Lantia 46: Un diseño simple y exclusivo

Esta nueva unidad del Astillero Navegar es sencilla, ideal para un uso deportivo. Posee líneas exclusivas, buen planeo y un parabrisas envolvente bien ubicado.

Por

El joven Astillero Navegar, oriundo de la zona sur del Gran Buenos Aires, nos tiene acostumbrados a presentar siempre productos únicos, donde el diseño de sus modelos es desarrollado de forma total por su empresa, sin copias o parecidos a embarcaciones de los mercados internacionales. Esta característica principal hace que sea elegida por aquellos nautas que les gusta ese toque diferente y distintivo del resto, donde las líneas de los productos se asemejan mucho a las tendencias de otras plazas.

 

Diseño dominante

La primera impresión la dan sus líneas, con una cubierta desarrollada toda en una sola pieza. Posee un sector de popa único, con trazos rectos y curvos, tanto en perfil como en planta, donde dos plataformas de baño, una a cada banda, se destacan rodeando el lugar donde se ubica el motor propulsor. Este sector de balde es de gran tamaño y tiene buena altura (francobordo) para dar una mayor seguridad en navegación. En la zona central de la popa posee un buen tapizado, que podría oficiar como pequeño solárium o asiento sobreelevado para cuando se está fondeado. En las bandas para el modelo de prueba se instalaron dos antideslizantes Deck Line que le dan un toque de calidad extra, destinados a marcar la zona de ingreso al cockpit.

Continuando con lo referente al diseño exterior, hacia la proa tenemos un lanzamiento invertido hacia abajo, que sirve para mejorar la visibilidad desde el puesto de mando. En la parte central, el parabrisas acompaña las líneas de cubierta. Y su altura, algo justa, en algunos casos interfiere la visión del timonel, según quien esté al mando. Hacia la proa, el cierre es perfecto y también nuevamente de diseño exclusivo de la marca: dos barras de acero inoxidable acompañan la línea lateral de proa, simulando una manija muy bien lograda.

Otro sello distintivo de Navegar son sus tradicionales luces de navegación de led, integradas a la proa en cubierta, y no un simple faro comercial como es habitual. Para el amarre tiene un cáncamo en proa y tres cornamusas bien ubicadas (dos en popa y una a proa sobre crujía).

 

 

Cockpit

Si ingresamos por las bandas sobre el sector de popa, veremos que la altura de piso matrizado en plástico es cómoda y permite un acceso agradable. Una vez en el interior, a popa hay un asiento que va de banda a banda, para dos o tres personas, con dos posavasos ubicados en la zona central sobre una columna de plástico integrada a la cubierta. Debajo se ubican dos parlantes (opcionales) y un gran lugar para colocar dos tanques portátiles de combustible. En la sentina tenemos la caja portabaterías (con el cortacorriente bien ubicado en el balde portamotor) y la bomba de achique eléctrica reglamentaria. Hacia los laterales, dentro del cockpit, las guanteras son amplias (entra cómodamente una pala bichero y los salvavidas), alfombradas por dentro y rodeadas con una tapicería al tono de la embarcación.

 

Más equipamiento

 

La zona del timonel y el acompañante está dotada de dos consolas. La primera posee dos relojes del motor, tablero de teclas y lugar para poder colocar una ecosonda (opcional). La otra consola, sobre babor, instala una buena guantera con llave, toma de 12 volts con puertos USB, y en segundo nivel tiene un sector para poder ubicar el equipo de música y una radio VHF (opcionales). Los asientos de estos sectores son tipo butaca y están montados sobres unas bases de plástico integradas al piso que poseen una tapa redonda posterior para lugar de guarda.

Si continuamos hacia adelante, por medio de una puerta central que se rebate hacia babor accederemos a un sector proel que, por medio de un tapizado removible en la zona central, se pude convertir en solárium.

La zona posee dos posavasos, dos parlantes (el equipo de música es opcional) y se encuentra completamente tapizada al tono del resto de la embarcación. Sumando a todo el equipamiento de serie, en forma opcional el astillero ofrece al cliente una gran variedad de accesorios que incluyen más relojes para el motor, toldilla, bimini, toneau de proa y popa, piso espumado Deck Line y sistema de asistencia a la navegación Naving.

El fondo de esta nueva embarcación también es de diseño propio y se compone de una base en “V” semiplana de geometría variable, con un deflector por cada banda. Esto otorga una navegación franca en los ríos interiores y un menor consumo de combustible. Además, el motor fuera de borda está montado en un sistema del tipo braket, lo que genera un mejor rendimiento al propulsor fuera de borda.

La unidad probada montaba un motor Honda de cuatro tiempos y 60 HP, el cual entregó la potencia en forma gradual a bajos regímenes. Así pudimos obtener registros de velocidades máximas cercanas a los 60 km/h con tres pasajeros a bordo. El astillero declara en forma oficial que la misma unidad con un motor de 40 HP alcanza los 50 km/h de máxima y, si subimos 30 caballos más (o sea un 70 HP), la velocidad máxima ronda los 65 km/h. Registros nada despreciables a bajas potencias, teniendo en cuenta que el consumo de combustible será contenido.

 

 

Performance

 

En cuanto a la navegación, se pudo ver que los virajes son buenos, respondiendo al timón en todo momento. Incluso, en algún que otro viraje tocamos con el botazo sin sufrir desplazamientos ni subvirajes. En oleaje, el casco responde bien, siempre que sea de mediana altura debido a su fondo con “V” semiplana. La nueva Lantia 46 se suma a la familia Navegar incrementado el portfolio de la marca a ocho modelos, todos con ese sello especial de ser un diseño exclusivo.

Deja un comentario