Sunday 23 de June de 2024
CAZA | 25-11-2014 11:52

Arma corta: ¿sí o no?

La caza con revólver ha ganado adeptos últimamente, pero despierta algunas controversias entre muchos cultores de la caza mayor. Puntería y distancias de tiro entre los factores de discordia.
Ver galería de imágenes

Las armas cortas en la caza mayor –exceptuando alguna ocasión donde haya sido utilizada por no disponer de otro elemento– surgen exclusivamente como arma de apoyo para situaciones inesperadas. Su antecedente más evidente se remonta a aquellas cacerías de tigres en la India, donde se batía la zona utilizando elefantes que transportaban a los cazadores dentro de una canasta sobre su lomo. Del nombre de ese habitáculo –“howdah”– toman su denominación pistolas de grueso calibre utilizadas ante una emergencia, tal como que si el felino saltara sobre los desprevenidos cazadores. Sin duda, en esa situación era más manejable y rápida de emplear un arma de puño en lugar de los largos rifles de caza.

Las howdah pistol

De avancarga en una primera etapa y de retrocarga posteriormente –tras el advenimiento del cartucho metálico–, se trata de pistolas generalmente de dos cañones que disparaban proyectiles de grueso calibre. Acorde al nivel de las armas largas utilizadas en los grandes safaris del siglo XIX, firmas como Holland & Holland incluyeron este tipo de arma de puño en sus catálogos. Uno de los calibres más usados fue el .577 Snider, que disparaba una punta de plomo sólido de 450 grains a una velocidad de 1.300 pies por segundo.

En nuestro medio, tal vez la imagen más cercana que tengamos de este tipo de armas sea la de Michael Douglas en su papel del cazador Remington de la película titulada “Garras”, empuñando una howdah pistol de avancarga con cañones superpuestos.

La actualidad 

Desde el advenimiento del .44 Magnum gracias a los buenos oficios de Elmer Keith, la fantasía de muchos de cobrar grandes piezas de caza con un arma de puño comenzó a gestarse. Ya desde la propaganda inicial de la Smith & Wesson se lo ofrecía como un calibre apto para frenar al más feroz oso grizzli. Las fábricas de armas, prontas a abrir un nuevo mercado para poder así satisfacer las ansias consumidoras de los usuarios de un país como los Estados Unidos de América, comenzaron a promover la caza mayor con armas de puño para crear un nuevo nicho donde comercializar sus productos.

Nota publicada en la edición 506 de Weekend, noviembre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

25 de noviembre de 2014

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend