Jueves 22 de febrero de 2024
TURISMO | 06-09-2023 07:00

Montevideo: caro pero el mejor

El circuito afro que se estrena en breve se suma al de China Zorrilla, y ambos a los barrios insignia. Más 24 impecables kilómetros de rambla que congregan runners y caminantes a más no poder. Excelente gastronomía y buenos espectáculos contrarrestan los mates salados y el tipo de cambio, y la opción sigue siendo positiva.
Ver galería de imágenes

Como una suerte de mar bravo, el Plata confunde a más de uno cuando el viento levanta olas que revientan contra su extensa rambla, bañando a corredores, gente de paseo y hasta a taxistas que pasan rasantes por la vereda. El río se sabe valioso aquí, se lo custodia por 24 km de cara a barrios históricos y modernos, que potencian sus playas, parques y senderos donde los deportistas se sienten en casa. En una casa siempre a mano y envidiablemente relajada. Y es que podría considerarse a Montevideo una hermana menor, por origen y naturaleza, de la vieja Buenos Aires.

0825_montevideo

Sin embargo, como todos los hermanos, se crían parecidos, pero salen bien distintos y, aunque el tipo de cambio ahuyente a algunos argentinos, siempre genera nuevos atractivos. En estos últimos meses hubo varias noticias, entre las que se destacan el circuito que homenajea a China Zorrilla y el inminente “Latido Afro”, disipando un poco el enojo por los mates que quedan salados y el consecuente costo del agua envasada, producto de la sequía (aparentemente ya controlada) que obligó a la potabilizadora local a tomar agua más adentro, donde el río se confunde con el mar. Una de cal y una de arena, dicen, aunque la balanza dé positiva aquí, más si se suman los rincones de la Ciudad Vieja, las imperdibles parrilladas del Mercado del Puerto, la siempre atractiva feria Tristán Narvaja, los espectáculos del teatro Solís (foto arriba) y los coquetos barrios de Punta Carreta, Carrasco y Pocitos. 

Identidad

De cara a la playa, entre barrancas y llanos, los hilos invisibles de un mundo musical y futbolero, popular y paquete, se unen y repelen, se conectan y potencian. Hay barrios bien distintos, pero en todos se escucha el “Tá” como pregunta que afirma; o el “Bo”, utilizado siempre para enfatizar. El mate lleva bombilla ancha y nadie se pierde un chivito, esa suerte de lomito preparado para un rey con todo lo que se pudo agregar dentro. Y está el candombe, claro. “Este es el sueño de mis viejos, Margarita Barrios y Waldemar Silva, que hicieron del candombe, su pasión, una excusa para trabajar en lo social”, cuenta Matías Silva mientras apila los trajes del Centro Cultural Cuareim 1080, el punto de encuentro de Barrio Sur donde se enseña a tocar, pero también, se contiene a los más vulnerables. 

0825_montevideo

“Hemos progresado mucho estos años, pero aún hay racismo. Incluso en nuestro barrio hemos escuchado alguna vez decirnos ´monitos que hacen ruido´. Por eso no debemos olvidar que somos un polo de resistencia y de resiliencia cultural, y es importante que la historia quede plasmada en este Latido Afro que hoy potencia la ciudad. Nuestra historia siempre fue transmitida oralmente, pero ahora va a quedar plasmada”, asegura el responsable de uno de los 12 puntos geolocalizados donde el circuito turístico y cultural auto-guiado por los barrios Sur y Palermo, tiene una parada central. Con eje en la población afro de Montevideo, el recorrido que arrancó los primeros días de julio puede chusmearse ya en www.latidoafro.uy con videos y distintas voces de los dos barrios emblema, y puntos destacados como el Centro Cultural Cuareim 1080. Hay también una visita por los murales que visten calles y pasajes, y la agenda de comparas para animarse a bailar. 
“Acá en Uruguay el candombe se toca palo y mano, y hay tres toques bien característicos: el de barrio Sur, el de Palermo y el de Cordón. Y eso tuvo un inicio: cuentan que no se podía apoyar el tambor porque era visto como ofensa a las creencias de los amos, por eso se fue apoyando en el cuerpo y luego se colgó. Eso habilitó la posibilidad de caminar y así las comparsas incipientes empezaron a avanzar y encontraron su destino. El modo de construir los tambores cambió, algunos materiales también, pero la esencia no. La conexión, el trance en el que te sumerge, es único. Yo he visto a gente sangrando los dedos que no ha dejado de tocar”, cierra Silva, que además es docente y músico, y con su grupo participó de la grabación de un tema del último disco de Bajofondo, que compitió en los premios Latin Grammy.  

Otro clásico

El año pasado se cumplieron 100 años del nacimiento de China Zorrilla, la gran actriz rioplatense, y la ciudad que la vio nacer quiso rendirle homenaje. Armó paseos que evocan su carrera, desde la pantalla chica al teatro, pasando por la beneficencia y hasta la mansión de su abuelo, con tours temáticos gratuitos. Así, “Me divierte estar viva”, frase que la describe en cuerpo y alma según quienes la conocieron, se ha vuelto un clásico de la visita a Montevideo. Autoguiado, el recorrido incluye lugares icónicos de la capital uruguaya para que montevideanos y visitantes puedan aprender sobre su vida y obra. Por medio de 16 tótems geolocalizados se puede acceder a una plataforma donde la actriz, o alguien cercano a ella, relata pensamientos, anécdotas e historias, siempre cercanas a teatros, monumentos y locaciones relacionadas con la dirección teatral, el piano, la producción artística y la composición, tareas que China Zorrilla supo condensar. Por ejemplo, en el Club de Golf del Uruguay se cuenta sobre el día en el que conoció al escritor argentino Jorge Luis Borges, y en el Teatro Solís se revela lo que significó para ella volver a la Comedia Nacional. Y en la casa de Juan Zorrilla de San Martín, “el poeta de la Patria”, se puede descubrir a la niña que le recitaba a su abuelo, entre otros momentos importantes.

0825_montevideo

Otro distintivo de Montevideo es la mixtura entre lo antiguo y lo moderno. Bares y boliches emblemáticos renuevan su look por dentro, mientras la “alarma monitoreada”, esa suerte de encargado de edificio online que vigila el inmueble durante las 24 horas a través de un televisor gigante y a distancia, se impone en edificios nuevos pero también históricos. Como toda gran urbanización, está repleto de taxis y colectivos, pero en su mayoría son eléctricos. Incluso un par de líneas ponderan ya su “100 % uso eléctrico” y hay estaciones de carga en plazas y estacionamientos. Los parques Rodó, Punta Carretas, Juan Zorrilla de San Martín, Batlle, Fructuoso Rivera e Instrucciones del año XIII, son algunos de los pulmones verdes de la ciudad, que no sólo están en relación con la rambla, sino también repletos de juegos nuevos e interactivos. 
En varios de ellos, los fines de semana hay espectáculos y ferias gastronómicas itinerantes, con recetas que parten de su tradición, que al igual que en la Argentina, es una unión de las cocinas italianas, españolas y nativas, pero que suman propuestas internacionales, gourmet y veganas. Todo ello puede degustarse con los buenos vinos locales de cepa tannat que la región ha sabido explotar, en especial la bodega de la familia Bauza. O con el famoso medio y medio, un verdadero invento uruguayo que mezcla vino espumoso dulce y vino blanco seco, dando vida a un corte casero. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Donadío

Pablo Donadío

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend