Galería de imágenes.">

Cómo vienen los campos en 2014

De cara a una nueva temporada de caza menor, cómo estarán las perdices y las liebres. Galería de imágenes.

Por

En el programa de radio Trotamundo (que se emite todos los miércoles de 18 a 19 por AM 610 desde la redacción de Weekend) nos enredamos en relatos y anécdotas hasta llegar al entrañable Rodolfo Perri, aquella persona que supo dejar huellas en todos los ambientes que toca esta revista, tanto en la caza como la pesca, gracias a su conocimiento, ingenio y camaradería.

Pensando en emular a este gran maestro, salí a verificar cómo está la población de perdices y liebres a esta altura del año, y así orientar a los cazadores para la próxima temporada. Alisté mi bolso, mi sombrero y la jaula de Folk, mi fiel compañero, que se movía nervioso y expectante porque presentía la inminente salida al campo. Lo noté olfateando los preparativos, como dándome a entender que faltaba algo, y es que para esa salida no había ni cartuchos ni escopeta. Sólo se calmó cuando lo subí al auto. Habrá pensado “mi amo se volvió loco, se olvidó la escopeta”, sinónimo para él de una cacería en ciernes.

Salir a relevar

Esta era una salida para aceitar tranqueras y comprobar cómo se prepara la temporada 2014. El rumbo programado: Ayacucho, General Guido, Tandil y vuelta por Tapalqué, con un desvío de último momento de 300 km. Pasé a homenajear a mi padre por su Guaminí natal y sentir por un instante que volvía a recorrer sus campos a su lado. Soñé con ver a Tom, el pointer de mi infancia, con mi fiel Folk, y contarle que Guido, su nieto, se casa este mes y espero que pronto llegue la quinta generación de cazadores de nuestra familia.

A pesar de que este año estuvo vedada la caza en la zona de Guaminí por las inundaciones, en los alrededores la población de perdices y liebres creció en gran número, y si la próxima temporada habilitan este ámbito deberemos tenerlo en cuenta, ya que aparte de la caza y pesca, la ciudad tiene buenos hoteles y lugares de hospedaje.

Junto a Mario Pacheco, quien me oficiaría de colaborador, arrancamos a las 6 en la zona de Gral. Guido con la consigna de no pasar más de media hora en cada campo de las localidades que iba a visitar. Si bien tenía dos días para realizarlo y las jornadas se presentaron nubladas, no quería exponer a Folk a un desgaste inútil con una temperatura de media a elevada por la estación. Ya cuando bajamos, el perro comenzó a tomar campo y corrió unos 50 m. Segundos después giró su mirada, estilizó el cuerpo, su cabeza, lomo y cola en una línea recta casi perfecta, para recoger su pata y realizar la primera marca.

Nota publicada en la edición 496 de Weekend, enero de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Temas en este artículo: , ,

Un comentario en esta nota

  1. Damian | 28/04/2014 | 8:22 PM

    disculpen tengo una duda,la temporada de caza menor empieza el 1 de mayo al final o no?

Deja un comentario