre el río Luján y que los ingresos fueran totalmente destinados a la obra del templo.
1015_Luján

En 1755, el por entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, José Andonaegui, accedió al pedido de los primeros pobladores que se afincaron en esos pagos, otorgándole el título de Villa al caserío ubicado en los alrededores del templo, que por entonces contaba con apenas 260 habitantes. Un año más tarde, Juan de Lezica y Torrezuri logró el permiso del rey de España para instalar un cabildo en esa región, quedando así legalmente asentada la población como “Villa Nuestra Señora de Luján”. En tanto que, el 8 de diciembre de 1763 se inauguró el templo construido bajo la dirección de Juan de Lezica, instituyéndose a la virgen de Luján como Patrona de la Provincia de Buenos AIres.

Mientras en 1856 se creó la Municipalidad de Luján, y dos años más tarde se levantó el primer monumento del país al general Manuel Belgrano, el 23 de mayo de 1864 llegó a la zona “La Porteña”, la primera locomotora de la Argentina que fue fabricada en Inglaterra. En 1930, el Papa Pío XI, le concede al templo el título de basílica, y en 1935, tras 45 años de construcción, se da por finalizada la construcción de la actual Basílica Nuestra Señora de Luján que, en 1988,  fue declarada Monumento Histórico Nacional. 

Luján, hoy

Ubicada a 67 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires, a la cual está conectada por la autopista Acceso Oeste y por el Ferrocarril Sarmiento, la ciudad de Luján tiene una superficie de 777 kilómetros cuadrados y una población estimada en poco más de 120.000 habitantes. Asimismo, está atravesada por las rutas nacionales 5 y 7, y por las provinciales 6, 47 y 192.

Importante cruce de caminos ya desde tiempos coloniales, hoy es uno de los  partidos más importantes de la provincia de Buenos Aires, ya que es considerada una de las principales puertas de acceso al interior bonaerense. 

Además de ser un importante centro religioso, histórico y cultural, Luján cuenta con una economía diversificada, destacándose los sectores agropecuario, industrial y el de servicios, apoyado fuertemente en una vigorosa actividad turística.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend