Domingo 27 de septiembre de 2020
ARMAS | 14-09-2020 11:38

Breve historia de los rangers de Texas: un cuerpo armado que jamás pudo ser disuelto

Desde 1823 en que fue creado por un acaudalado empresario, la fuerza armada conocida como rangers de Texas atravesó varios vaivenes, pero hasta hoy sigue vigente con su impronta justiciera.

"Un disturbio... un ranger": la frase, atribuida al Capitan W. J. McDonald, hace referencia a la fama de los Texas Rangers de enfrentar en solitario los problemas que se presentaban. Repasemos su historia...

1409_rangers

Un daguerrotipo de alrededor de 1850/60 muestra la imagen de un grupo de rangers, con el armamento y vestimenta de la época.

Luego de que México lograra su independencia, unas seiscientas familias provenientes de los Estados Unidos de América se radican en el territorio de Texas. A raíz de los continuos ataques que sufrían, provenientes de bandoleros mexicanos e indios comanches, un acaudalado comerciante –Stephen F. Austin– contrata en el año 1823 a una decena de hombres para que les brindaran protección, ante el desinterés de las autoridades mexicanas por hacerlo.

1409_rangers

La clásica estrella dentro de un círculo, que es el símbolo de los agentes de la ley del Estado de Texas denominados Rangers.

Fuertemente armados, los integrantes de este grupo parapolicial patrullaban individualmente la zona intentando frenar las actividades ilícitas de las que eran víctimas los nuevos habitantes. Con un salario de 1,50 dólares diarios y cinco más mensuales para la compra de alimentos y balas, estos hombres reunían un sueldo más que deseable para la época. Al comienzo de la lucha por la independencia de Texas (1835) los Rangers se constituyeron formalmente como un cuerpo policial, llegando dos años después a estar compuesto por unos trescientos hombre.

Desde la declaración de su independencia en 1836 a su anexión a los Estados Unidos, en 1845, cumplieron eficazmente su función como guardianes de la ley de la flamante república texana. Ante el reclamo constante de México y posteriormente a la anexión, se inició una guerra entre éste país y los EE.UU. que se prologó hasta 1847. Durante el conflicto, el cuerpo de Rangers combatió bravamente, infligiendo muchísimas bajas a las guerrillas mexicanas y cimentando una reputación de gente realmente temible.

1409_rangers

Sombrero texano, insignia en el pecho y una pistola Colt 1911 calibre .45 en la cintura, una constante que perdura hasta hoy.

Luego del final del conflicto en 1848, los Rangers se disolvieron, pero nueve años después y ante el ataque de comanches y otras tribus el entonces gobernador Runnels asignó una partida de setenta mil dólares para financiar el cuerpo policial, que quedó a las ordenes de John “Rip” Ford, un veterano de la guerra contra México. La guerra civil norteamericana marcó otra de las disoluciones del cuerpo, ya que muchos de ellos se alistaron del lado de la Confederación.

1409_rangers

Imagen de época. Por el armamento se la puede ubicar alrededor de los años 1870/80, con el casi infaltable cuchillo Bowie.

En 1870 fueron reemplazados brevemente por una versión controlada por la Unión, llamada Policía Estatal de Texas, disuelta solo tres años después. El 1873 el recién elegido gobernador de Texas, Richard Coke, vuelve a poner en funciones a los Ranger. Fue durante esta nueva etapa en la que sus acciones fomentaron la leyenda, muchas veces noveladas por la prensa de la época, mientras que por otro lado despertaron críticas por su violento accionar que culminaba muchas veces con los delincuentes prácticamente fusilados.

1409_rangers

1409_rangers

A pedido del Capitán Sam Walker para equipar a sus rangers, Colt diseña y fabrica en 1847 el revólver de avancarga y pólvora negra más potente que existe: el Colt Walker.

En enero de 1919, una investigación iniciada por un legislador de Texas, determinó que cerca de 5.000 hombres –en su mayoría de ascendencia hispana– habían muerto en manos de los Rangers entre 1910 y 1919, mientras que muchos de sus miembros habían estado involucrados en actos de brutalidad injustificada. La Gran Depresión obligó a los gobiernos estatales a reducir el personal, por lo que el cuerpo de Rangers se redujo a 45 hombres y sin medios de transportes, sólo se le ofrecía la posibilidad de viajar gratis en el tren para ellos y sus caballos.

En 1933, la electa gobernadora de Texas –Miriam Amanda Ferguson– despidió a todos sus integrantes que quedaban en servicio, siendo esta la última disolución de su historia. Pese a ello, dos Rangers “desocupados” –Frank Hammer y Benjamin Maney Gault– tuvieron que ser contratados para encontrar y detener a Bonnie Parker y Clyde Barrow, quienes fueron muertos por los agentes texanos en 1934, en un controversial enfrentamiento con ciertos visos de ejecución.

En 1935 y ante la desorganización de las agencias de la ley del Estado de Texas, la legislatura resolvió crear el Departamento de Seguridad Pública, integrado por la Patrulla de Caminos estatal y los Rangers. Organización que se mantiene hasta el día de hoy, con la protección estatutaria de que debido a la importancia histórica y su simbolismo, los Texas Rangers no pueden ser disueltos. 

1409_rangers

La Colt modelo 1911 en calibre .4 ACP es el arma preferida de los Rangers texanos. Influenciados por la cultura mexicana, generalmente lucían finos grabados y cachas ornamentadas. (Foto: Museo de los Rangers de Austin),

En esta Nota

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend