Monday 15 de April de 2024
CAZA | 08-12-2023 19:00

Superpoblación de especies exóticas: invasión fuera de control

Los ciervos y jabalíes son ejemplares foráneos introducidos hace más de un siglo en la Argentina. En nuestro país no tienen predador natural y están causando pérdidas millonarias. Cuáles son los planes de Entre Ríos, Corrientes y Misiones para controlarlos. Por Daniel Callisto.
Ver galería de imágenes

A raíz de ver varias notas publicadas en la web por diarios de distintas provincias acerca de la fauna exótica (no autóctona) –jabalí, ciervo axis y ciervo colorado–, su crecimiento desmedido luego de la pandemia y las problemáticas que ello conlleva, decidimos profundizar el tema acerca de lo que ocurre en las provincias del litoral.
Como destacamos en la nota “Guía para cazadores 2023”, publicada en Weekend Nº 608, acerca de las falacias “vida sí, muerte no” a estas especies, consultamos con especialistas para informar y desmentir algunas creencias populares acerca de estos animales .

Más de cien años atrás

El jabalí fue introducido en la Argentina en 1905, proveniente de Francia, y el ciervo colorado en 1906 (originario de Hungría y Austria), ambos por Pedro Luro, mientras que el ciervo axis es originario de de la India y fue introducido por Aaron de Anchorena en 1928. En los tres casos con fines cinegéticos.

El axis es considerada una de las plagas invasoras de nuestro país, porque desde su introducción se adaptó muy bien y se reprodujo en manadas numerosas. Entre Ríos y Corrientes, al igual que Buenos Aires, Río Negro y Neuquén, son las provincias donde mejor se instaló. Tal es así que su población ha ido en ascenso imparable, hasta el punto de que ahora comenzó a ser un gran dolor de cabeza para la seguridad vial (https://bit.ly/3tVXXVj), porque ya no sólo se lo ve en los márgenes de las rutas, sino que los cruza (https://bit.ly/3FF4sP4) e ingresa en áreas urbanas. 


Es que el predador del ciervo axis es el tigre en la India y en la Argentina no hay. Su equivalente podría ser el puma, pero por cuestión de tamaño no lo va a poder controlar, a lo sumo llegará a cazar alguna cría, porque el ciervo axis es un animal de 200 o 250 kilos que vive en manadas y es bastante agresivo.

1205_invasion


Por otra parte, en los Esteros del Iberá, Corrientes, el axis sirve como amplificador de dos especies de garrapatas que podrían estar alterando el ecosistema, ya que afectan a las especies nativas, por lo cual ya hay un impacto sanitario. En el mismo sentido se ha demostrado que es portador de la tuberculosis bovina, con un impacto en la producción del ganado.

Qué pasa en Corrientes

Tras extensas investigaciones, expertos aseguran que en Corrientes están a punto de declarar al ciervo axis como plaga debido a su impacto en la biodiversidad. Esto se debe a que la especie se expandió por todo el país y ha generado un daño en la fauna nativa y en el sector productivo de esa provincia. Y es por ello que alientan acciones para controlar su presencia.


Para clarificar el tema nos comunicamos con el Dr. Agustín Portela, director de recursos naturales de Corrientes, quien nos manifestó que la provincia se encuentra en recuperación de importantes incendios que han afectado toda la actividad productiva, a lo que se suman sequías y el bajo caudal de los principales cursos de agua, por lo que viene trabajando con todos los actores involucrados (asociaciones de caza deportiva, municipios, productores) para buscar alternativas de subsistencia, en muchos de los casos a través de la caza deportiva para que ésta revista un commodity que le permita al productor aumentar sus ingresos o menguar las pérdidas.

A modo de síntesis, va a haber una mayor cantidad de cotos de caza, ya que a los que tenía la provincia ahora se pueden sumar como operadores cinegéticos los productores afectados por los problemas mencionados, por lo cual habrá un mayor control de ciervos axis, lo que ayudará a mitigar su invasión.

Entre Ríos

Si algo nos deja en claro la conversación con el director general de fiscalización provincial, Juan Mansur, es que luego de la pandemia las especies invasoras (principalmente chancho jabalí y ciervo axis)  se reprodujeron considerablemente, por lo cual Entre Ríos está trabajando en un plan de manejo y control de especies exóticas con la finalidad de resguardar el medio ambiente y la fauna silvestre autóctona, además de pretender disminuir los daños productivos en distintas chacras y evitar accidentes de tránsito (se han registrado muchos a causa de animales). 

1205_invasion

En cuanto al Parque Nacional El Palmar, hay un plan especial ya que el jabalí, por su forma de alimentarse, hoza la tierra y le produce un daño importante porque se lleva bulbos y raíces tiernas, lo que causa la extinción de especies de flora nativas. Sin duda, el de este parque es uno de los pocos ejemplos de éxito de control de mamíferos invasores, ya que allí el jabalí se había convertido en la principal amenaza de la palmera yatay, pero logró ser contenido a través de una alianza con la sociedad local que involucró a cazadores deportivos supervisados por guardaparques y permitió redistribuir la proteína animal en comedores escolares y geriátricos. Recordemos que el jabalí aparece en el tope del ranking de mayores costos económicos porque causa impacto sobre la producción agrícola ganadera.

Sur de Misiones

En esta provincia se intensificó el relevamiento y monitoreo de los ejemplares de ciervo axis para definir el plan de manejo poblacional. Al cierre de esta edición estaban en proceso las tareas de relevamiento y monitoreo, que finalizaron en distintas propiedades privadas de Candelaria. La intención es “avanzar luego hacia otros predios del sur de la provincia para tener un panorama completo, lo que permitirá lograr información detallada para tomar decisiones ante el avance masivo de los axis, ya que continuará la filtración desde el territorio correntino, y el plan de control poblacional deberá ser sostenido en el tiempo”, indicó el subsecretario de ecología provincial, Alan Benítez Vortisch.


En el mismo sentido, Vortisch le precisó al portal Misiones Online que en la provincia no se habilitará la caza deportiva de axis. “Esta problemática tiene aristas desde lo ético, moral y filosófico. Los humanos, como especie racional, tenemos la responsabilidad de garantizar la supervivencia de las demás especies que, a su vez, garantizan la nuestra. El axis fue traslocado del Sudeste asiático, su lugar de origen, al Sur de Buenos Aires, para cotos de caza: Luego se fue dispersando por el Sur y Noreste de la Argentina. Es considerada en el país una especie exótica invasora, que genera problemas especialmente relacionados con el desplazamiento de la fauna nativa de los territorios que va ocupando”, se explayó. 

1205_invasion

Sin embargo, Matías Pamberger, presidente de la Sociedad Rural de Misiones expresó a Primera Edición: “Al principio nos parecían animalitos lindos, convivíamos bien con ellos porque eran pocos” (...) “...con el paso del tiempo estos ciervos se reproducen muy rápido y que desplazan o corren a las especies autóctonas en la provincia, algo que pone en peligro la biodiversidad. Habilitar la caza de estos animales sería la opción más certera para frenar la propagación de estos cérvidos y disminuir los daños que causan” (https://bit.ly/3FLjp1Q) .

Datos fácticos

Para cerrar la nota consulté por teléfono a Diego Agrelo, cazador y amigo que frecuenta las zonas correntinas de Esquina y Sauce, quien aseguró ver campos devastados. “Cuando el axis entra a un cultivo lo hace en manadas –explica–, lo cual implica que en poco días campos sembrados pueden quedar destrozados, produciendo pérdidas millonarias”. Es que en Corrientes hay una presencia importante de esta especie, tanto territorial como poblacional, de hecho los ejemplares prácticamente conviven con los vacunos. Y entre los perjuicios que acarrea, el primero y principal es que se trata de una especie que compite de manera directa con nuestros cérvidos nativos, los desplaza, no hay término medio. No puede convivir con ningún cérvido autóctono. Segundo, como no hay control, es un animal que se desplaza muchísimo y vive en manadas numerosas, también acarrea varias enfermedades, no sólo a otras especies amenazadas que tratamos de cuidar, sino también a la producción. Son animales muy selectivos para comer –continúa Agrelo– y el daño que hacen es muy grande porque eligen lo mejor de lo mejor y dejan el pasto o la pastura de peor calidad para el ganado”.

1205_invasion

Datos estadísticos 

En ecología, una cadena alimentaria o cadena trófica es una serie de organismos que se comen entre ellos de forma que la energía y los nutrientes fluyan de uno al otro. Por ejemplo, al comer una hamburguesa en el almuerzo somos parte de una cadena alimentaria que se ve así: pasto-vaca-humano. Según datos del Ministerio de Ambiente, la Argentina pierde por año 1.380 millones de dólares por los daños generados por el jabalí en las actividades productivas y 66 millones de dólares por el castor en Tierra del Fuego. A su vez, los costos económicos anuales asociados a las especies invasoras pueden alcanzar casi el 1 % del PBI nacional, de acuerdo a estudios realizados por investigadores del Conicet.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend